viernes, octubre 23, 2015

Vida gringa .- Haciendo nuevas alianzas

Pues desde que llegamos anduve buscando nuevas amistades, nuevas alianzas y nuevas personas para realizar mis acostumbrados activismos. Ya les había contado que de las ocho, casi nueve semanas que llevamos aquí, hace cinco (o sea casi a las tres semanas de llegar) que andamos yendo al OUTright Community Center, un lugar donde puede reunirse la comunidad LGBTIQ de El Paso, Tx.  Vamos regularmente, un miércoles sí y uno no a las "lesbian nights" con Celest. Vamos también el tercer jueves del mes (hasta el momento nos han tocado dos) a las reuniones de PFLAG El Paso (parientes de la comunidad LGBTIQ). Me gusta bastante el ambiente que tiene y la gente ha sido muy buena y receptiva con Diego y Santiago. Los tratan bien, les hablan bonito, los que no saben español intentan comunicarse de otras formas, en fin, han sido personas maravillosas con nuestros grandes tesoros.
Anoche fuimos lxs cuatro a la reunión de PFLAG. Es para "parents & friends of lesbian & gay", en realidad es para toda la familia, aliadxs y mistades de la comunidad LGBTTTIQ. Hay dos abuelas maravillosas y hetero, cada una yendo a fortalecerse para hacerle la vida más fácil a su respectivx nietx y hay muchas otras personas maravillosas. en realidad, no puedo decir nada más allá de la dinámica del grupo, ya que al ser un grupo de apoyo y autoayuda es también un grupo que requiere confidencialidad, así que lo que pasa ahí se queda ahí.
Ayer, por ser octubre el mes de salir del clóset, el tema fue la salida del clóset. Me encantó que se le diera a lxs familiares la oportunidad de trabajar lo que es para ellxs salir del clóset como pariente de alguien LGBTTTI. También habíamos bastantes gays y lesbianas presentes (las personas trans tenían un taller en otro salón para trabajar cosas específicas, ya que ellxs se reúnen todos los jueves ahí mismo). Así pues fuímos compartiendo nuestras respectivas historias. Santiago y Diego cuentan con una habitación llena de juegos de mesa para jugar, sin embargo, las reuniones les encantan y aunque entienden menos de la mitad porque son en inglés, se quedan muy atentos oyendo. Ayer un compañero hizo el favor de irles traduciendo al oído casi todas las participaciones. Me pareció súper conmovedor.
De hecho, todas las historias me parecieron conmovedoras. De entrada yo agarré mi servilleta porque ya se me hacía que iba a llorar con alguna. La experiencia es reconfortante y espero con ansia la siguiente reunión que será el 19 de noviembre porque haremos una cena especial de Thanksgiving. Estoy muy contenta además porque entre una cosa y otra ya encontré varias lesbianas con hijxs en la ciudad. Ya las he ido contactando por Facebook y espero que en breve podamos convocar a una reunión para irnos acercando y crear comunidad.

1 comentario:

LUZ GARIBAY dijo...

Haz una red de madres lesbianas intercultural no crees?