domingo, abril 26, 2009

Yo era solo lo que tú querías ver...

O en este caso. Yo soy solo lo que tú quieres ver. O vayamos más allá, Ana, Diego, Santiago y yo somos solo lo que ustedes quieren ver.
En estos casi tres años de estar en el blog escribiendo, compartiendo nuestra vida, nuestras experiencias, nuestros sentimientos en una especie de Big Brother meets Truman Show, he leído las palabras más cálidas, los deseos más sinceros, las cosas más nefastas, la mala y la buena vibra, las críticas fundamentalistas, las visiones moralistas. He leído palabras de ánimo, de aliento, he conocido amistades, he encontrado otras historias y otras formas de ver la vida. Pero también he leído insultos, he leído palabras venenosas, con doble filo, con intención de herir, con incomprensión que solo me hacen cuestionarme de qué vale en realidad estar aquí frente a la computadora.
Pero aquí estoy, escribiendo para que alguien en la intimidad de su casa se sienta y lea y piense y diga "mira, la vida puede ser distinta", "mira, sí hay mujeres lesbianas que quieren tener hijos y saben qué ESTÁ bien tener el deseo", y "mira, sí se puede" y "mira, todos somos humanos y como humanos nos equivocamos y tenemos altas y bajas", y "mira, puede ser que después de todo la maternidad no es como nos la habían pintado o no necesariamente tiene que ser así como nos habían dicho que era".
Desde el mes de noviembre de 2005 he aguantado, sin decir mucho o más bien nada al respecto, el comentario que es una constante para mí y para toda aquella que no ha lllevado en la panza a su bebé: NO ERES SU MADRE.
Me lo dijo mi madre, me lo dijo mi padre, me lo dijeron mis amigos, me lo dijeron mis amigas, me lo dijeron una, dos, tres, cuatro personas a las que yo les importaba y les sigo importando y se preocupan porque yo vaya a enamorarme tanto de esos niños que "a final de cuentas no son tuyos". Y eso parece ser que nadie lo ve. Parece que aquí "la otra mamá", "la madre por opción", "la mapi", "la mopi", "la madrina" no tiene nada que arriesgar ni nada que perder, como si el amor no fuera eso, no fuera arriesgarse. Como si uno tuviera que ir por la vida pidiéndole permiso a la gente para entregarse por completo a un amor, a un amor a dos personitas que conozco desde el día en que salieron de la panza de su Mami.
Y nadie nadie nadie va a querer a Diego y Santiago como los quiero yo. Ni a nadie le van a importar tanto como a mí. Ni a nadie le van a doler tanto como a mí. Y sobre todo, nadie va estar con Ana en este mismo barco, ni nadie la va a entender, ni nadie estará con ella en espíritu y alma como ahora pero con ella al fin, cuando una mortificación relacionada con ese par de hijos míos salga a escena.
Porque el problema no es si yo soy o no soy su madre. Ni el problema es si nos alcanza o no el dinero. El problema es que yo soy esa persona a la cual SIEMPRE SIEMPRE SIEMPRE van a poder acudir los tres. Digan lo que digan, reconozcan mi matrimonio, mi maternidad o no. Yo soy esa persona que los va a cuidar, que los va a abrazar, que los va a escuchar, que les dará de comer el resto de su vida, y soy esa persona que aguanta sus berrinches, sus calenturas, sus diarreas, sus malos humores, sus necedades. Soy esa persona que ha estado con ellos día y noche. Que los conoce íntimamente. Que los cuida y pastorea y que confía en que serán personas de provecho y que serán lo suficientemente personas de criterio y corazón para darse cuenta que eso es amor. Que eso siempre fue amor. A su madre, a su Mami, a ellos mismos.
Por eso una cosa he entendido en estos tres años. Mi historia, mis pensamientos, mis anécdotas solo son un reflejo de lo que ustedes quieren ver del otro lado de la pantalla. Son proyecciones de su mente, de su alma. No son mi historia. Mi historia es la que yo vivo con Ana y con Diego y Santiago. Es eso que transcurre día a día y se nos va. Esa es mi historia, a esa historia pertenezco y dentro de esa historia actúo en consecuencia. Dentro de esa historia decidimos que yo viniera a Houston. Dentro de esa historia Ana sigue la certificación. Dentro de esa historia la abuela y el abuelo hacen de su vida un papalote y no les importa en lo más mínimo que Ana apenas tenga tiempo de ver a sus hijos. Dentro de esa misma historia ocurren cosas inverosímiles que Ana y yo platicaremos en el futuro con un "te acuerdas". Pero ya. Lo demás, la interpretación de esa historia es suya. Pueden asumir, como hasta ahora, que no soy tan madre como Ana. Pueden asumir que tener hijos en una pareja lésbica no está bien. Pueden asumir que ir a buscar nuevas alternativas para sacar a Diego y Santiago adelante es una manifestación de mi egoísmo. Pueden asumir que sufro en la distancia porque quiero. Y un montón de cosas más.
Sé que al decidir compartirles un pedazo de nuestras vidas los invitamos a opinar. Sé que en el mundo cada cabeza es un mundo. Pero sé también que uno por lo general suele aplicar el filtro de su moralidad y sus principios cuando ve la historia de otros. Lo entiendo, pero duele. Duele porque desde hace cinco años no paro de pensar cada uno de mis sentimientos, de mis pensamientos. Es la única manera que he encontrado para no volverme loca.




