sábado, mayo 11, 2013

Un proyecto de vida orgullosamente diverso: Las dos mamis

Esta nota apareció el día de ayer en CHILANGO.COM La nota nos fascinó porque realmente nos agrada bastante la revista y la hemos seguido desde que nació, aún con todo y los cambios que ha sufrido para hacerse un producto rentable. El punto es que nos da mucho gusto que nos hayan tomado en cuenta para contar nuestra historia en el marco del DIA DE LA MADRE.


Un proyecto de vida orgullosamente diverso

Las dos mamis


10 de mayo de 2013
Por    Ita del Cielo @itadelcielo
Como millones de mamás en México, este 10 de mayo Ana y Criseida irán al festival del día de la madres para ver a sus hijos disfrazados bailando en su honor, firmarán boletas y escucharán quejas o felicitaciones por la conducta de sus pequeños Diego y Santiago, dos mellizos que nacieron bajo un tratamiento de reproducción asistida con óvulos provenientes de cada una.
Para Diego y Santiago, Ana de Alejandro es su mami y Criseida Santos es su mamá. Ambas comparten un proyecto de vida y de activismo que comenzaron hace ocho años cuando esta pareja oriunda de Monterrey, encontró en el Distrito Federal las condiciones propicias para vivir creativamente lamaternidad lésbica, decisión que aún no cuenta con la certeza jurídica para gozar de plenos derechos.

Se enamoraron de la ciudad

Los camellones, las jacarandas, la amplia oferta cultural y sobre todo una mayor aceptación a su orientación sexual que en el norte del país –donde 9 de cada 10 personas preferiría no vivir con una lesbiana en casa— fueron lo que más les atrajo a esta pareja de madres lesbianas para establecerse en el "monstruo de ciudad" por primera vez en 2003.
Ana trabajaba en un museo, mientras Criseida era maestra de inglés en un colegio. Durante casi un año, ahorraron lo suficiente para someterse a un proceso de reproducción in vitro con los óvulos de cada una y el esperma proveniente de un banco de semen: "lo escogimos de pelo café, alto y que le guste la música".
Ana fue la gestante de dos óvulos, uno suyo y otro de Cris. Los mellizos nacieron en el otoño del 2006. Para entonces en la Ciudad de México entró en vigor la Ley de Sociedad de Convivencia. Aunque dos años antes, pese a que no era válido legalmente, la pareja ya se había "unido" simbólicamente en las pirámides de Teotihuacán.

Diego y Santiago, contrapunto chilango

En un café cercano a un apacible parquecito de la colonia del Valle, los dos mellizos de ojos verdes, vestidos de short café y playeras moradas, juegan incansables. Ambos nacieron en DF. Santiago es el más inquieto, es sociable y travieso. Diego más tímido, prefiere jugar eternamente con el celular que correr alrededor de la fuente, le gusta más el arte y aunque ya sabe escribir, dibuja; Santiago construye y a veces destruye los juguetes que reciben en las fiestas infantiles. Los dos quizá sean un reflejo de la combinación de las personalidades de ambas progenitoras.
Ana, es optimista y elocuente, después de estudiar Artes, ingresa a la Maestría en Estudios de la Mujer en la UAM Xochimilco. Emocionada, cuenta que durante sus primeros años en la capital, conocieron lafértil escena académica y cultural lésbica: "fue un curso propedéutico de introducción al activismo". "Yo me enamoré de la ciudad", confiesan los labios rojos de Ana. De las cosas más inspiradoras fue ver a las cientos de parejas unirse simbólicamente cada 14 de febrero en el Hemiciclo a Juárez, ya que entonces aún no comenzaba la discusión formal sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo.
Criseida es más reservada y puntual. Escritora con dos novelas publicadas, combina el trabajo doméstico con su oficio. Más que con el tráfico o el ruido, con lo que batalla de la ciudad es la contaminación. Confiesa que al principio le apanicaba el metro, pero luego descubrió que era un lugar mucho más seguro que los micros. A pesar de que Monterrey es una gran ciudad, su lugar de nacimiento no le puede ofrecer el relativo anonimato de la Ciudad de México.
Entre más de 20 millones de personas, Ana y Cris pueden vivir y ser ellas mismas al lado de sus gemelos, sin tener que rendirle cuentas a nadie, al vecino, a la familia o preocuparse por el qué dirán.

Dos apellidos maternos

Las dos mamis


Luchan por la libertadFoto: Balam QuitzéLuchan por la libertad

Dos mamás, dos apellidos maternos

El proyecto de ser madres sui generislas ha llevado a ser activistas virtuales por necesidad; en Internet se conocen como "Las dos Mamis". Desde su blog-trinchera informan a otras mujeres diversas sobre estrategias jurídicas, pedagógicas, comparten su historia de vida.
Su actual lucha radica en que se les reconozca los dos apellidos maternos, lo que sentaría un precedente jurídico puesto que tanto madre gestante y no gestante está participando en todo el proceso de maternidad.
Cuando nacieron los niños. Ana de Alejando tuvo que declararse madre soltera y registrar a los pequeños con sus apellidos, la único opción sería que Criseida –la no gestante– los adoptara. Pero "¿Cómo podría adoptar a mi propio hijo?", demanda Cris, acertadamente.
Tenaces y guerreras, han emprendido la batalla jurídica y social para que Diego y Santi tengan los apellidos de ambas con el mismo status de los hijos de parejas heterosexuales. Así como hicieron que las dos tuvieran seguridad social al comprobar ante el IMSS su matrimonio.
Mami nos explica didácticamente: cuando una pareja heterosexual va al Registro Civil basta con que la mujer diga que el hombre que la acompaña es el padre para que registren su apellido, no exigen ninguna prueba de ADN o algo similar. ¿Por qué cuando van dos mamás que tienen lazos genéticos le dicen a una de ella que tiene que adoptar a su propio hijo?

Red virtual de apoyo nacional

"No me quiero morir sin que haya un grupo de apoyo para madres lesbiana en cada ciudad", afirma Ana sin titubear. Y es que en "reciprocidad con el Universo" ha emprendido personalmente la tarea de ayudar a otras parejas provenientes del interior de la República que desean hacer los trámites preparatorios para unirse en matrimonio legal.
En ese sentido, comparten con otras madres lesbianas las estrategias que ellas mismas han aprendido en su peregrinaje a través de la Red de Madres Lesbianas en México, un grupo de Facebook. En ese espíritu de convivencia social, cada tercer sábado de mes imparten talleres gratuitos para madres lesbianas y sus hijos en el Deportivo Mina de la Delegación Cuahutémoc.
De lo que se trata, afirman con alegría Las Dos Mamis, es de convivir con toda la sociedad. "A las lesbianas que decidan ser madres les recomendamos busquen literatura infantil diversa; eligan sus batallas; es necesario que los hijos se sientan confortables con tu círculo social, sean optimistas, conozcan y usen la ley. Si son lesbianas siéntanse orgullosas de ello, no crean que eres lesbiana porque estás enferma".
Enlaces de interés
@LasDosMamis
Diego y Santiago hablan sobre su familia


3 comentarios:

dhani urtaza dijo...

Hola que tal.
Soy simpatizante de la comunidad LGBT (mi mejor amigo es gay) y como mujer creo que me tienen realmente sorprendida.
En primer lugar aceptar tal cual son, pues no cualquiera y aparte ser madres simplemente ¡wow!.
Leí el artículo en Chilango que habla de ustedes y en verdad me da gusto que en el país haya gente como ustedes, luchadoras dispuestas a todo para que al menos la igualdad que tanto se presume se vea cumplida.
Sigan así chicas, tienen una seguidora de su causa más.
Un fuerte abrazo.
P. D. Su niños están preciosos.

Akaotome dijo...

Muchas gracias por tu comentario!

Karen Barrientos Lira dijo...

Wow simplemente son un ejemplo a seguir yo soy una chica de 21 años vivo con mi novia, pero si dios quiere el próximo año nos casamos y la verdad nos encantaría tener un bebé. Se que no es una tarea fácil pero estoy segura que lo lograremos gracias a todo este amor que nos tenemos. La felicito demasiado y que lindos niños tienen. Me encantaría saber un poco más de ustedes.