viernes, noviembre 21, 2014

Y que Santiago debuta en gimnasia rítmica

Santiago es un niño muy activo y no deja de moverse. Siempre ha querido estar en la punta del grito en todo lo relacionado al movimiento. En primer año se metió al programa de natación que tenía la escuela con la Alberca Olímpica. En segundo año nos pidió entrar a la Conquista para irse de campamento. Y ahora, en tercer año, nos salió con la novedad de que se metió al grupo de gimnasia rítmica de la escuela. Es el único niño en toda la escuela que "se atrevió" a hacer semejante cosa. Ana y yo lo dejamos ser. Él pidió entrar y la maestra de educación física lo incluyó. La titular del grupo solo le puso de condición que se cortara las uñas. Y él es feliz... ha bailado con su grupo desde primero de kinder pero yo no lo había visto tan sonriente como el día de hoy en su debut con el grupo de gimnasia rítmica. Creo que este será un bonito recuerdo de su infancia:



domingo, septiembre 14, 2014

Heme aquí

Cuando me dijeron que tendría hijos, nunca me imaginé que a Santiago y a Diego les fuera a gustar tanto el rollo de los niños exploradores. Así pues, nunca me imaginé tener que pasar un domingo vendiendo chucherías para sus campamentos y materiales y demás.












miércoles, agosto 20, 2014

Libretas pret-A-porter

Pues tengo en casa un par de señores algo exigentes... Ok, es mentira. tengo en casa un niño, divinamente cariñoso, dócil y tierno que acepta con felicidad y facilidad lo que le demos y también tenemos a Diego. Así pues, anoche me dediqué a forrarle las libretas a mis querubines.
Las maestras tuvieron a bien ponerse de acuerdo en qué colores escoger para cada materia. Por lo tanto únicamente necesitaba esoger las ilustraciones que acompañarían cada uno de los cuadernos y listo. ¿Fácil, cierto? ¡FALSO! Las imágenes necesitaban coincidir en gama de colores con el color del forro de las libretas para no "desentonar".
Heme pues a mí, a Diego y a Criseida, revisando página por página revistas y revistas para elegir las imágenes adecuadas, LA imagen correcta que iría en la libreta y que reflejaría la personalidad de tal forma que diera el mensaje correcto, en la gama certera de colores...
Las libretas de Santiago, como era de esperarse quedaron listas en un santiamén, pero con las de Diego terminamos a las mil de la noche. Luego hubo que forrar todas con papel contact y evitar que quedaran esas odiosas burbijas que se forman y evitar que se echara a perder la "obra maestra" en la que habíamos trabajado su madre y yo por tantas horas.
Al final valió la pena :d he aquí el resultado final...


lunes, agosto 18, 2014

Un nuevo regreso a clases

Y hoy regresaron a clses otra vez Santiago y Diego. Esta vez han entrado a su tercer año de la escuela primaria. Han vuelto a la misma escuela de los años anteriores y finalmente nos hemos librado de la terrible maestra que en años anteriores aterrorizó a Santiago y Diego respectivamente en primero y segundo. Parece que las maestras que les han tocado este año son buenas porque ambas le han dado ya clases al hijo de una mamá que es muy exigente, algo así como nosotras. Estamos contentas.tenemos altas expectativas y esperamos sean bien cumpledas. 
Yo amanecí MUY ansiosa. Creo que más ansiosa que ellos. Lo gracioso fue que al ir a despertarlos Criseida a su recámara, Diego ya la acechaba despierto y la "espantó". Yo no pude salir de la cama hasta que uno de mis hijos me hizo una terapia de abrazos, porque literalmente tenía un ataque de pánico y ansiedad. La verda, es terrible cuando las madres nos ponemos más ansiosas que lxs hijxs, pero a la vez, es reconfortante saber que llxs van con toda la tranquilidad del mundo a enfrentar su día, sabiendo que entran a un espacio conocido que ya dominan con toda calma.
No sé qué me ha pasado ahora, creo que ando más bipolar que de costumbre, pero bueno, habrá que darme tiempo...
¡Feliz regreso a clases a todas!
Regreso a 2ndo año de primaria con mochilas nuevas

