lunes, junio 18, 2007

VII Marcha de la Diversidad Monterrey



A lo mejor en Monterrey no hay apertura, aaaaaaaah pero cómo hay cobertura.








Llegamos a la estación del metro General Anaya casi a las seis de la tarde, hora de la cita para la VII Marcha de la Diversidad Monterrey. El sol todavía estaba muy fuerte y yo tenía mis reservas, porque a pesar de no ser mediodía, a esa hora todavía son insufribles los rayos del sol. En todo el tiempo que estuvimos esperando, ya fuera que el sol se metiera o que llegara más gente, la explanada lucía repleta de camarógrafos y reporteros. Por lo general, los reflectores suelen alumbrar a todas aquellas disfrazadas de cosas extravagantes, eso, me parece, es diversidad que muy poco o nada tiene que ver con los gays y lesbianas de a pie.












Milenio Diario de Monterrey le dio el enfoque gay a la marcha. Gay en el sentido de la jotería, de A quién le importa, de Todos me miran, me miran me mira. Gay en el sentido festivo, feliz y hasta cierto punto superficial. No batallaron, le tomaron fotos al evento artístico de la Plaza Hidalgo y recogió las voces de los testigos banqueteros de la marcha. Ahora que tienen toda la razón cuando dicen que Cerca de 500 personas desfilaron como una forma de expresarse ante una ciudad que, a pesar de ser la próxima sede del Fórum Universal de las Culturas, carece de oídos para la diversidad. Al parecer, a todo el mundo le molesta la hipocresía implícita o intrínsica en el multicitado y saboteado evento.








El Norte presentó una miscelánea de los acontecimientos. Y tuvo a bien dedicarnos el primer párrafo: "¡Nosotros también somos familia!", se leyó en la pancarta de Ana y Criseida, ambas de 28 años, mientras se turnaban con la carreola que trasladaba a sus bebés varones biológicos que nacieron de cada una de ellas, a través de lo que llamaron "un tratamiento".











De mal humor, le habría escrito para preguntarle a la reportera: Linda, ¿cómo le llamarías al hecho de que me sacaron óvulos a mí, óvulos a Ana, los fecundaron in vitro y los implantaron en el útero de Ana?
Pero sin duda, la cobertura que más me gustó fue la de Multimedios. Entrevistaron a Ana y a un gay. Los dos dieron su punto de vista y aunque pasaron las típicas imágenes de los estrafalarios, dedicaron tiempo a los que gustosa y disciplinadamente marchamos con nuestra muy discreta ropa.







La mayoría de los presentes estaba en la euforia. Había sido la marcha más grande en la historia de las manifestaciones regias por la diversidad. El conteo de los marchistas fue de 500 personas, pero las que se conglomeraron en la Plaza Hidalgo rebasaron las mil.








¿Me gustó marchar?








Sí. Me parece que es, hasta el momento, la única manera de obtener visibilidad, de decirle a una sociedad que definitivamente tiene más de 500 gays, lesbianas, travestis y transgénero es salir a las calles. ¿Por qué debe saberlo esta sociedad tan indiferente? Porque lo que no se nombra no existe y si no existe, no hay razón para proteger, legislar, modificar, reparar, confrontar, equilibrar.... y un montón de cosas más.








4 comentarios:

YAZMIN dijo...

Hola me da mucho gusto ver que estan bien, lo bebes cada vez mas grandes y bellos.
Les mandamos muchos saludos

Caprichosa dijo...

Hola Cris:
No me sorprende. Quizás en el DF y Guadalajara haya más apertura pero en esta ciudad es muy difícil que la gente sea congruente con lo que presume como una "ciudad cosmopolita" ja,ja (soy regia) Todavía estoy en el clóset y es la segunda marcha que sigo - la primera en el 05-. Sí había más movimiento de gente esta vez e inclusive se respetó más aunque aún falta mucho.

Cuando fuí a la pasada (A favor de la tolerancia) me tocó escuchar cada barbaridad como por ejemplo que los agentes de tránsito gritaban por el altavoz a los automovilistas: "Abran paso a los maricones y gays" O_o !O sea! Por lo menos este año no hubo escenitas de esas.

Los seguí por varios puntos y en todos ellos los montoncitos de gente mirona exclamaba su sarta de prejuicios que sin creatividad alguna no iban más allá de "mira los gays, los jotos". Anyway, en la ciudad es mejor ver ejecutados que gente alegre presumiendo amor y bienestar a pesar de los pesares.

No me gustó mucho el final en la plaza Hidalgo como que muy apretado. Al día siguiente busqué en los periódicos a sabiendas de la línea que se maneja, y bueno, El Norte a duras penas toca el tema y como que muy a güevo. Pobre de la reportera habrá que enseñarle lo que significa tratamiento y la palabra investigación.

El Milenio siempre hace mofa política pero ellos me caen bien porque son más amigables al tema de la diversidad sexual he leído muy buenas crónicas y entrevistas ahí. Ojala y seamos más gente la que nos animemos a salir, dar la cara y pronunciar nuestros derechos, por lo menos espero dar pronto ese primer gran paso.

Un abrazo.

encantada dijo...

En Madrid fuimos varios millones en la marcha del Orgullo, pero el sentimiento final fue parecido: demasiado disfraz a pesar de entender que es la única manera.

En fin, no sé si me alegra o no que al otro lado del Atlántico sea igual, pero me crea una sensación curiosa, eso sí. Llamémosle comunidad.

¡Saludo!

Anónimo dijo...

yo venia del trabajo y estaba el trafico parado y me baje del camion para verlos pasar la verdad que me da mucho gusto que mientras monterrey se esta matando ellos salgan a las calles y esten orguyosos de lo que son que en realidad no afectan a nadie como para estarse escondiendo ya la gente deveria de rasionalizar mas las cosas porque es mas facil darte cuenta y asimilar que tu amigo es narco a que es gay. que bueno que salgan a las calles y nos recuerden que es una porcion de los que vivimos aqui que dia a dia comparten el asiento del camion contigo y ahi estan viviendo la vida que el echo de ser gay o lesbiana no quiere decir que sean sucios o que tengan vih o cosas por el estilo al igual que todos son personas que viven su vida y al igual que todos sentimos amor y el echo de ser promiscuo no tiene nada que ver con la orientacion sexual. ojala que llegue el dia en que nos dejemos de tapujos y veamos las cosas como son, y nos aceptemos tal y como somos los unos a los otros.... mis mejores deceos.
y una disculpa por la pesima ortografia jeje.