jueves, septiembre 10, 2015

La escuelita

Ahora que estamos en El Paso, Tx. Diego y Santiago tienen que ir a una nueva escuela. Nosotras, y por lo tanto ellos, pensábamos que tendrían que ir a la escuela más cercana a UTEP que se llama Mesita y que queda cerca de la Universidad a la que va Criseida. Pero las vueltas que da la vida, la casa más cercana que conseguimos nos dejó con otra escuela pública como correspondencia a la dirección. Así pues, esta escuela a la que van lleva uniforme y tiene como regla que lxs alumnxs traigan completo su esquema de vacunación.
Llegamos a El Paso el lunes 31 de agosto, mismo día en que fuimos a inscribirlos y ver los requisitos de la escuela, que por cierto, llevaba ya una semana de iniciadas las clases. Ahí nos mandaron a ver a la "nurse", es decir a la enfermera que checa a lxs niñxs para ver si son aptos para entrar a la escuela. Ella nos pidió que le entregáramos las cartillas de Santiago y Diego y pues... por una parte, las cartillas de vacunación se quedaron en México, por otra parte, aunque las tarjeran, dichas cartillas pertenecen al antiguo nombre legal de D y S, por lo tanto, tuvimos que explicarle que no traíamos cartillas de vacunación. Por lo tanto, nos envió a una clínica pública a conseguir nuevas cartillas y nuevas vacunas.
Ese mismo día, mis pobres hijos tuvieron que chutarse 6 piquetes de un jalón, tres en cada brazo. Primero fue Santiago quien ni pío dijo. Luego fue Diego, que antes de que la enfermera del lugar lo tocara si quiera, ya estaba pegando alaridos y diciendo "ay, ay, ay, me va a doleeeeer! No quieeeero!!!" En fin, les dieron como "premio de consolación" cinco paletitas a cada uno.
Al martes siguiente volvimos a la escuela, ora sí con los papeles completos, y ya con un comprobante de domicilio que corroborara que nos tocaba efectivamente esa escuela.
Nos informaron que el uniforme son pantalones khaki y camisa verde oscuro de lunes a jueves. Los miércoles que es el "spirit day" (día de animar al equipo escolar) pueden llevar una camiseta amarilla y el viernes es libre. Todas las camisas necesitan llevar el logo escolar, y pues es un gasto que de ninguna forma teníamos previsto.
A eso había que agregar un montón de útiles para cuarto año.
El miércoles por la mañana, finalmente, darían inicio a sus clases. sin embargo, me mandó llamar la subdirectora antes de iniciar. Yo pensaba que era por el asunto de las dos madres o algo así, pero en realidad, fue para informarme de que por la edad no les corresponde aún cuarto año, sino tercero. Yo, la verdad, en aras de que aprendan inglés mientras que repasan algo que ya saben, y con afán de evitar el bullying tanto como sea posible, estuve de acuerdo en que reinicien el tercer año.
Así pues, Diego se molestó muchísimo con mi decisión, pero Santiago lo tomó con filosofía. Desde el primer momento se hizo amigo de medio salón. A Diego lo pusieron de inicio en un salón diferente, pero luego lo cambiaron con Santiago, porque es el salón en el que van los niños que aún no dominan el inglés. 
La escuela les da "brakfast and lunch" todos los días. Aún así, yo los mando con algo en la pancita, porque mis hijitos son muy comelones. Todos los día me cuentas qué cosas les dan, como hamburguesitas de pescado, enchiladas, tostadas o quesadillas. Todo va con leche y jugo. Además, llevan unos "extras on the side" que pueden ir desde pasitas, hasta jícamas con pepinos. Anadn muy contetos con sus lunches escolares.
Ya les compramos parte de sus uniformes, pero aún nos faltan camisas, porque fueron solo tres las que pudimos comprar... En fin, ahí la llevamos.
En cuanto al sistema, pues resulta que tienen 4 maestras, una de mate y otra de reading, luego otra que da sciences y refuerzo de math. Finalmente, otra que imparte languages and grammar y refuerzo de raeding. Así pues, llevan 8 libretas que fue un hallazgo encontrar porque ya se habían agotado en walmart. Hoy por hoy, van muy contentos a clases cada mañana que os vamos caminando y regresan felices por la tarde cuando caminamos ya sea a la casa o a UTEP, según sea el caso.
En fin, pues a ver cómo les va con la escuelita y ya les seguiré contando de nuestras aventuras en #GoingChicanas...

2 comentarios:

AdriyAna.MamiyMama dijo...

Hola mamis!! Que emocion todo lo que contais!! Yo soy nueva en todo esto, me he hecho un blog: http://adriyanamamiymama.blogspot.com.es/ y me gustaria que me siguieras o me comentaras o lo que sea, jaja, estoy un poco histerica porque la proxima semana tenemos cita para empezar tratamiento de fertilidad y mi mujer y yo estamos muy emocionadas.
Bueno..os dejo un saludito.

Jose J Moreno dijo...

Que padre, que ya se acomodaron y tan rápido.
la escuela siempre sera divertida a la edad de ellos así que a disfrutarla, a parte los consentirán mas tiempo en primaria como niños, así que disfrutaran a lo grande
y pues las mamas muchas felicidades y exito