Regreso a 1ero de primaria, sin lonchera, pero con muchas ganas :D


Regreso a 3er año con toda la actitud! :D

sábado, agosto 16, 2014

Necesito ayuda en el grupo de la red de madres

Para mi la vida comenzó hace prácticamente 20 años, antes de eso no recuerdo muchos momentos que fueran plenos y felices. Hace 20 años entré a la prepa, conocí a mis mejores amigos y comencé a tomar clases de arte. Pasaron muchos años en que lo único que disfruté en la vida como hija única fue el arte y mis amigxs. Soy una enamorada de mis amigxs. Hay quienes dirán que soy una enamorada de más. Lxs envidiosxs dirán que soy posesiva y controladora, :P quizá sea cierto... pero no caeré en especulaciones baratas... 
En fin, el arte y mis amistades, MIS amistades, llenaron mis tardes de ocio por muchos años felices hasta que una bonita mañana de mayo conocí el activismo y me enamoré por completo del concepto... era un festejo del día de las madres, un evento en alguna colonia popular en el DF y bueno... desde entonces, es lo mío. NADA, nada ha conmovido tanto mi alma como regalar mi tiempo para darlo a otras personas, para lograr cambios sociales. Amo los ojos de los y las niñas cuando pintan, pero amo más los gritos de cientos de personas que se unen para exigir sus derechos en la calle, las panzas desnudas de mujeres gordas que se escriben frases y las lucen desnudas, unidas contra el patriarcado que nos opreme a todxs.
Vibro cuando en colectivo luchamos, nos unimos y logramos cambios en beneficio de nuestrxs hijxs, por eso no dudo en dar un día más, una hora más, intentarlo una vez más. Además soy el tipo de persona que antes de tirar un par de zapatos que "aún sirve" los arregla y les pone glitter y les da una nueva vida. Para mí todo tiene arreglo, todo tiene una segunda y una tercera oportunidad, un nueva vida, siempre se puede intentar de nuevo si se quiere.
Sin embargo, de un par de meses para acá me siento un poco desganada, descorazonada, triste. Ya he tenido experiencia con varios grupos. Cuando fundamos COMALES eramos Criseida y yo las que teníamos que estar puntuales cada domingo para abrir el espacio, junto con Karla y Dess, nosotras dos porque éramos las "organizadoras", ellas dos porque eran las dueñas del espacio. Había veces en que se llenaba de mamás el grupo y teníamos hasta 10 familias, pero había veces en que sólo eran nuestras dos familias con nuestrxs 3 hijitxs, y ya. Y así seguimos por 2 años, y así siguen Karla y Dess hasta la fecha en Monterrey, ahora, que se juntan con otras mamás por allá.
Cuando nos tocó fundar y trabajar con Las Juanas, fue otra cosa, porque no se trataban ni de niñxs, ni de familias, así que las dinámicas y el comrpomiso eran súper diferentes. La gente llegaba porque estaba interesada en otra cosa, en conocer a otras personas y siempre había gente nueva dispuesta a trabajar.
Ahora, acá en DF, buscando trabajar con familias, la cosa no se trata de dónde están, o cuándo se juntan, ni nada de eso, sino que falta lo más importante, los recursos económicos para poder tener un espacio y un trabajo más estructurado. También faltan compromiso y disciplina. Es una pena que contando con la visibilidad y los espacios no haya la disposición de trabajar de una forma más regular y constante.
Llevamos ya dos años en esta ciudad y tenemos ya algunos convenios, algunos muy buenos, por ejemplo con jóvenes de otras agrupaciones lgbt que están dispuestos a apoyar con su tiempo y voluntariado a nuestrxs niñxs para divertirlxs y hacer talleres lúdicos y didácticos, sin embargo, las mamás no se comprometen en tiempo y forma a asistir, participar, venir, llegar. Y eso me pone triste.
Me pone a pensar, después de 7 años de participar en conferencias, talleres, pláticas y demás, es a mis hijos a los que SIEMPRE hay que pedirles que se queden calladitos y quietecitos para no interrumpir alguna plática que estamos dando Crix o yo para beneficio de otrxs, son Diego y Santiago los que se quedan sin comer porque tuvimos que arreglar la casa para dar en nuestra casa el taller de equis o ye cosa y no nos dio tiempo de atenderlos a ellos como se merecían. Son Santiago y Diego los que se quedaron con sus útiles sin forrar porque nosotras ocupamos la tarde en la reunión de madres de no sé qué en lugar de priorizar. Y bueno, que quizá después de 7 años de visibilidad lésbica Diego y Santiago YA tienen MUY clarito el concepto y ya entienden muy bien que tienen dos mamás y ya no necestamos explicárselos de neuvo. Y creo que ellos ya no ocupan que yo les explique de nuevo que Criseida es mamá y yo soy mami, y menos para que una señora se confunda como loquita y luego nos desprestigie masivamente y se invente debajo de la manga que los exhibimos como animales de circo para que les den maní...
O sea, que tampoco nos vendría mal dejar del todo ya el "Show de LasDosMamis" ¿no? Porque ya nos viene quedando muy grande el paquete, estamos un poco agotadas de que por un lado tenemos gente que nos dice "es que ustedes no saben delegar y lo quieren abarcar todo y lo quieren hacer todo", pero llevamos un par de meses pidiendo ayuda, casi pidiéndola a GRITOS por inbox, por mail, por post "por favor, ayúdenos en la fan page, por favor, ayúdenos en el grupo, por favor, ayúdenos llegando más temprano para barrer antes de la reunión, por favor, necesitamos gente que quiera formar parte del grupo" y sin embargo esa gente no sale, y cuando sale surgen conflictos, o dicen que sí por dos días, o quedan que llegan y no llegan....
Estoy agotada. Estoy muy agotada. Estoy decepcionada y agotada. Estoy tan cansada. Eso me hace sentir enojada con gente a la que quiero por una situación que en realidad me gusta, y eso no me gusta, así que me siento incómoda. :/ Quisiera que las personas que supuestamente también están involucradas e interesadas en participar en este proyecto de un grupo de madres lesbianas estuvieran apoyando, trabajando y haciéndolo crecer.

viernes, mayo 23, 2014

Una tarde de viernes

A Diego y Santiago les encanta hacer manualidades y el día de hoy decidieron hacer huevos de Pascua para llevarlos mañana a la reunión de madres:

miércoles, mayo 21, 2014

Tengo miedo...

Ya tenía mucho sin escribir un "Corazón vernáculo*"...
Sobre los miedos...
Tengo miedo al miedo que siento y me invade y me come la cabeza y me paraliza y no me deja pensar...
Llevo días pensando en el miedo. Días de pensar en que todo puede salir mal y derrumbáreme encima. Literalmente. Muero de miedo. Se me para el corazón y dejo de respirar. Cuando era una niña mi cuento favorito era Juan Sin Miedo. No podía creer, no podía entender un personaje que jamás hubiera conocido el miedo. Yo vivo con miedo, o sobrevivo con miedo. Yo quería ser Juana Sin Miedo. Por eso grito y me vuelvo loca. Pero termino en eso, emulando a Juana la Loca y no doy para más. El miedo me come de nuevo, me traga, me rejurgita, me escupe y me deja hecha una bolita mojada y babosa, mojada y muy babosa.
Tengo miedo a salir de la cama. Algunas mañanas tengo miedo de abrir los ojos. Duermo con un gorro quee me tapa hasta la nariz. Dormí con las luces encendidas hasta que dejé de dormir sola. Me da miedo la noche, lo oscuro, lo desconocido, lo que no controlo, lo que me controla. Me da miedo la vida.
"Tengo miedo que el viento 
robe mi voz. 
Tengo miedo que ellos 
me vean triste, 
es por eso que yo 
no quiero salir." 
(Natalia Lafourcade, Azul)
Yo también tengo miedo a salir. A tener que dejar mi refugio y enfrentarme a la gente. A ver caras nuevas, a ver caras viejas, a deberle algo alguien, a quedarle a deber. A nunca tener con qué pagar. A ser insuficiente. Tengo miedo a no dar el ancho, a no cumplir las expectativas que se tienen de mí. Tengo miedo a ser un personaje fictiio, una imaginación que se crea la gente y que viene a confrontarme para que luego se den cuenta de que yo no soy eso que creen...
Tengo miedo a bañarme y que se me acabe el agua caliente a la mitad. Cuando no se acaba me da miedo salir de la regadera y tenerme que vestir. Tener que salir, tener que decir hola y sonreír...
Tengo miedo a hablar por teléfono, con conocidos, con extraños, con el mundo. Tengo estrés postraumático de un call center y no quiero volver a contestar un teléfono nunca. Tengo miedo de tener que sonreír como dando servicio al cliente. Tengo miedo de que si no lo hago le voy a caer mal a la gente. Tengo miedo de caerle mal a la gente.
"No todos son tan malos
No todo esta mal
No todos son villanos
Querindote matar
No todo esta perdido
Ni se va a acabar
La vida es un Pic-Nic"
(Fobia, Tengo miedo)
Tengo miedo de salir de mi casa, de encontrarme con gente, de tenerla que ver a la cara y de que puedan darse cuenta de todo el miedo que me dan. Tengo miedo de tener que ser amable y seguir con las convenciones sociales tradicionales, de tener que hacer lo que se tiene que hacer porque no me queda de otra. Me cuesta confiar. Me cuesta confiar en mí. Soy un manojo de nervios.
Tengo miedo de volverme a soltar llorando un día cualquiera en medio de la fiesta de alguien, sólo porque sí, y que no haya nadie. Tengo miedo a quedarme sola. Como esas pesadillas en que una sueña estar desnuda frente a la clase, pero llorando enfrente de extrañxs que no sepan de qué lloro yo. Tengo miedo de no poder dejar de llorar. Tengo miedo a no saber explicar qué es lo que me hace llorar, a no encontrar nunca las palabras.
