jueves, noviembre 06, 2008

%&|@#~%&@#

Un día tenía que pasar. Un día tenía que llegar la ocasión en la que en la tranquila y plácida conversación entre una madre y su hijo apareciera lo que la gente denomina como "maldición" o "grosería".
Desde hacía rato habíamos notado que Diego decía una palabra muy cercana a "CHINGADO", sin embargo, como Diego tiene dos años, pensamos que tal vez quería decir otra cosa y no efectivamente la palabreja esa.
Yo, debo confesar, estaba seriamente preocupada porque suelo tener un lenguaje bastante florido y pensé, aunque yo no digo CHINGADO a secas, que tal vez me la hubiera oído a mí.
El caso es que hoy, después de darles el almuerzo, la abuela se llevó a Santiago a ver la tele y yo me quedé con Diego en la cocina para amarrarle los zapatos y me dice con esa sonrisota de "me vale madres la vida" una frase que él consideró apropiada: "CHIN-GA-DO BEBÉ". Yo, no daba crédito, porque eso sí, su mamá será muy mal hablada pero jamás se dirigiría a él con semejante combinación de palabras.
Entonces le dije:
YO: Diego, ¿por qué dices "CHINGADO"?, ¿esa palabra la dice Mami o la dice Mamá?
Diego: SONRISOTA y negación con la cabeza.
YO: Diego, ¿quién dice esa palabra? ¿el Abuelo? ¿la Abuela?
DIEGO: Ricka
YO: ¿La Teacher Ericka?
DIEGO: SONRISOTA: Lili
YO: Diego, Ericka y Lilli son tus maestras, ¿ellas dicen "CHINGADO BEBÉ"?
Diego todo sonrisas y yo pasando por alto la acusación de mi hijo le expliqué.
YO: Lo que sucede Diego, es que hay palabras que molestan a otras personas, y "CHINGADO" no le gusta a mucha gente escucharla.
En ese momento terminamos con la agujeta y Diego cambió el tema de conversación:
DIEGO: Hola, Geli!!!!!!
Y Geli sonrió y le respondió: Hola Diego, ¿ahora sí estás de buen humor?
Ay, estas conversaciones con mi hijo, y esa terrible fama de Señor Berrinches que se carga.

6 comentarios:

motta dijo...

mmmm habrá que hablar con la maestra erica

Chinitas de Chinitilandia dijo...

Miedo da pensar que otras palabras van a aprender.. Yo me desahogo mucho diciendo ese tipo de palabras pero Mama Ge me controla para que cuando nazca Ovulín se me haya quitado la costumbre... me quita puntos, como en el carnet de conducir :)

Las mamás de Ovulín

Anónimo dijo...

Vaya.....a que tremendo Diego!....a muchas personas les causa gracia que un niño diga peladezes o groserias....a mi no...y mira que mi lenguaje es tambien bastante florido....lo que si creo es que hay que ver bien de quien escucha esa palabra...no les creas mucho pues lo ñiños dicen nombres sin pensar....mi sobrinita cuando tenia 3 años le dijo a mi hermano que yo le habia dicho estupida...cuando yo jamas uso esa palabra y resulta que la escuho en una novela que veia mi cuñada, y la cabrona guerca dijo que habia sido yo.......ouch!...ya vez yo le decia cabrona pero estupida jamas!....ya mas grandes hay que enseñarles que no las digan en presencia de gente mas grande que ellos pero por hoy, esperamos que Dieguito no siga aprendiendo el lenguaje florido de muchas de nosotras!
Saludos a los 4
Ana C
mundo asae

Anónimo dijo...

Pues para mí no es grave que lo diga Diego, porque como dices, eventualmente pasa y nada más les explicas que no deben hacerlo. Lo que me preocuparía es más bien el que las maestras les puedan estar diciendo "chingado bebé" a los niños.
Gloria Ordaz

Ana de Alejandro dijo...

En realidad a mí también lo que me molesta es que puedan estar insultando a los niños y ellos ni en cuenta!
Ojalá y sepan decirnos si alguien les hace daño!
Hoy hablé con la maestra y por supuesto ella lo niega!
Hmmm. en fin, quizá tenemos qué decidir qué hacer al respecto antes que nos sorprenda de nuevo!

Anónimo dijo...

Hay cosas peores que los niños pueden ver en casa que les puede trastornar mucho mucho mas que una palabra, no es que apruebe que digan palabras... pero... realmente tu vida amiga es algo que puede trastornar mas a tu niño... que un palabrota..