miércoles, agosto 08, 2012

Ana anda de gira: Día 10

Día 10

Lunes.

Esta mañana nuevamente batallé para levantarme. Creo que tengo que disciplinarme más y no quedarme chateando en el Facebook hasta tarde. Lo mejor del mundo son las “wake-up calls”. La grabación me avisa la hora y me dice hasta qué hora está disponible el desayuno.

Como vi en las noticias el reportaje de un señor que bajó de 250 kilos a 125 k, me entró la cosita y me puse a hacer ejercicio. Lavé un poco y me metí a bañar. Hemos llegado al punto medio del viaje. De aquí en más quedan otros 10 días, luego yo me voy a Redmond y mis compañeros a México.

Estoy ya un poco agotada mentalmente con el tema, pero como es lunes ha sido cuestión de volver a empezar con las citas. Teníamos la primera a las 9:30 am y otra vez nos dejaron plantados. En parte estuvo bien, ya que tuvimos más tiempo para desayunar con tranquilidad. Cosa que hay que aprovechar ya que en el hotel de DC estaban en remodelación y encontrar un lugar para sentarse a desayunar era una odisea.

 A las 10 nos reunimos afuera del hotel para ir con Raymond Duke presidente de In the Life Atlanta. La plática versó acerca de los estigmas que vive la comunidad negra LGBT, ellos además de participar en la marcha gay de Atlanta, también organizan la marcha del Atlanta Black Gay Pride. Es básicamente un fin de semana entero de vida negra gay. Su misión es promover la unidad, el orgullo, el empoderamiento ya la visibilidad de la comunidad LGBTTTI con ascendencia afro.

Durante la reunión le pregunté acerca de cómo trabajan las lesbianas acá y lo que me contestó es que suele pasar que los hombres y trans están más interesados en las fiestas y las lesbianas en el trabajo. Así termina pasando que ella están más politizadas que ellos. Así mismo ellos ponen más negocios relacionados con la diversión (bares, antros, etc.)  y ellas con la cultura (librerías, teatros, etc.). Mencionó que a veces parecen estar más comprometidas con los cambios las lesbianas y pueden inclinar la balanza cuando es necesario.

También se tocó el tema de la religión. Parece que es parte muy importante dentro de su comunidad. Raymond de hecho es ministro autorizado para ejercer en cualquier iglesia, entre ellas la ICM. Bromeó diciendo que si le rezas a las lechugas también eres bienvenidx. Me dio risa, pero él seguro no tiene idea de los juegos de palabras mexicanos.

“If you pray to a head of lettuce we welcome you to do it and join us.”

Finalmente, mencionó que una de las cosas que les ha permitido recibir y brindar apoyo de la organización del gay pride a su organización del black pride (o sea que tienen las dps marchas, pero ellos nada más se encargan de la afroamericana) es la colaboración. Dice: “you make pies I make cakes, lets make a big sale together.” O sea, tu haces una, yo hago otra, hagamos algo grande juntos. Sin competir, sino en colaboración.

Nuevamente a gran velocidad, nos llevaron a un lugar como a dos cuadras del hotel que es Positive Impact con Luis R. Álvarez y Manuel Sánchez-Mejorada. Esta plática fue en español. Positive Impact trabaja en la prevención del VIH-Sida. Entendí que es mayoritariamente enfocada a HSH’s, aunque también dan consejería de salud mental/emocional a todo tipo de poblaciones.

En las poblaciones latinas el problema, o desencuentro que se vive es que no sólo hablan diferente idioma los padres que los hijos, sino que sus experiencias de crianza son distintas y muchas de las cosas que son accesibles para estos jóvenes no existían para sus padres y ellos, no solo no están preparados para procesarlo, sino que probablemente no sepan ni si quiera que eso existe. Las pruebas de VIH se hacen con saliva y no con sangre.

Después fuimos a comer a un delicioso restaurante de comida india en la calle Euclid, donde de hecho también pudimos Lizeth y yo visitar una librería lésbica. El problema fue que nos entretuvimos tanto en la librería que nos dejaron. Sara (una de las intérpretes) y los chicos se fueron a la siguiente cita con la cámara de comercio gay, mientras que Sylvia (la otra intérprete) se espero para avisarnos que nos habían dejado y como a la media hora pasó por nosotras el transporte para llevarnos a la reunión.

Con la pena llegamos tarde. La verdad que sí me sentí un poco decepcionada, pero no por llegar tarde, sino porque finalmente pudimos hacer algo de tema lésbico y resultó que nos “castigaron” dejándonos. Anyway, para mi gusto fue mejor, porque yo las juntas después de la comida no las aguanto. Siempre me estoy como muriendo de sueño y siento que me voy a quedar dormida en la mesa.

Por la tarde, volvimos al hotel como a eso de las 6pm. A las 7 había una reunión lésbica en la misma librería. Lizeth y yo intentamos llegar, pero ya que del MARTA nos bajamos en la estación que habría de llevarnos a Euclid St, el camioncito se tardó mucho en pasar y Lizeth prefirió volver al hotel. Volví y seguí escribiendo las últimas reseñas que no he tenido a tiempo. Estoy ya casi por ponerme al día y eso me parece un gran logro.
Y por su puesto, les comparto el video que hizo Gabriel Gutiérrez:
Rodrigo Rincón, Ivan Tagle y Ana de Alejandro comentan sobre sus puntos de vista sobre el viaje de activistas
y personas de México que trabajan el tema LGBT a los Estados Unidos.

1 comentario:

Maribelinz dijo...

Oye Ana y una pregunta además de VIH/SIDA alguna asociación hace algo por la salud en general de la comunidad LGBTTTI. Ya sabes, medicina interna, oftalmología, ginecología, etc. Si si me podrías decir como se llama??

Me da muchísimo gusto que te estés relacionando tanto :)
Te mando saludos