Tengo miedo de mí, de lo que soy capaz de hacer y de decir, pensándolo y sin pensar. Tengo miedo de dañar a las personas que me aman. Tengo miedo de romperlas. Tengo miedo de nunca saber lo que es no tener miedo. Tengo miedo de mi impulsividad. De que un día se me crucen el metro y una depresión.
"Tengo miedo, porque ayer gritar 
era mi forma de ir hablando. 
Tengo miedo, que hoy callar 
sea mi forma de ir gritando."
(Los Bríos, Tengo miedo)
Tengo miedo de mis violencias. A lo que grito cuando exploto, a lo que callo cuando prefiero estar como ausente. Tengo miedo a mis secretos. Tengo miedo a lo que comparto. Y todas las verdades giran como boomerang y regresan siempre a nostrxs, a mí. Diga lo que diga, o aunque no lo diga yo, siempre vuelven a mí mis acciones, me da miedo que me alcance cualquier cosa que no debiera de haber hecho. Me da miedo vivir arrepentida de lo que nunca me he atrevido a hacer.
Tengo miedo a nunca poder cuidar, nunca poder proteger, nunca ser lo suficientemente buena, nunca alcanzar la meta. Nunca ser lo que esperan de mí. Tengo miedo de mi cuerpa. De que no sea lo suficientemente grande y fuerte para proteger a lxs que amo. De que sea tan grande que nadie quiera amarme. De cumplir y no cumplir, de tocarla y dejarla de tocar. Tengo miedo de volverme loca, tengo miedo de ya estarlo.
Tengo miedo de ser tan miedosa que ni si quiera se pueda hacer un melodrama con mi biografía, sino a terminar en tragicomedia musical:
"Tengo miedo si te acercas 
Tengo miedo si no estas 
Tengo miedo si te quedas 
Tengo miedo si te vas 
Miedo si me esperas 
Si me quedo atrás"
(Ana Belén, Tengo miedo)
Tengo miedo a la bad cover version de Pulp, miedo a que todos mis miedos sean reales y no ficticios como esos fantasmas y sombras raras que se desvanecen cuando finalmente logro salir de la cama. Tengo miedo de confiar en las personas equivocadas. Tengo miedo de confiar en las personas correctas también. Tengo miedo de confiar, de creer de amar. Tengo miedo de darme cuenta de que lo que digo y lo que hago muchas veces no tienen nada qué ver entre sí.
Tengo miedo de reconocerme vulnerable en tantos miedos. Se supone que hay cosas que nos deben hacer sentir más fuertes y sin embargo son las que más miedo nos dan. Tengo miedo al amor. Tengo miedo a que exista y a que no exista. A que sea un constructo o a que sea un mero nombre para la única forma aprendida que tengo comportarme. Tengo miedo de no vivir por miedo. De estar atada al miedo.
"Y otra vez poner 
En riesgo el corazón 
Tanto miedo 
De intentar y fracasar 
Miedo de perder una vez mas."
(Ana Gabriel, Miedo)
Y vivir con tanto miedo se vuelve un cliché porque ando rondando de una ciudad a otra, de un lugar a otro, siempre con miedo de que algo pase. Miedo a la política y las revoluciones. Miedo a las muertes y las desapariciones. Miedo a quedarme sin casa, sin comida, sin trabajo. Miedo a que un día mis hijos no vuelvan a casa.
Y ayer fue la primera vez en muchos años, que esperé casi tranquila la llegada de alguien por casi una hora y estuve segura que había sido tan sólo un retraso. No pensé como suelo hacerlo, que alguien la secuestró, que me va a llegar su oreja en una cajita, que la agarró un fuego cruzado a medio camino, que...
Tengo taaanto pinche miedo a todo. Miedo a no estar ahí para quien me necesita. Miedo a ser la peor de las amigas. Miedo a no seguir correctamente el protocolo durante el temblor, después del temblor. Miedo a que se me abra la tierra bajo los pies, y morir sola, o peor... no morir.
"Miedo, es lo que debe tener la vida
Será enfrentada
Por los presos y los brujos solitarios
Por las animas de niños enjuiciados"
(Caifanes, Miedo)

