miércoles, noviembre 08, 2006

¡Me encanta ser mamá!

Hoy mis bebés cumplieron 29 días. Han sido los 29 días más llenos de experiencias y una tremenda responsabilidad. Los días más bonitos y divertidos.
Antes cuando veía bebés me parecían tiernos y simpáticos, pero aburridos. Ahora me parecen lo más divertido y chistoso. Crix y yo podemos pasar horas viéndolos, cantándoles, inventándoles canciones y jugando con ellos.
No duermen tanto como dice en los libros, y son mucho más entretenidos. Cada uno tiene su personalidad muy definida. Santiago es enojón y tiene muchas arrugas en la frente. Él es serio y muy demandante. Tiene horario de antro porque le gusta estar despierto de 11 de la noche a 2 de la mañana, aunque ya lo estamos entrenando para que se duerma antes. Es muy coqueto con mi mamá. Sonríe ocasionalmente y según yo se parece a Daniel Bisogno, aunque Crix dice que soy una grosera cuando digo eso.
En cambio, Diego es muy risueño y tiene un hoyito en el cachete derecho. Come por ansiedad, casi todo el día. Se chupa las manitas cuando tiene hambre y es más paciente que Santiago. Llora menos, pero cuando lo hace es más fuerte. Es más dormilón y fodongo. Y se parece a Juliancito, el de las películas mexicanas chafas (Crix también dice que soy grosera). Me gustan mucho mis hijos, ser mamá me está resultando ser la experiencia más divertida de mi vida... y claro, la que más tiempo me consume.
Ahora que ya se fue mi mamá ya no hay nadie que nos diga que no podemos sacar a pasear a lo bebés. Y la cosa se está poniendo peluda y más divertida. El lunes que vinimos al cyber para subir el artículo de Crix dejamos unas mamilas esterilizándose por hora y media. No es que nos interesara matar a todos los bichos de las botellas, sino que olvidamos la cabeza a cada rato. Ayer a Crix se le olvidó que fue al cyber otra vez. Y bueno, creo que las horas sin dormir están cobrando víctimas.... De hecho no sé si Cloti y las plantas tienen agua suficiente.
Para colmo sigo en el puerperio (o puerquerio como prefiero llamarle), según mi doctor no dejaré de estar "embarazada" hasta que se acabe este periodo de 40 días. Y de verdad que mi cuerpo ya no da para más... Si no fuera porque veo lo bonitos que me salieron estos bebos estaría yo más histérica de lo que ya estoy.
Al menos el consejo de que me mantenga en reposo sí fue un consejo ginecológico, porque de allí en fuera el doctor se puso a decirme (el día que fui a que me revisara los puntos) que me ponga a escribir a Vamos México para que me regalen latas de fórmula. De plano este hombre tiene muy poca fe.
Creo que este primer mes ha estado lleno de sentimientos encontrados. Por un lado la satisfacción de ver dos hermosos bebés vestidos de calabaza, oso, conejo o la ridiculez que se nos ocurra el día en curso, por el otro el terror de enfrentar un pañal sucio cada dos o cuatro horas. La placidez de ver un bebé dormidito en brazos... tras cuatro horas de que estuviera llorando sin alguna razón aparente (y el método Brazelton dice que es por estrés... ¿cuál estrés puede caber en un bebé de unas semanas? El de estar vivo nada más). Lo hermoso que es verlo comer e intentar sostener su mamila (en realidad ellos juran que la detienen...), y lo triste que es ceder a tener que darles esa fórmula asquerosa cuando una está rebozante de leche para satisfacer a cualquier bebé (consecuencias del reflujo, aún estamos esperando una segunda opinión al respecto...). En fin, lo bello que es verlos dormir, cuando yo ya no puedo dormir por el miedo de que dejen de respirar mientras duermo.
De verdad, no se lo pierdan, ser mamá es una experiencia que vale la pena ser vivida, pero como dice el comercial, "cuando quieres" porque si queriéndolos te sacan de quicio, sin quererlos debe ser insufrible.
¡Me encanta ser mamá!

3 comentarios:

Tia Diabla dijo...

no te atrevas a decirles a mis hermosos sobrinos(hasta que los vea en persona)daniel bisogno y juliancito! no inventes!!

Anónimo dijo...

Chicas, felicidades por los bebés, y también por la nueva esperanza que se abre para ustedes al ser aprobada la ley de convivencia. :=)

Tío Ricky dijo...

Estimada Tía Diabla: Cómo osas utilizar mi nick en femenino? jajaja muy mal! y muy poco original.

En cuando a los babies siempre dije lo de Diego... Debo poner mi negocio de adivinación! jajaja

Saludos

Tío Ricky