domingo, septiembre 20, 2015

"Chuchita has been bagged"

Miércoles.
El miércoles por la tarde, finalmente, Santiago, Diego y yo fuimos a conocer el OUTright Community Center, un lugar donde puede reunirse la comunidad LGBTIQ de El Paso, Tx. Fuimos a una noche de jugar Tabú con una moderadora que se llama Celest. Llegamos después de caminar diez minutos, ya que a todos lados vamos caminando y realmente no queda tan lejos de nuestra casa. Llegamos puntuales, la reunión estaba marcada para las 7:00 pm. Al entrar en el lugar había varias personas sentadas en unos acogedores sillones que se quedaron calladas al vernos entrar. Pregunté si allí sería la Noche de Tabú y me dijeron que sí, que me snetara. Eso hicimos. Entonces todxs ellxs se papraron y nos dejaron ahí. Yo me preocupé, pensé que a lo mejor no les gustaban lxs extrañs, así que nos quedamos caladitxs mientras que llegaba la anfitriona de la noche. 
Pasaron como 15 minutos y no llegaba la chava. Un chico súper alegre se le acercó a Diego y Santiago y extendió su mano para saludarlos casi gritando de emoción: "Hi, I'm Sam, what's your name?" Santiago se quedó perplejo sin saber qué contestar y Diego intentó escupir dos o tres palabritas para identificarse. El chico les dijo que él no habla español, y yo le expliqué que ellos apenas están aprendiendo inglés, aún así, ese intento de cortesía me dejó más tranquila. A los pocos minutos llegó finalmente Celest y comenzó la noche de juegos.
A los niños les prestaron un montón de juegos de mesa apropiados para su edad y como 6 adultxs y una adolescente nos pusimos a jugar Tabú que trata de describir una palabra sin usar algunas palabras prohibidas. Por ejemplo, describir "amarillo" sin usar la palabra "color", "sol" o "yema". Y nos pusimos en dos equipos. Los niños y yo nos fuimos a las 8:30 pm, me dijeron que todos los miércoles tienen actividad y que nos esperan ahí el siguiente miércoles. Me reconforta integrarme en las actividades LGBTIQ de la zona y que quede tan cerca de nuestra casa. Además el siguiente jueves es la reunión de PFLAG (parientes de la comunidad LGBTIQ) en el mismo lugar.
Jueves.
Criseida se encontró la publicidad de un evento sobre matrimonio igualitario. Era una plática sobre cómo se concretó legalmente el matrimonio igualitario a nivel nacional en Estados Unidos. En realidad era una clase abierta impartida por un profesor de UTEP. Lo divertido es que decía: "trae tu propio refresco, hay pizza gratis". Llegamos a la conferencia y nos servimos cada una dos rebanadas de pizza. Muy casual, muy apropiadas y nada de golosidad. Sin embargo, al terminar la plática que duró una hora y estuvo súper interesante, la anfitriona de actividades estudiantiles dijo que les sobraba mucha pizza y que pasáramos por más. Para no hacer el cuento largo, terminé llevándome una caja entera para que los niños comieran pizza también ese día.
Son cosas así las que hacen más divertida nuestra estancia. Justo el día anterior alguien estaba repartiendo donas gratis, y pues nunca falta algún lugar dónde conseguir "free coffee". UTEP es muy divertida.
Viernes.
Llegué por los niños a su escuela y los esperé a la salida de su biblioteca, donde regularmente los recojo ahora que son adictos a scar libros. No llegaban. En eso veo que Diego me anda buscando. Fui con él y me explicó que sus maestras querían verme. Me improvisaron una reunión escolar con un comité de tres de sus cuatro maestras y una mediadora (es requisito en la escuela su presencia). Resulta que mis querubines a veces me engañan con el tema de las tareas diciendo que no entendieron o que la maestra les habló en inglés, pero ya las maestras me acalararon que TODO se los dicen en español. Así que ya no hay conque "Chuchita has been bagged". Nos pusimos de acuerdo con su metodología, les expliqué la mía de traerlos a UTEP a trabajar y acordamos en rehacer la libreta de ciencias.
