jueves, julio 08, 2010

Secretos de alcoba XIII (reloaded, o sea corregido y aumentado)

No suelo hacer esto, de hecho me siento violenta y bastante inadecuada, pero... puesto que ALGUIEN y no voy a decir nombres se tomó el atrevimiento de robarse mi anécdota, alguien me dio permiso de editarla y recontar mi versión... tras prolongado pleito familiar que terminó en leer varios artículos sobre 15 maneras de predecir el divorcio...

Ayer se le rompió el corazón a Diego. No es así como así tan fácil, a parte esto es algo que el lector debería poder deducir tras leer la anécdota, en fin...

Regresamos Ana y yo (o más bien Criseida y yo) después de haber ido a grabar el segundo programa de Las Dos Mamis TV y encontramos a Diego y Santiago viendo los Mecanimales. (Mismo que si he de permitirme la anotación me parece bastante chocante, ñoño y aburrido, pero ellos encuentran intenso y apasionante.) Estaban ya listos para irse a la cama porque La Abuela los había preparado, así que se me hizo fácil pedirles que se fueran a dormir.Obvio, como todos los golpes de estado de los que soy víctima en esta familia, nadie me respeta y me pidieron quedarse más tiempo para ver el dinosáurico programa. Negociamos (o me obligaron) que en cuanto se terminara el programa, se irían a la cama inmediatamente. Ana y yo nos fuimos a nuestro cuarto y los dejamos plácidamente viendo la caricatura, cuando después de unos minutos vino Diego y nos dijo:
"Quiero que me lleven a ver un Terodonte". En realidad este animalito se llama Pteranodonte, pero dice Crix que Diego dijo terodonte... Ana y yo lo vimos muy divertidas y le dijimos que nos encantaría, pero que veíamos muy difícil encontrar un lugar donde hubiera terodontes. La verdad es que fue más bien como una mirada de sorpresa y un "Diego, ¿y a dónde te vamos a llevar a ver un terodonte? ¿Dónde vamos a encontrar uno? Creo que hay que buscar un museo con dinosaurios" Diego no se achicopaló discúlpenme pero aquí sí discrepo... en mi opinión se achispó más y con singular entusiamo (y) dijo "Pus en La Pastora!!!". Cabe destacar que mi hijo no tiene idea de los estragos originados por el huracán chafo chafo pero que como quiera nos destruyó la ciudad. Le dijimos que, con la pena, no sabíamos de ningún lugar donde hubiera exposición de dinosaurios y en la plática Diego juzgó adecuado aclarar que no quería monitos, ni cuadritos, ni animaciones sobre dinosaurios sino que los quería ver de verdad. Así es, a Diego le quedó claro que yo le estaba sugiriendo un museo y no un zoológico, quizá cuando le dije: "Diego, pero la Pastora es para animales vivos y los dinosaurios ya están muertos, se extinguieron hace mucho, ya no existen".
Ana y yo nos volteamos a ver sin saber cómo tocar el tema. Yo medio le dije que pues no, que iba a estar muy difícil porque, pues, mijito, cómo te digo, pues los dinosaurios ya no existen. A ver creo que Crix aquí estuvo en una escena distinta porque como habrán notado ya, yo no batallé nadita para contarle a la criatura que los dinosaurios ya estaban muertos MUERTOS todos, toditos. Ana le explicó lo del meteoro y más detalles, pero Diego seguía incrédulo. No, incrédulo es poco, estupefacto más bien diría yo, y la verdad es que aquí me acordé de cómo lo tomé yo cuando como a su edad me lo explicaron... igualito que él: prorrumpió en llanto. Intensos sollozos y más ruido que lágrimas. Entonces Ana hizo lo que cualquier madre contemporánea haría y lo ilustró con el siguiente video:


