viernes, mayo 10, 2013

Feliz Día de las Madres

Foto de recuerdo del festival del Día de la Madre en la escuela de Diego y Santiago.

En el salón de Santiago nos dieron un tortillero, ¿quién sabe que nos saben? En el salón de Diego nos dieron dos estucheras (para guardar nuestros estuches, creo). La anécdota es que Diego nos platicó que la maestra dijo en todo el salón: "A Diego le vamos a dos dos estucheras porque tiene dos mamás". 
Otra cosa bien chistosa es que la nana de los sobrinos de Ana, muy temprano en la mañana, me felicitó por el Día de las Madres ( y a Ana no!!!!). Por otro lado, Santiago le va a regalar SILENCIO a Mami. ¿Cómo? No haciendo preguntas por el día de hoy.

7 comentarios:

Eduardo Arce dijo...

Feliz dia de las madres!!! Un abrazo!

Ana de Alejandro dijo...

Mil gracias!!!

Montserrat dijo...

Buen detalle el de la maestra! Seguramente ella ya se esta cambiando el chip! feliz día de las madres!

El Hugo dijo...

Acabo de conocer este blog y ya lo estoy amando!
Neta gracias por existir y por alzar la voz. Somos una sangre. M honra y respeto.
Feliz día de las madres!!!

Anónimo dijo...

Hola oye me gustaria platicar con ustedes pq tengo algunas dudas e inquietudes respecto al tema mamas ya q yo y mi pareja queremos intentarlo. como nos comunicamos??

Anónimo dijo...

Hola! Mis mas cordiales saludos a toda su familia, me llamo mayra soy de hermosillo sonora y ya que ustedes tienen este blog abierto y yo pues tengo 19 años con muchos deseos de formar una familia en un futuro con mi pareja actual, me preguntaba como es que hacen con el tema de la religión, o sea me refiero a que si bautizaron a los niños (hermosos por cierto) o si los llevan al catesismo o algo. Es algo que me intriga por que no sabria manejarlo yo sola. Agradesco el tiempo que no volvera jamas. Saludos!

Akaotome dijo...

Anónimo 1: Puedes buscarnos en twitter @LasDosMamis o puedes buscar nuestra página de facebook, LasDosMamis.
Anónimo 2: El problema es que estás asumiendo que todas las madres somos católicas y queremos criar a nuestros hijos en esa religión. Por principio de cuentas jamás enviaríamos a un hijo nuestro a un lugar en donde le dijeran que su familia es pecado y cosas así. No se trata de dejar de creer en Dios ni nada por el estilo, se trata de que yo misma, al menos, no me pararía en una iglesia que me condena cada domingo. Hay opciones, pero definitivamente mandarlos al matadero no.