Dice Criseida: "Diego and Santiago's teachers are concerned. They said my sons don't know how to "copear". They're 8, señora, how is it possible? They have to learn ASAP. So, I need advice: ¿Está bien empezar con un poco de vino tinto por las mañanas? ¿Lo tendré que rebajar con agua? ¿O simplemente bastará con servirles leche en una copa? We're working on it, se los juro. En fin, yo pensaba copear con ellos cuando estuvieran más grandecitos, but such is life."
Como la reunión improvisada duró casi una hora, una de las maestras terminó ofreciéndonos un aventón a la casa. Sentí mucha vergüenza, pero me la aguanté y acepté. Criseida y yo habíamos quedado con un par de sus compañerxs de vernos a las 5:30 pm en tal parte para ir juntxs a un evento de su maestría esa noche, así que tenía urgencia por llegar a casa.
Por la tarde, lxs amigxs de Criseida y nosotrxs fuimos primero a conocer el campo de futbol americano, luego al foro que hay a un lado para el evento de esa noche y finalmente terminamos en un mirador admirando las luces de El Paso y Juárez desde lo más alto de la ciudad. Una de las chavas con la que íbamos compró unos Rancheritos con Valentina para todxs, pero sólo Crix, Santiago y yo le entramos al mero, mero sabor ranchero.
Sábado.
Necesitábamos ir a Juárez para "hacer un mandado" como diría la Abuela. Así que tempranito nos fuimos y agarramos TOOOOOODO Stantos y caminamos hasta llegar al puente y luego cruzamos y desayunamos allá. Pasado un rato, creímos prudente volver. Al cruzar, nos regresaron a  mi y a los hijos porque no teníamos aún el permiso firmado y sellado. Así que tomamos unas valiosas horas de nuestro tiempo para realizar el trámite. Finalmente, ya con el permiso engrapado en el pasaporte volvimos a intentar cruzar. Criseida y los hijos por delante, cruzaron y siguieron de frente, tal cual el rotocolo lo indica, cuando de pronto la oficial me detiene y me pide ir a la puerta atrás. Yo con cara de estúpida, perpleja como estaba le dije: "mande?" Y ella desesperada me señaló nuevamente la puerta, luego dijo en español dos veces PUERTA y en inglés muy despacio DOOR. Yo ya me hacía cateada y manoseada por la oficial detrás de la puertita, pero no. Me pasó a una oficina y con su nula amabilidad me mandó a sentar en un lugar para esperar. Estuvimos dos minutos ahí, alguien le dijo que ya me dejara pasar y me llamó y me dijo que ya podía irme.
No supe realmente qué pasó, pero corrí a alcanzar esposa e hijos que me esperaban ya del lado de El Paso, detrás de una puerta de cristal y nos fuimos caminando de regreso a casa.
Yo hice con papel y crayolas el sombrero y parche,
con pluma los tatuajes y bigotes, los "pericos" son un par
de tucanes del Arca de Noé de Playskool.
Por la tarde, no suficientemente cansados con la caminata de la mañana, los hijos pidieron ir por su docena de donas gratis en Krispy Kreme. Resulta que ayer, 19 de septiembre fue día del Pirata y mis hijos pidieron vestirse de piratas porque supieron de una promoción en la que si te vestías de pirata te daban una docena de donas. Caminamos una hora de ida y otra de regreso, ya de noche, pero obtuvieron sus donas. Como somos 4, nos tocaron de a 6 donas a cada quién. Aún no se acaban, pero ya quiero que se terminen antes de que nos de un coma diabético.
Domingo.
Por la mañana nos tocó día doméstico de lavar, ir hasta la lavandería no es lo más divertido del mundo, pero al menos tuvimos la suerte de que la secadora que seca bien estaba desocupada. Al medio día preparamos comida para toda la semana y por la tarde nos vinomos a UTEP para hacer toda la tarea pendiente y aquí seguimos. Me encanta tener ya una agenda apretadita y que siempre hay una aventura nueva qué contar.

2 comentarios:

Manuel T dijo...

Me encanta ver que ya se enrolaron en El Paso :)

Jose J Moreno dijo...

Excelente y que vivos los sus chicos en encontrar las promociones, eso les ayudara a querer aprender mas rápido el ingles para encontrar nuevas ofertas y aventuras