viernes, noviembre 10, 2006

Se aprobó la Ley de Sociedades de Convivencia

Crix y yo estamos felices, finalmente fue aprobada la ley de Sociedades de Convivencia.
En el Periódico La Jornada dice:

Esta vez no prosperó artilugio del blanquiazul para congelarla
Aprueban ley de sociedades tras casi 6 años de discusión
Resultado final: 43 votos a favor, 17 en contra y cinco abstenciones
GABRIELA ROMERO , RAUL LLANOS


Integrantes de grupos evangélicos que se manifestaron ayer en contra de la aprobación de la ley son contenidos por mujeres policías afuera del recinto legislativo Foto: Guillermo Sologuren
Cinco horas fueron el colofón de casi seis años de discusión sobre la polémica Ley de Sociedades de Convivencia para el Distrito Federal, la cual fue aprobada ayer por la Asamblea Legislativa con 43 votos a favor, 17 en contra y cinco abstenciones, erigiéndose así en la primera legislación de esta naturaleza en el país.
Quince minutos despues de las 11 de la mañana, el presidente de la mesa directiva, el panista José Antonio Zepeda, declaró abierta la sesión ordinaria con una asistencia de 57 de los 66 diputados.
Treinta minutos después, siguiendo la misma estrategia que en 2002, el diputado Ezequiel Rétiz subió a tribuna para proponer, a nombre de Acción Nacional, una moción suspensiva con el propósito de regresar a comisiones unidas el dictamen, con el argumento de que contenía deficiencias técnicas y de procedimiento, y de esta manera aplazar por tiempo indefinido la discusión.
Mientras, en los pasillos del recinto legislativo, su homólogo Alfredo Vinalay cabildeaba con los coordinadores de PRD, Víctor Hugo Círigo, y PRI, Jorge Schiaffino, a quienes propuso modificar varios artículos, sobre todo el 5.
"No podemos equiparar el concubinato con las sociedades de convivencia, hay que aminorar el daño jurídico de la ley", planteó al perredista, quien tras escuchar el razonamiento reviró: "si nosotros hacemos la modificación el PAN vota a favor". El coordinador panista Miguel Hernández, en medio de ellos, esbozó una sonrisa nerviosa de rechazo.
Enoé Uranga, quien en 2001 presentó al pleno de la ALDF la primera iniciativa sobre el tema, hablaba por teléfono con la senadora María de los Angeles Moreno, presidenta del PRI capitalino, a quien le recordaba que hace cinco años, siendo diputada local, respaldó la propuesta y ahora su fracción quería votar en contra.
El perredista Mauricio Toledo recibió muy temprano una llamada telefónica de la Unión de Padres de Familia pidiéndole votar en contra, y el panista Vinalay se acercó a Daniel Ordóñez (PRD) para tratar de convencerlo, sin conseguirlo, de que se abstuviera.
Molesto, arremetió contra el ombudsman capitalino, Emilio Alvarez Icaza, a quien reprendió cuando éste se despedía de los coordinadores de PRI y PRD en sus curules "Si tiene interés de tratar un tema que lo haga fuera de este foro", le dijo el panista.
Al final la moción blanquiazul fue rechazada, para iniciar cada fracción con el razonamiento del voto.
El perredista Víctor Hugo Círigo aseveró que reconocer jurídicamente otras formas de relación afectiva entre dos personas, distintas al matrimonio y al concubinato, "no es promoverlas, sino hacerse cargo de lo que sucede en la sociedad y reconocerlas", y aclaró que la ley de convivencia no pretende ni puede suplir al matrimonio.
Remarcó que esta ley es "un logro de esa encomiable y aleccionadora lucha de la diversidad sexual por construir una sociedad incluyente que respete la libertad de sus miembros a ser como son, sin estigmatizaciones, rechazos ni exclusiones".
Jorge Carlos Díaz Cuervo, de la coalición socialdemócrata (PT, Convergencia y PASC), señaló que apoyaban la ley "porque es evidente que un hogar no se constituye exclusivamente sobre la base de una unión matrimonial, sino también a partir de pactos y arreglos de convivencia que han ido surgiendo como consecuencia del derecho de los ciudadanos y ciudadanas a regular en libertad sus relaciones personales".
El priísta Jorge Schiaffino anunció que votarían a favor de la ley en lo general, pero que en lo particular se reservarían para su discusión 20 artículos, "por razones estrictamente jurídicas".
De los 34 diputados que integran la fracción del PRD, sólo Samuel Hernández se abstuvo. Los tres legisladores de PVEM y Gloria Cañizo, de Panal, hicieron lo mismo. En tanto, 16 de los 17 panistas que integran la fracción lo hicieron en contra, junto con Fernando Espino Arévalo, del Panal.
