lunes, enero 16, 2012

Una paleta de dulce

Hoy en mi clase de 1ero A una niña me dio un regalito. Como les había señalado antes, los alumnos son muy cariñosos aún con las maestras más histéricas (de hecho creo que me quieren porque les grito MENOS que las otras, nótese el énfasis en "menos"). Me gustaría insistir en dos puntos: 1) Es fecha en que han pasado ya tres días hábiles después de la supuesta fecha de examen sugerida por el director (y que son como tres semanas después de la que teníamos marcada como oficial en el cronograma del programa de inglés de la SEP), y seguimos sin exámenes impresos. Esto es destacable debido a que hicimos un bazar en el que yo traje un montón de cosas de mi hijos como donación para vender y sacar fondos. Se sacó más que suficieente para las copias de mis alumnos. Yo ofrecí sacar las copias con mi dinero puesto que nos pagaron el viernes y me dijeron que no, que ya el lunes (hoy) me las tenían.
2) No es necedad mía el exámen escrito. Es requisito del programa de inglés para el que yo trabajo. Para evaluarlos me basta con verlos esforzarse en decir "may I go to the bathroom, please?" o simplemente darme cuenta de que siguen mis instrucciones aún y cuando se las doy en inglés. Ellos van aprendiendo, poco a poco, aún sin darse cuenta, y eso me entusiasma.
El viernes se suponía que iba a hacer mucho frío, y al final no hizo tanto, pero la mayoría de las mamás decidió no mandar a sus niños. Yo como quiera hice exámenes orales a los que estuvieron presentes y cumplí con mis horarios de clase normal. Así fue como terminé platicando con las maestras titulares de 2ndo A y 5to B. En el salón de segundo fueron 4 niños, les hice las preguntas, revisé sus libretas y luego les permití continuar con una actividad de repaso que les había encargado su maestra. Mientras ellas me contaban cómo en otros años dieron otros grados. El punto es que dos alumnos de la maestra de quinto, fueron alumnos en primero y segundo de la otra maestra. Ella en su momento los había reprobado, dos veces, pero ahora está prohibido reprobar, por lo que de pronto los subieron de segundo a quinto sin pasaar por tercero y cuarto solo para que estuvieran con los niños de su edad. Estos son casos trágicos porque llegan a quinto para ir con sus pares, pero no tienen idea del nombre de las letras. No saben leer, no saben escribir y no se diga de contar, sumar o restar. creo que al final sólo estamos socializando analfabetas funcionales y eso no puede estar bien. Creo que cuando se detectan casos en los que los niños necesitan alguna atención especial para aaprender debería de dárseles.
Cuando tomaba mi curso de capacitación me tocó escuchar a muchas maestras que decían: "bueno y si no aprende los paso y ya sin preocuparme, ¿no?" Y yo quería jalarme el pelo. Claro que no. Si no aprende es porque no haz encontrado la forma ni la herramienta para llegarle, no es que él no aprenda, es que yo no le estoy enseñando.
Muchas personas me comentaron en mi último post sobre escribirles a los alumnos en sus libretas. Creo que no saben, o no aclaré que a varios de mis alumnos yo les compré, forré y llevé libretas porque sus mamás no podían. a muchos otros yo les hago los trazos en color para que ellos los repasen en lápiz. Tengo 186 alumnos. 80 de primer año y 106 de segundo. Tengo un segundo trabajo por las tardes en un call center para poder así mantener el derecho al Seguro Social porque sino mi familia se queda sin doctores y medicinas. ¿Debería acaso llevarme a diario 186 libreatas a mi casa y escribir en cada una de ellas las actividades del día siguiente? ¿A qué hora? ¿Antes o después de saludar y convivir con mis hijos? ¿Cuando voy en camino a mi otro trabajo? ¿O mejor aún, me olvido de dormir y me dedico 100% al prójimo?
Pero en fin, hoy una niña muy linda se acercó a mi después de que terminó en su libreta una actividad que decía: "Today is Monday, January 16, 2012. My name is Vanesa. I am 6 years old. I live in Monterrey, Nuevo León, México. I have no brothers and 2 sisters." Y con una paletita en la mano me jaló el suéter y me dijo: "Tícher, tenga es para usted."
La etiqueta de la paleta dice: "Motel Canarias. Av. abraham Lincoln No. 12001 Col. san Bernabé, Monterrey, Nuevo León, México. Tel. 8306-3434"
...Y una sólo puede hacer mil conjeturas... ¡Y comerse la paleta!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

nooooooooooooooooo!!! jajajaja como te aguantaste la curiosidad, de donde salio esa paleta???? jajajajaja

no se supone que los maestros tienen ISSTE? o es hasta que les den la planta o como?

suerte con los examenes!

Manuel Tenorio dijo...

Me sacaste lágrimas con el post de hoy. ¡Ay del México dejado de la mano de los mexicanos!

Anónimo dijo...

¿y asi se espera que los mexicanos lleguen a la educación superior? cuando la educación básica carece de calidad y recursos, suerte con tus alumnos y en tus trabajos, muy tierna la niña :)

Gloria dijo...

Sospecho que la paleta es porque alguno de sus padres trabaja ahí.