Pero también tengo miedo a no sentirme necesaria, a no tener las soluciones, a equivocarme mucho y siempre, a no poder ni terminar #LaTesis, a terminarla y que sea un bodrio, el peor de todos. A que mi presencia no haga diferencia en la vida de nadie. A que haga mucha. A que sólo sea cuestión de ego.
"Miedo a no saber que piensas 
Si te hago falta 
Ganas de tirar mi ego 
Por la ventana
Y me pregunto que hago aquí 
Sin ti."
(Pepe Aguilar, Miedo)
Tantas veces me he topado con darme cuenta que no hago ni tantita falta, que salgo sobrando, que lo que yo pienso y entiendo son cosas diferentes a lo que el mundo me dice. Que yo interpreto cosas que no hay y leo entre líneas sin sentido y me hago bolas y me hago tonta y me da más miedo, porque entonces capto que estoy perdida, que estoy hecha bolas, que soy delussional. Tengo miedo a ser delussional.
"Tengo miedo de vivir.
Tengo la vida vivida
en un tercio
Tengo la vida
Tengo una pena viviendo en mi cuerpo."
(Ricardo Montaner, Tengo miedo)
Yo sé muy bien, que no puedo controlarlo todo, y que lo que tenga que pasar va a pasar. Sé que tengo que soltar y dejar ir, porque si se van las aprensiones se van los miedos. Pero tengo miedo a dejar ir. Y entonces darme cuenta de que nunca tuve nada, y ni si quiera el miedo me quede. Ni si quiera el miedo.
En fin, que volviendo a Lafourcade en resúmen:
"Tengo miedo de ti y de tu amor. 
Miedo de que mi campo 
le dejen de crecer flores de color. 