Tras anunciar que el resultado de la votación había sido 43 votos a favor, 17 en contra y cinco abstenciones, en las curules y palcos los abrazos y felicitaciones comenzaron. "Sí-se-pudo, sí-se-pudo", se escuchó. La nueva ley se enviará de inmediato al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Alejandro Encinas, para su promulgación o en su defecto para que haga las observaciones que considere pertinentes en un plazo de 10 días.
En El Reforma se lee:
Chocan por ley afuera de la AsambleaCada grupo acudió con su propio equipo de sonido y sus pancartasMirtha Hernández y Alberto Acosta
Ciudad de México (9 noviembre 2006).- Llegaron con entusiasmo y la convicción de frenar la Ley de Sociedades de Convivencia en la Asamblea Legislativa, pero a media sesión, padres de familia e integrantes de grupos religiosos "tiraron la toalla".Su ánimo decayó cuando la mayoría perredista rechazó posponer la discusión de la ley, lo cual evidenció su derrota y auguró la inminente aprobación.De poco les sirvió madrugar y enfrentarse, por el mejor lugar, en las escalinatas del recinto, con los simpatizantes del nuevo decreto, pues al final les ganaron el debate.Por más de seis horas ambos bandos convirtieron las inmediaciones de la Asamblea en el campo de batalla de sus discursos, consignas y cánticos.De un lado, padres de familia, miembros del partido Encuentro Social, de la Red de Ministerios para la Familia del Mundo, pedían a los diputados, con Biblia en mano, hacer una consulta pública sobre la ley.Al otro extremo, el Grupo Madres de Gays y Lesbianas, Colectivo Sol, Foro de Hombres Gay, Musas de Metal, entre otros, ondeaban sus banderas multicolores y exigían su derecho a amar a quien deseen y gozar de derechos como la seguridad social y tutela de las parejas.Sólo dividía a ambos grupos cuatro metros de distancia y una hilera de granaderos y de la Policía femenil, aunque esa distancia se tornaba abismal al expresar su posición sobre la ley.Cada grupo llevó su propio sonido y altavoces, pancartas, banderas y música.Aunque al principio los "bandos" se turnaron tiempos para dar discursos, el duelo terminó por convertirse en una guerra a gritos. De un lado se escuchaban los "Tú te corrompiste", "Familias naturales, no como animales".Del otro, las invitaciones a reconocer la diversidad sexual y "salir del clóset" subieron de tono hasta calificativos de "fascistas" y "cristianos de doble moral".Los detractores de las Sociedades de Convivencia vestían de blanco y, encabezados por el activista Hugo Anaya, pedían a la comunidad lésbica-gay recapacitar y entender que "Dios los quiere, pero no avala sus prácticas".Los contrarios, con sus atuendos rosas, cinturones y camisas arcoiris empezaron a bailar y corear a grupos de rock y canciones como "A quién le importa", "Mujer contra mujer" y "Man I feel like a woman", como himnos de su lucha.Los padres de familia y religiosos no se quedaron atrás y sacaron guitarras para entonar el "Aleluya" "Cristo Vive" y "Levántate, Jehová".La discusión de la ley generó rechazo y expectativas que provocaron tumultos también adentro del recinto.Incluso, ni en el último informe del Jefe de Gobierno, Alejandro Encinas, hubo tantos asistentes, invitados y curiosos.La multitud se apoderó del vestíbulo, pasillos, palcos, el corral de los medios y hasta del pleno de la Asamblea.De los palcos y gradas salieron voces a favor y en contra de la ley. Aplausos, abucheos, rechiflas y consignas de apoyo y rechazo se escucharon por igual.Las expresiones del público provocaron un llamado de atención por parte de los diputados para guardar silencio.El legislador perredista Salvador Martínez Della Rocca, salió en defensa de los manifestantes y pidió respeto a su libertad de expresión. A cambio se ganó el aplauso de ambos bandos, único en lo que coincidieron.Los detractores que tenían mayor presencia afuera del recinto, al interior fueron apabullados.Una decena de religiosos fue la única que permaneció ahí hasta que aprobaron la ley, pero ya con pocos ánimos para manifestarse.Sólo Enrique Anaya, director de relaciones públicas de la Unión Fraternal de Iglesias Cristianas Evangélicas, siguió con las consignas y, sin soltar su Biblia, levantó en una par de ocasiones una cartulina de rechazo a la Ley, pero el personal de seguridad lo censuró."¿Y por qué ellos sí exhiben sus banderas (multicolores)?", cuestionó. "López Obrador, su presidente, pidió consulta. Queremos consulta", añadió.Al final, Anaya advirtió que juntarán firmas e interpondrán un recurso legal.Afuera, los simpatizantes de las Sociedades de Convivencia aplaudían los votos a favor del nuevo decreto.Al final del conteo, entre llantos, besos y felicitaciones, celebraron su triunfo, pues para ellos sí valió la pena madrugar y que algunos, incluso, pernoctaran cerca del recinto legislativo.

