sábado, diciembre 01, 2012

Los pañuelos hablan

¿Ustedes saben qué onda con el movimiento Bordando por la Paz? Pues yo sólo sé que en Monterrey desde hace ya un buen rato hay personas que se han puesto a bordar pañuelos por los desaparecidos en la guerra de Calderón. Los rojos son las muertes, los verdes son desaparecidos, los rosas son los feminicidios de Juárez. Hoy vinieron de varias partes de México a exponer los pañuelos y desde luego vino la gente de Monterrey.


A lo largo del día se esperaban muchas manifestaciones en contra de Peña Nieto. Sí, tal vez se esperaba que hubiera algunos enfrentamientos. Y sí, desde ayer instalaron los cercos de la policía. La protesta de los pañuelos, sin embargo, era una manifestación pacífica para demostrar las 80 mil muertes que la estúpida guerra de Calderón nos dejó. Los pañuelos estaban colgados en la Alameda, afuera del Museo de la Tolerancia. Las manifestaciones fuertes estaban en el Zócalo y en San Lázaro.
Ana, Diego, Santiago y yo fuimos a ver a nuestra gente y efectivamente encontramos muchos conocidos. Ana se puso a ver pañuelo por pañuelo junto con Diego. Yo me quedé con Santiago y en pocos minutos vimos que se aproximaba una marcha anti Peña. Los que venían adelante traían unas bocinas bastante potentes. Iban instruyendo a los manifestantes sobre la logística. De pronto alguien dijo: "Compañeros, están reprimiendo a nuestros compañeros en el Zócalo, hay que mantener la protesta enérgica". Después vimos varios contingentes silenciosos, luego pasó frente a nosotros el de algunos maestros que por megáfono le echaban a Elba Esther Gordillo. Después pasó el de Oaxaca. Y de pronto la marcha se quebró. Ana y Diego se nos habían reunido y justo comentábamos que era muy extraño que estuvieran todos en silencio. En eso pasó un grupo de chavos con palos gritando cosas como que 70 años de experiencia no eran de oquis. En cuestión de un segundo vimos la trifulca que se estaba armando en Bellas Artes y que los manifestantes empezaron a correr hacia donde estábamos nosotros con los pañuelos. Oímos dos disparos (de goma, yo creo) y yo agarré a Santiago de la panza para que se pegara a la pared. "Por qué corremos, Mamá", me dijo. Yo le contesté: "Porque la gente viene corriendo y te pueden aplastar". Oímos las bombas Molotov y como estábamos afuera de un Burger King nos metimos. De inmediato bajaron la cortina metálica pero podíamos ver por un ventanal. Los porros, manifestantes y policía se iban acercando. Una de las compañeras que estaba con nosotros en los pañuelos les dijo que no los cortaran, entonces el vato nos hizo la Britney señal y nos aventó un tubo. El guardia nos dijo que dejáramos de verlos, porque nada más los estábamos provocando y nos dijo que si íbamos a consumir nos podíamos quedar pero que si no ya nos podíamos ir yendo. Neoliberalismo for dummies: ¿Cuántas veces todos nosotros hemos comido en BK y no son capaces de guarecernos?
Nos salimos a la plaza común que tiene ese edificio con el Museo de la Tolerancia. Desde ahí veíamos más o menos lo que estaba pasando. Oímos que estaban rompiendo los vidrios del banco de al lado pero como le prendieron fuego nos empezó a dar el humo, así que con los pañuelos que se pudieron rescatar nos protegimos. Después la policía antimotines empezó a hacer el cerco y ahí nos quedamos hasta que nos corrieron  porque "era propiedad privada". Total, nos fuimos porque además ya se veía que la gente de a pie estaba circulando y porque ya había curiosos tomando fotos del banco de al lado.
Así quedó:

¿Les conté que íbamos con Diego y Santiago? Diego estaba muy asustado diciendo que le avisaran cuando terminara la guerra. Santiago maldecía una y otra vez a Peña Nieto. Como a final de cuentas sí pudieron rescatar la mayoría de los pañuelos, empezamos a desenredarlos para doblarlos. Notamos que varios de esos pañuelos tenían algunas gotas de sangre. Ana preguntó si los pañuelos venían así de origen y no. Los pañuelos hablan: Hubo golpes y hubo heridos.

A los pañuelos les cayeron gotas de sangre de la gente que pasó encima de ellos:

Ebrard está a punto de dar una conferencia de prensa, aunque ya se deslindó. Dice que la policía del DF nunca ha utilizado pistolas con balas de goma. Grupos de Derechos Humanos exigen explicación por los heridos. Algunos piensan que son los simpatizantes del Peje. Algunos otros que fueron provocadores. Algunos otros que fueron los anarquistas. Hay quienes dicen que vieron banderas del EPR. Gente que estuvo en la toma de protesta dice que hubo muchos asientos vacíos en el Palacio Nacional. Hay quien dice que Peña Nieto está en una burbuja, que muy poca gente estuvo haciéndole la barba. Una mujer me preguntó si yo era de Monterrey. Para no hacerle el cuento largo le dije que sí y le pregunté si así se ponían todas las marchas. Me dijo que no. Me dijo: "Vieras que no... aunque una como ésta, la de Atenco".
El Proceso, mientras tanto, publicó lo que pasó de aquel lado de la marcha. Cuando se quebró y empezó el relajo:

Bordadoras por la Paz levantan exposición por disturbios en el Centro Histórico

1 comentario:

Libertad GS dijo...

Criseida, Ana, gracias por dejar constancia con su voz de lo que (nos) sucedió ayer. Lo bueno fue que todas las personas de BordandoXlaPaz estamos bien en general aunque con frustración y enojo que canalizaremos en seguir bordando y reconstruyendo tejido social. Lo malo es -como lo plasmas en el relato- que la violencia es la respuesta a la protesta, cual sello distintivo del PRI que regresa. Ante esto, hay que seguir construyendo nuevas formas amorosas y pacíficas de vincularnos. Un abrazo a les 4. LibertadGS