martes, enero 13, 2009

My very own Apollo 13 mission

Pues así me siento, como Apolo 13. Vine a Houston para tratar de determinar qué fregados estaba pasando con mis papeles y con mi visa y encuentro todo espeluznante. Por un lado tengo hasta el 23 de enero para que se arregle todo, por la otra, para que se arregle todo tengo que esperar al 30 de enero. Así como lo leen, estoy entrando en el universo kafkiano.

No hace mucho frío en Houston pero esperar el autobús en medio de las ráfagas de viento es espantoso. Ahora bien, por arte de magia he podido llegar a la Universidad y a los edificios a los que necesitaba, he decidido no consultar ningún mapa puesto que siempre lo leo al revés, así que ahora confío en mi GPS interno que me llevó a la siguiente aventura, para leerla, pique aquí.
Al día de hoy no se ve muy claro mi futuro, pero todo mundo (excepto una mona de International Students) confía en que se va a solucionar.
Ahorita, mientras pasa la hora del lunch, estoy haciendo mis visualizaciones, pensando positivo y a punto de prenderle una veladora a San Judas Tadeo.

3 comentarios:

+*Chokolatosa*+ dijo...

Hola!!!! Vas a ver q todo va a salir bien, a veces los tramites son terribles, pero tu sigue visualizandote y siendo positiva!!!!! saludos y besos para ti, Ana y los 2 pekes!!!

Alea Reygo dijo...

Saldrá... por lo pronto respira profundo y no confíes nunca en el GPS interno, por culpa de él uno cree en los túneles transportadores que surgen de las butacas de un teatro... por cierto si un día te encuentras en uno, no esperes llegar al punto a donde te dirigias...

David Chapa dijo...

Aunque suene muy trillado... Don't worry, be Happy!
Se arregla por que se arregla. Tu nomas ten confianza y fe. Tambien sirve el hablar con toda la gente administrativa posible para que te den prorrogas.
Y nunca esta de mas el prenderle veladoras a San Judas Tadeo... y si lo haces incluyeme en la veladora no seas mala que tambien me hace falta. :D