Azul, azul, azul, azul."
(Natalia Lafourcade, Azul)



*Nota de wikipedia: "La palabra vernáculo (latín: vernacŭlus'‘nacido en la casa de uno’)? significa propio del lugar o país de nacimiento de uno, nativo, especialmente cuando se refiere al lenguaje. Así, para la mayoría de los usuarios de esta enciclopedia, el idioma vernáculo es el castellano o español.
La palabra proviene del latín vernaculus, que significa nacido en la casa de uno, proveniente de vern, un esclavo nacido en la casa del amo." 
Y con esto quiero decir que es algo muy mío, muy de adentro...

lunes, mayo 12, 2014

Pequeño detalle

La maestra de Diego, aunque es todas la plagas apocalípticas juntas, al menos tiene más interiorizado que Diego debe hacer dos regalos para el Día de las Madres, de manera que el viernes nos obsequió una cartera a cada una. El caso de Santiago es más complicado. Le cambiaron de maestra varias veces en el año y aunque con esta última estamos viendo más progresos, todavía no capta de qué se trata tener dos madres, así que Santiago hizo una tarjeta y al final, cuando se dio cuenta que solo tenía un presente agregó una "S" a la palabra "Mamá" y nos dijo que era para las dos. El sábado posteé en el twitter de LasDosMamis el siguiente estado: " Mamá: "Que no se te olvide que tienes dos madres, eso es lo que quiero". Sampi: "E próximo año te haré una tarjeta". Mamá: "Eso mismo dijiste el año pasado". Sampi: "Pero tenía 6, ahora tengo 7, ya estoy más maduro".
El caso es que hoy volvió de la escuela con el siguiente detalle que me entregó a manera de disculpas:




viernes, abril 25, 2014

Soriana me decepciona



El día de hoy me presenté alrededor de las 18:00 hrs a comer en la sucursal Eugenia. Pedí la comida express con refresco y gelatina con precio de promoción a $45.00.  Puesto que soy vecina de la tienda, consumo de forma asidua dicha promoción, por lo tanto es de mi conocimiento que los refrescos que se ofrecen con la comida son de la línea Pepsi. La persona que me sirvió la comida, Abigail Sandoval Hernández me informó que únicamente contaba con Mirinda, pero el refrigerador estaba lleno de Pepsi, que era lo que yo deseaba tomar. Me dijo que la promoción no incluía ese refresco, pero sí lo incluye, lo sé porque lo he consumido en MUCHAS ocasiones. Le pedí hablar con el gerente para aclararlo, pero el gerente NO se presentó. Al momento de pagar mi cuenta, no solo me cobró de forma ADICIONAL la Pepsi consumida, sino que además NUNCA me entregó el supuesto refresco que incluía mi promoción. Acudí al área de servicio al cliente donde pedí hablar con el gerente para aclarar la situación. 




Fui atendida por el Subgerente Ricardo Díaz Chávez quien se negó a resarcir el daño, y además se atrevió a grabarme por pedirle sus datos para este reporte. Me siento molesta, humillada, y sumamente contrariada porque la promoción en el letrero dice: "Tu mejor selección en ahorro Aprovecha! Platillo express + refresco y gelatina $45.00"  En ningún lugar dice "sólo aplica a los refrescos de la charola que indique la señorita" no especifica que aplican restricciones en sabores. Ni si quiera pedí un refresco de OTRA marca, ni de otro precio! Me tiene sorprendida, ya que la garantía Soriana dice que: "Si no encuentras el producto que está anunciado en la promoción, te respetamos el precio en un artículo de similar precio y tipo y además te regalamos 60 puntos en tu Tarjeta del Aprecio." Eso quiere decir que puesto que no tenían en existencia el producto anunciado, debían darme uno similar. O sea que como no tenían Pepsis en la charola, debían de darme una Pepsi del refrigerador sin cobrarme NADA extra y además dándome PUNTOS en mi tarjeta por las molestias ocasionadas!!!


