domingo, diciembre 30, 2012

Jes y Cel sueñan con tener un bebé, y piden rechazo a la iniciativa de Ley de Maki Ortiz


México, D.F. a 30 de Diciembre de 2012

Al senado de la República
A la senadora Maki Esther Ortiz Domínguez

El motivo de esta carta es nuestra preocupación y miedo ante la aprobación de la iniciativa de ley propuesta por la Senadora Maki Esther, la cual además de excluirnos nos criminaliza por el simple hecho de querer formar una familia.
Mi nombre es Jessica Arciniega, mi pareja Celene Aviles, llevamos juntas casi nueve años nos conocimos en la escuela donde ambas trabajamos, tuvimos una hermosa relación de noviazgo que duró dos años, tiempo después decidimos vivir juntas y construir un hogar, al principio no nos planteamos la idea de tener hijos pues una de las prioridades era que ella terminara su carrera como psicóloga educativa. Al cabo de unos años, comenzamos la búsqueda de un bebé, iniciamos con el método tradicional gracias al apoyo de un familiar de ella pero al ver que no quedaba embarazada buscamos una clínica para iniciar un tratamiento de inseminación artificial, la primera piedra en el camino fue mi imposibilidad de embarazo debido a que tengo obstruidas ambas trompas, luego, después de ahorrar durante un año y pedir préstamos en el trabajo conseguimos reunir el dinero para realizar mi primera FIV en IVI México.
Lo primero que me dijo el doctor al llegar ahí fue que aun teniendo una pareja heterosexual, por los diversos problemas de fertilidad que tengo en algún momento iba a tener que recurrir a una técnica de reproducción asistida. Mi primera FIV no salió como esperábamos y los embriones dejaron de desarrollarse antes de ser implantados en mi cuerpo, física y anímicamente fue un golpe duro para nosotras. Conseguimos trabajos por la tarde y reunimos en el mes de julio, gracias también a un préstamo bancario, el dinero para realizar una segunda FIV, la historia se repitió y los embriones no fueron implantados. Esta situación arrojó un nuevo diagnóstico, mis óvulos son de mala calidad y para poder gestar un bebé debo recurrir a un tratamiento mixto, en el que extraigan óvulos míos y de mi pareja o a la ovodonación. Ambas técnicas son caras y por el momento salen de nuestro presupuesto, pero para nosotras son la única opción para conseguir nuestro sueño. Opción que de aprobarse la ley que usted propone dejaría de existir y me condenaría a no poder gestar un bebé. Además, de intentarlo de esta manera, me convertiría en criminal. Como toda mexicana tengo por derecho constitucional el tener hijos, decidir cuántos y en qué momento tenerlos. Le pido que respete ese derecho y que lejos de criminalizarnos busque la manera de apoyarnos pues ese debe ser su papel como representante de los ciudadanos.
Análisis y estudios en clínicas diversas.
IVI, Líder europeo en medicina reproductiva
Somos maestras que luchamos día a día por tener un país mejor dentro de las aulas, con nuestros alumnos, brindándoles una educación de calidad que los haga libres, críticos, pensantes. Pagamos nuestros impuestos cada quincena y aun así no tenemos derecho a realizarnos ningún tratamiento de fertilidad por la seguridad social. En la ley que usted propone hace referencia a la regulación que existe en otros países y en efecto, sería muy bueno tomar como ejemplo a España en donde todo ciudadano que contribuya como nosotras con sus impuestos puede acceder a tratamientos de reproducción asistida hasta en tres ocasiones sin importar su edad, la causa de su infertilidad o su orientación sexual. Si tomamos esos ejemplos y nos basamos en esa leyes deberíamos comenzar por el reconocimiento que en aquellos países hacen a familias como la mía.
Aún pagando cada quincena mi aportación al ISSSTE no le pido al gobierno que me de nada solo les exijo que no me quiten mi derecho a la maternidad, que no discriminen a familias como la mía que tenemos el mismo derecho que cualquier persona de formar un hogar. Somos personas que antes de traer a un pequeño al mundo pensamos muy bien nuestra decisión, construímos un hogar para él. Nuestros sueños e ilusiones giran en torno a ese bebé que aun no está con nosotras. Tenemos un cajón lleno de ropa por que ya lo esperamos, sabemos sus nombres: Maya Ixchel para la nena, Dante Mateo para el niño; no tomamos decisiones arrebatadas, lo pensamos, lo planeamos y hoy mas que nunca lo deseamos. El dolor por no haberlo logrado en los primeros intentos se olvida al saber que muy pronto lo tendremos con nosotras, que será una persona de bien que ayude a los demás como nosotras lo hacemos, que apoye siempre a quien lo necesite por que eso es lo que nosotras hacemos y eso es lo que vamos a enseñarle; no somos delincuentes.
Espero que estas manifestaciones de nuestra comunidad LGBTTTI le permitan darse cuenta de que existimos, que somos personas reales, con los mismos derechos que usted y que cualquier persona en este país y que además como ciudadanos tenemos obligaciones con las que cumplimos, lo mínimo que pedimos es respeto y reconocimiento.
Manifestamos pues nuestro rechazo ante esta iniciativa de ley por considerarla discriminatoria e inconstitucional y porque de aprobarse significaría un retroceso a lo poco que hemos avanzado con relación a nuestros derechos.


ATENTAMENTE
Alma Jessica Arciniega Soto jessica_arciniega@hotmail.com
Celene Aviles Carranza bichita_avice_85@hotmail.com

No hay comentarios.: