jueves, agosto 09, 2012

Día 13

Anita:
Pues veo que por fin te has puesto al día con tus bitácoras. Por acá no hay mucha novedad, excepto que Diego insistió en ir al 

El 17° Festival Internacional de Cine para Niños 

(...y no tan Niños)

En El Faro de Oriente están dando todo el festival gratis, nomás que sí es un rollo llegar. Me levanté como a las 9 para preparar algo de lonche porque la cosa se antojaba lejos. Hice cuatros tacos de frijoles con chicharrón y chilorio de pavo para cada uno. Hice un Tang de piña colada en un bote de Bonafont de 2 litros y salí con mis niños como a las 10:15 am. Tomamos el micro a Villa de Cortés, nos trepamos al metro y nos bajamos en Chabacano. Ahí teníamos que hacer correspondencia para llegar a Pantitlán y tomar la Línea A. Tus hijos todavía están muy bobos y preguntan todo, que por qué el señor no tiene brazos, que por qué aquel usa bastón, que qué le pasó en los ojos a este otro. Y ya sabes cómo hablan, como si se hubieran tragado un micrófono.
Resulta, además de la Línea A está en reparación, así que a mitad de trayecto hay que bajarse y treparse a un RTP. Cuando nos bajamos, obviamente, no teníamos idea de dónde estaba el Faro, porque además de todo es sobre la Calzada Ignacio Zaragoza que está grandísima. Total, había que cruzarse para el otro lado y caminar más o menos. Así que introduje a tus hijos al maravilloso mundo de las combis. Llegamos muy a tiempo a la función. Nada que ver con el Cine Lido, que es fresón. Nos hicieron esperar un rato y yo estaba que ahorcaba a un mequetrefe que estaba delante de mí, seguro estudiante de primer semestre de Letras porque no paraba de darle cátedra de los griegos a su compa que iba con él. Además de todo, trataba de explicar qué es la literatura tomando como base la poesía, la épica, la ética. Cuando más gordo me cayó fue cuando dijo que la literatura le quitaba la palabra a la ciencia. Yo quería darle con algo en la cabeza porque el wey literalmente estaba faroleando.
Al fin entramos. Al principio sólo íbamos a la primera tanda, pero como estaba lloviendo nos quedamos a la dos también.
En la primera tanda pasaron Carlota y la nube, un corto alemán de 2010 BUENÍSIMO.
Todo lo que me malvibré en la fila oyendo las elucubraciones del tipo se me olvidó al instante. Es una morrita que va y busca a su amiga pero le dicen que está de vacaciones. Al salir, un lavacoches le tira mal rollo. Luego ve a unos vatos que están jugando con un carrito a control remoto y le dicen que ese juego no es para niñas. Entonces la morrita se va refunfuñando y se encuentra a un vagabundo que le regala un joystick. Resulta que el joystick controla una nube y si presiona el botón puede hacer que llueva. Te imaginarás el resto de la historia, ¿no?
De ahí le siguió un corto de Taiwan que se llama Escondidillas, del 2011. Ese no me gustó.
Le siguió uno de Australia muy simpático que se llama El almuerzo, del 2011. 

Este corto trata de una morrita (la del sombrero) que es visiblemente más baja que el resto de sus compañeros. El chavito estaba jugando americano y se sienta a su lado para tomar agua del termo pero descubre que ya no tiene líquido. Entonces la morrita le ofrece del suyo. Para esto, la mamá de la chava  le había mandado un súper súper almuerzo: pastel, brochetas de pescado, sandía, melón, galletas de la buena suerte... todo un banquete. La mamá le había dicho que tenía que comerse todo el lonche antes de jugar. Ella le ofreció una galleta al chavito y después pastel y después pescado. El ´punto es que él la invita a jugar y ella le dice que sí quiere, pero que primero tiene que terminar su almuerzo. Él se levanta y a mitad de camino le grita que por qué no le ayuda a terminar su lonche. Después de eso, se reúnen con los amigos de él y ellos desconfiados dejan que el equipo esté formado por los dos recién conocidos. Al principio, no logran anotar, pero después se acoplan y ella anota un gol de campo. Como muestra de amistad, los niños dejan que la chavita se lleve el balón a su casa.
:
Después, le siguió una animación de Gran Bretaña, del 2011. Dipdap: Cosas que asustan. Trata de un fantasmita que se asusta de todo. Ese sí me gustó, también. 


Luego siguió otro corto también muy simpático, de España (2011). Se llama El equipo pequeño. Trata de unos niños que están en un equipo de soccer. Están chiquitos y les hicieron el documental porque jamás jamás habían anotado un gol, pero claro, ellos nunca perdían la esperanza. Al final, terminaron la temporada como con doscientos goles en contra pero sí pudieron meter un gol.

Le siguió una animación de Canadá que se llama Redonda y cuadrada, del 2011. Y otra de Suecia que se llama Camiones y Albóndigas, también del 2011. Me gustaron por el tema de la inclusión, los dos. Y el último que es de Canadá, ese sí no me gustó. Se llama Bonifacio en el verano, del 2011 y la verdad estuvo bastante malita pero a tus hijos sí les gustó.

En la segunda tanda, volvieron a pasar el corto de la pizza y una película para niños más grandecitos que se llama Koko y los fantasmas. Una película de Croacia, del 2011. Yo la disfruté muchísimo. Santiago se paró como a la mitad a dar vueltas por todo el foro y Diego dijo que no le había gustado. Yo digo que en vez de Santiago Coco, se llame Santiago Koko.

A la salida, les compré una golosina. Obviamente, desobedeciendo toda etiqueta, les dí los tacos en plena función. Desandamos el camino. Más bien, andamos hasta la parada de metro, tomamos el RTP, nos subimos al metro y nos bajamos en Pantitlán. Los llevé a donde venden los panotes y les dije que podían escoger uno para los dos. Y escogieron una novia que está más grande que la cabezota de tus hijos.
Hela aquí.

5 comentarios:

Ana de Alejandro dijo...

Mmmmhhh!!!! Qué rica cena! :)
Espero que me compres una conchota a mí cuando vuelva! :)
Love you all! :D
gringueando, ya sabes!

Hank Developer dijo...

Gracias, me agradó tu reseña. Divertida por el rollo de los camiones y las combis. Harto igual que ustedes, yo vivo por ese rumbo del faro y si es posible odiar el tráfico y el tumulto es justamente por esas cosas jajaja. Un saludo y espero venir pronto a leer mas de ustedes. :D

Akaotome dijo...

Este es uno de los recorridos más largos que les ha tocado hacer a mis hijos, pero curiosamente en el que menos se han quejado. No sé si influyó que realmente querían ir a ver las películas y que éstas estuvieron muy buenas.

jess dijo...

Hola Crix!!! Oye, me interesó mucho tu comentario en mi blog sobre el tratamiento que hicieron, si tienes los datos del doctor te agradeceré que me los pases y tambien el costo, tengo entendido que fue un ovulo de cada una si fue así? ojala que me puedas contar más esque la verdad ya no estamos como para andar probando, queremos ir x algo más seguro, gracias

Akaotome dijo...

Agrégame al facebook y te mando un inbox con los datos, va?
Criseida Santos Guevara