Mi sugerencia a la tienda es que el subgerente Ricardo Díaz Chávez me llame, se disculpe conmigo por las molestias ocasionadas y haga efectiva la promoción, es decir, me hagan la devolución de mi dinero y/o me den el refresco que estaba incluído y que no me dieron. Y por su puesto que me bonifiquen los puntos de la garantía Soriana a mi tarjeta del Aprecio.



miércoles, abril 16, 2014

Ana anda de gira en Michoacán segunda parte

Pues hace ya algunos años que soy muy adicta a las maternidades lésbicas, lo mío es más bien una obsesión. Y entre mis fetiches acumulativos, me dio en su momento por leer cuanto blog me fui encontrando por ahí. De entre tantos encontré el de Kar y Ro, que llamaron "Así es nuestra familia", http://asiesnuestrafamilia.blogspot.mx/. Cuando yo empecé a leérlas ellas estaban esperando a una niña concebida por reproducción asistida, y pensaban irse a casar al DF.
Un par de meses más tarde, Kar y Ro viajaron a DF y registraron a su nena con los apellidos de sus dos mamis. Todo muy lindo, muy fabuloso, así que les escribí un correo para preguntar cómo lo habían hecho, ya que a cada rato me preguntaban a mí, con esa información di respuesta a la pregunta frecuente marcada arriba en el blog. A partir de ahí me dio de alta Kar en face.
Cuando inicié la Red de Madres Lesbianas en México la agregué, ahora es una de las administradoras. Hemos desarrollado una amistad muy fabulosa que me encanta y de la cual me siento muy contenta! Tenemos muchas afinidades y unas cuanatas diferncias que hemos sabido respetar, eso es muy valioso porque nos ayuda a crear alianzas como madres lesbianas para trabajar en el crecimiento de nuestrxs hijxs.
Así pues, estos tres días que he pasado en Michoacán visitando su familia, experimentando su hospitalidad, han sido plenos reconfortantes y me han dado una visión de que el activismo virtual rompe sus fronteras cibernéticas y crea lazos reales entre las personas. Me parece poesía pura.
El resúmen de mi visita fue así:
El primer día Kar y Ro se llevaron a los niños al zoo mientras yo me quedé en su casa trabajando en #LaTesis. Por la tarde, me llevaron a probar gazpachos y he decidido que son lo más delicioso de Michoacán. Luego, para cenar fuimos a la Iglesia de la Inmaculada a cenar Tamales, Pozole, Atole Negro, todo delicioso, Santiago comió tantísimo que traía la panza dura, pero él quería seguir comiendo!!!
El segundo día fuimos a unos balnearios, Ro se la pasó con mis hijos en los chapoteaderos. Bueno, la pequeña A también ha jugado muchísimo con ellos. Kar los trepó a los toboganes, en fin, unas cosas fabulosas. Yo, la verdad es que moría de pudor. Me enojé conmigo misma porque debo admitir que no pude vencer mis heteronormatividades y me rendí ante el rastrillo. ¡Una batalla que además duró como una hora! Misma que sirvió para asolearme un total de 45 minutos porque me daba demasiada pena. En fin, que tendré que desquitarme este fin de semana...
El tercer día, nuevamente, Kar y Ro se llevaron de paseo a Santi y Diego mientras que yo trabajaba en su casa. Fueron a ver una peli, creo que Río 2. Yo mientras pude avanzar en 16mil proyectos pendientes y #LaTesis. Por la tarde fuimos a comer comida típica de Tierra Caliente. Excepto que no había un par de platillos en el menú porque el cocinero pensó que no se iban a vender y no hizo suficiente, según nos explicó el mesero :O Todo estuvo MUY rico. Y por la noche fuimos a una cena de madres lesbianas morelianas. Aunque sólo llegó una pareja, además de mis anfitrionas, me pone muy contenta saber que cada vez hay más y más parejas dispuestas a reunirse en cada lugar que voy. Sé que la próxima vez que venga serán más. Y prometo regresar en julio.
Mañana voy a tener una reunión familiar... yo les cuento...