¿Qué contempla la ley?

La Ley de Convivencia aprobada en el DF no es tan amplia como en otros países
En el DF
Se aprobó en noviembre de 2006, no incluye la adopción, ni equipara la unión a la del matrimonio, pero sí incluye derechos hereditarios y deberes recíprocos para dar alimentos
En Holanda
Se aprobó en diciembre de 2000, sí incluye la adopción y equipara la unión a la del matrimonio, además incluye derechos hereditarios y deberes recíprocos para dar alimentos
En Bélgica
Se aprobó en marzo de 2002, no incluye la adopción, pero sí equipara la unión a la del matrimonio, además incluye derechos hereditarios y deberes recíprocos para dar alimentos
En EU (Massachusetts)
Se aprobó en mayo de 2004, incluye la adopción y equipara la unión a la del matrimonio, además incluye derechos hereditarios y deberes recíprocos para dar alimentos
En España
Se aprobó en junio de 2005, sí incluye la adopción y equipara la unión a la del matrimonio, además incluye derechos hereditarios y deberes recíprocos para dar alimentos

*FUENTE: Leyes de los países citados
Lo que dice la ley:
¿Qué es una Sociedad de Convivencia?
Artículo 2.- Un acto jurídico bilateral cuando dos personas físicas de diferente o del mismo sexo, mayores de edad y con capacidad jurídica, establecen un hogar común con voluntad de permanencia y de ayuda mutua.
¿Qué obligaciones implica?
Artículo 3.-Obliga a los convivientes, en razón de la voluntad de permanencia, ayuda y establecimiento del hogar común.Artículo 13.-Se generará el deber de proporcionarse alimentos.Artículo 14.- Se generarán derechos sucesorios.
¿Quienes no podrán establecer una Sociedad de Convivencia?
Artículo 4.- Las personas unidas en matrimonio o concubinato. Tampoco los parientes consanguíneos en línea recta sin límite de grado o colaterales hasta el cuarto grado.
¿Permite adopción?
No lo explicita el texto de la ley.Artículo 15.- En caso de interdicción (incapacidad mental de uno de los convivientes), el otro conviviente tendrá derecho de ejercer tutela sobre el hijo del afectado.
¿Dónde se registra?
Artículo 3.-Ante la Dirección General Jurídica y de Gobierno del órgano político-administrativo correspondiente (cada Delegación).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos a los cuatro!.
Por acá nuestro "gajito" ya se mueve un chorro y tiene preferencias musicales y de acomodo muy definidas, jajaja.
Supongo que con la promulgación de esta nueva ley ya contarán con un futuro más seguro para sus pequeños, sobre todo por el manejo de la tutela.
Desde Monterrey, su segunda casa, Manuel y yo les mandamos muchos saludos, se cuidan!
Cuichita!

Xena dijo...

Un saludo para ustedes, me ha gustado mucho su blog y como esta enfocado, hace dìas lei esta noticia pero no con tanto detalle como ahora, poco a poco vamos ganando terreno.
saludos desde Ecuador