22 comentarios:

Hester Prynne dijo...

Atención, chicas, importante anuncio en La Letra Escarlata… NUEVO SERIAL BOLLO, estreno este miércoles ;-)

MARIA dijo...

Crix, algún día también serás la madre legal de tus hijos, porque eso sin duda alguna te llegará, y la gente verá qué absurdo fue decirte que no eras su madre. Y sabes que en varios paises ya lo serías. Y mientras tanto ánimo, porque las separaciones desembocan en mucho más amor y calidez. Yo viví 5 años separada de mi mujer y mi hija la mayor, y eso te da una dimensión de la relación aún más profunda y sólida.

Núvol dijo...

Por supuesto que eres su madre, no tengo ninguna duda. Y vosotras también lo sabeis, y sobretodo Diego y Santiago lo saben, como no lo van a saber? Estando juntos a pesar de la distancia.
Y a quien no le guste,...que siga su vida y os deje la vuestra, con vuestras decisiones.

Kaninchen dijo...

Hola, apenas leo tu blog, si algo puedo decirte es que obvio escribimos para recibir comentarios, pero no debes prestar atención a todos aquellos comentarios que llegan a herir, porque todo aquel que esriba para discriminar es porque no se entienden a si mismo, no aceptan que exista algo diferente a "ellos", lo que no saben es que ellos son quienes no están siendo sinceros, que solo son lo que la gente les dice que sean, lo que la tele les dice, lo que la religión les dice...
No dejes que esos comentarios te tiren, no dejes que nada te tire, ere mucho más madre y padre que lo que muuuuuuuchos quisieran ser, es una lástima que la sociedad esté tan atrasada y no pueda ver que todos somos personas, y que las personas tenemos sentimientos, es tonto pensar que no nos dejen ser mandres...
Yo te felicito en tu camino y te recuerdo que no estás sola, sigue siendo la maravillosa madre y pareja que has sido, y no te dejes caer.

Carmen dijo...

Querida mía:
Las proyecciones que tengo de lo que escribes con mi mente, con mi alma y con mis experiencias es que de verdad tú eres su madre y no me queda la menor duda. No importa lo que otras personas puedan decir, o lo que las estúpidas e inútiles leyes atestiguen. Volviendo a mi experiencia, tú sabes mi caso con mi marido y mis hijas, sólo puedo decirte que para ellas no existe otro padre que él.