¿Qué? ¡NO NOS JUZGUEN! Sí, por favor, no me juzguen, en realidad pensé que si yo lo entendí mejor después de ver Fantasía, él también podría sacar provecho de la misma herramienta, de hecho yo cuando la vi, me impacté tanto que mordí a Susana, la nana que me llevó a verla al cine. Esa era la didáctica de antaño. El punto es que cuando Diego por fin entendió que no habría poder humano que hiciera que pudiera ver dinosaurios de verdad en el zoológico porque hacía muchísimos años se habían extinto, rompió en llanto de nuevo... lo cual tampoco es novedad para Diego. Pero no crean que soy horrible, todo el tiempo lo abracé y le tuve inusual paciencia porque de verdad que a mí me pasó igualito y lo entendí perfecto. Es en serio. Se puso a llorar desconsoladamente y entre sollozo y sollozo preguntaba por el meteoro y por la gente y por los demás animalitos y porque le pusieran otro video en youtube.
Ana intentó resarcir el daño y le puso el primer capítulo de la serie española Erase una vez el hombre y ahí Diego entendió mucho mejor aquello que es completamente difícil de explicar a un niño de tres años: LA EVOLUCIÓN y el INSTINTO DE SUPERVIVENCIA.


Ahora bien, Diego rebatió cada cosa que se presentaba en la caricatura y se puso a llorar cuando vio a dinosaurios que comían dinosaurios y a neardentales creo que Crix quizo decir neandertales... que comen animales. Cuando llegamos al punto en que los humanos se pusieron de acuerdo para cazar, Santiago que extrañado de todo el proceso miraba atento y destatento exclamó: "Pelo pelo, eso no ta bie, debemo cuida los animales". Diego seguía llorando, no comprendía la razón por la cual estaban cazando animales y Ana le explicó que la carne y el pollo que come son animalitos. O sea, yo acabando de rematar a mi hijo le expliqué que las hamburguesas son vacas. Y él casi se muere de tristeza. También esto le pasó a mis primas que dejaron de comer atún cuando se enteraron que mataban a los delfines por eso... Entonces Diego se indingó "Yo no como vacas que caminan" y Ana le dijo "Sí, son vacas que caminan" y ya instalado en el drama siguió llorando cual magdalena "qué ascooooo". Sí, pero dijo: "¡qué asco los animales tienen popó en las pompis!"
Al final del capítulo de Érase una vez el hombre, Diego se tranquilizó. Hoy en la mañana, incluso, vino de súper buen humor y me pidió ver otra vez la caricatura donde salen los dinosaurios. AH, pero aclaró: "Los dinosaurios se murieron por el meteoro y eso me pone triste". Hace rato que llegué le contó a mi mamá: "Abuela, los dinosaurios se murieron por los asteroides y no tuvieron qué comer, pero luego se convirtieron en huesitos y en otros animales". Creo que va captando el meollo de la evolución.
P.D Creo que tendré hijos vegetarianos por algunos días... y esperen a que se enteren que están en peligro de extinción los osos pandas, los gorilas, los delfines, las ballenas, las tortugas, los rinocerontes.... y un laaargo etcétera. Me acuerdo que mi prima Mónica y yo llorábamos cada que nos entrábamos de un nuevo animal en la lista...

3 comentarios:

Hernando dijo...

Jajaja me diverti muchisimo con la entrada, la de Crix me habia gustado mucho (de hecho la puse en mis favoritos) pero la de hoy con las correcciones de Ana esta genial.

Saludos

Lucesita Rosa dijo...

Jajajajaja, se pasaron!! Casi podía ver la cara de Crix con el ceño fruncido y con mirada de ok explica tu y a Ana con chorromil ademanes explicando la evolución, y como es que las hamburguesas son de “vacas que caminan” jejejeje, me encantó

encantada dijo...

Esta entrada deja claro que los niños son superiores. No sólo no tienen prejuicios, sino que entienden perfectamente que asuntos como la extinción de especies y el comer animales son para ponerse tristes. Lástima que los adultos nos estropeemos tanto... :)