Uno tiene sus épocas bien cabronas, desesperantes, quisieras que pasaran rapidísimo pero por desgracia sólo puedo decirte si te sirve de consuelo que todo esto que están viviendo pasará y saldrán fortalecidas. Llegará el día que me darán la razón a mí y a sus lectoras.
No desesperen ni tú ni Ana, si de por sí ser madres es difícil en el caso de ustedes la situación se complica al cubo.

Les dejo un abrazo y beso fraterno a las dos, libre de bichos, virus e infuenza.

Su i Nu dijo...

TU ERES SU MADRE y punto!!!
YA basta de tonterias, nosotras somos las que tenemos la última palabra,que hablen que critiquen, les pica y les cuece porque no lo controlan.Ya basta, somos MADRES las dos.
mucha suerte, fuerza y ánimos.
Besos

Y como diria Alaska
http://www.youtube.com/watch?v=j8n1D-eT3tI

Lau...rulando ya!!!... dijo...

Es complejo, mostrarse y ver que no miran lo que hay sino lo que quieren. Es dificil la empatia, parece.
Yo mes iento de tu lado...desde que os leo, me siendo parte de vuestro bando. Luchando del mismo lado, vamos.

Se os quiere, a los 4, familia!

Lucky dijo...

Pues yo te puedo asegurar que puede decir misa galeica quien le de la gana sobre mi relacion con R, pero te aseguro que solo por aguantarme cuando este embarazada será tan madre como yo o más, porque no tengo claro que será más duro, si lo suyo o lo mio, Y EN TU CASO ERES MADRE CON TODAS LAS LETRAS!!!

ourlives dijo...

vamos, son tan madres una como la otra!! y nadie va a amar a sus hijos como lo hacen ustedes mismas!! no se dejen caer chicas

Gloria dijo...

En mi libro de alemán en el capítulo de familia viene una familia con dos mamás. :-)
Quizá eso te haga sentir mejor hoy.

encantada dijo...

LAS DOS SOIS MAMÁS.

Y quien diga lo contrario... ¿qué narices hace leyendo este blog?

Mucho ánimo, chicas, se me parte el alma de veros así, me encantaría poder ayudaros. ¿Por qué no dejáis lo de EEUU y os venís para España?

Un abrazo muy fuerte, se os quiere mucho desde el cyberespacio. ¡¡FUERZA!! ¡¡VALOR!!

¡Os apoyamos A LAS DOS!

V dijo...

Crix,

Dices y dices bien, ésta es SU historia (de Ana, Diego, Santiago y tú), lo que nosotros "interpretamos" cuando las leemos es muy nuestra cabecita y nada más.

En mi caso sólo puedo decir lo que he dicho cada vez que he comentado en este su blog, las admiro, las adniro muchísimo, por que soy mujer y soy lesbiana y porque sueño desde hace mucho enfrentarme a esa aventura de ser madre, porque al hacer su historia visible nos ayudan (al menos a mi me ayudan) a ver que si se puede, que el camino es duro pero de que se puede, SE PUEDE!

Les envío a ambas mis mejores deseos porque pronto puedan mejorar sus condiciones de vida, porque puedan estar juntas y en familia y porque el día de mañana puedan ver en retrospectiva y decir nos costó trabajo pero logramos el sueño de tener una familia feliz, con hijos de bien.

Saludos

Anónimo dijo...

Hola,
No recuerdo si ya habia comentado algo para ustedes o no, pero ahi va.
Las he leido desde hace casi 1 año, aun no me doy tiempo para ir post por post siguiendo su historia, pero creo que tengo suficiente "background" como para sentir dolr si auqnue no lo crean me duele la situación por la que atraviesan, no puedo decirles que me duelen tanto como mis hermanas o mi madre, pero lo hacen, se que ninguna palabra parece suficiente para resolver problemas que viene uno después de otro y que el hecho de que una extraña les escriba puede servir para tan poco pero quiero decirles que estoy con ustedes por lo menos desde mi pensamiento y que deseo que su situación mejore que sus objetivos se cumplan y que puedan criara a sus hijos como cualquiera merece.
Les envio un abrazo a los 4

Saraí Terrazas dijo...

Sinceramente me parece que tú Cris, no eres tan buena madre como aparentas. Mientras Ana sufre con los niños, el trabajo y la inestabilidad familiar y emocional tú te la pasas en fiestas y tomaderas de chavita de prepa. Al menos eso es lo que se ve en el Facebook a cada rato.

Ojala me equivoque.

Akaotome dijo...

Muchas gracias a todas por sus comentarios. Como dice Carmen, esto de ser madre no es facil pero hay que vivir para contarlo.
Maria: Diego y Santiago se merecen que legalmente yo pueda reconocerlos, es su derecho. Ojala este cerca ese dia.
Nuvol: Pues si, no hay mas, palante...
Kaninchen: Pues ya sabes, la gente regularmente quiere hacer lo que los demas hacen aunque no nos los haga felices...
Carmen: Muchas gracias por tus palabras y sobre todo por el detalle de no esparcir virus en este blog, jajaja.

Akaotome dijo...

Su i Nu: Si, desde luego, yo no lo dudo un instante.
Lau...rulando y ya: Es de las cosas mas dificiles del mundo, saludos!!!!!
Lucky: Pues me imagino que igual de duro para ambas, pero de pronto unas cosas son mas molestas para una que para otra
Ourlives: Eso es todo, nadie se va a preocupar ni los va a querer mas que Ana y yo.
Gloria: Pues no me consuela en mi pesar, pero si me da gusto del esfuerzo incluyente...

Akaotome dijo...

Encantada: Pues no suena mal eso de Espania pero por ahora nada se ve claro
V: Mucho animo!!!!
Anonimo: Muchas gracias!
Sarai Terrazas: No tengo a ninguna amiga en Facebook que se llame como tu.

daniela dijo...

"la que les dará de comer"... Y ellos pasando hambre.

El día que tengas un hijo, vas a ver que más que palabrutas de escritora bien redactadas, lo que te falta es ese sentimiento animal de TENER que estar con ellos y alimentarlos si es necesario con tu propia carne.

Por lo demás, puedes decir lo que quieras, pero así como un hijo único no puede hablar del amor fraternal, tu no puedes hablar de amor de madre, tal vez los quieres como sobrinos.

Chesend dijo...

llegará el momento en que sus derechos sean reconocidos legalmente (llegará aunque parezca lejano), pero el amor no necesita irse legalizando, y si no lo entienden pues ni como ayudarles...
las dos son madres y eso es maravilloso...
un abrazo muy fuerte... a echarle ganas que no?...

A. Daniela dijo...

Crix, primero decirte que el tema de que tu eres tan madre de esos niños como Ana, no esta en discusión alguna, sobretodo sabiendo y entendiendo el metodo de concepción que ustedes utilizaron.

Segundo, sé que su blog es super democratico y lo dejan abierto para todo comentario, pero a mi me molesta leer a personas que no tiene ningún criterio para opinar, hay que estar en la vida y en los zapatos de alguién para poder juzgar.


Un abrazo,

Divina Brisa dijo...

2 clichés una mentira y una gran verdad
Cliché uno:madre no es quien crea sino quien cría.
Cliché dos:madre solo hay una
Mentira: tu eres TAN madre como quien los parió.
Gran Verdad: esto que estan pasando los 4 TAMBIEN PASARÁ. Voltearán y se reiran de todo esto.

Reciban un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

hey por favor no te des por vencida en esta lucha terrible que tienes que pasar por hacer algo que simplemente quieres, por que a esos niños los quieres, si no no estarias ahi para ellos; asi que lucha por ti, lucha por ella, lucha por que se respete la diversidad, lucha por todas, pero lo unico importante, lucha por ellos!! nunca te canses de luchar que ahi esta el triunfo del valiente! mil mil besos!!