viernes, abril 13, 2012

Uñas de colores

El martes antepasado le caímos a Denise en su casa y terminamos varias chicas, entre ellas Crix y yo pintándonos las uñas de los pies. Yo además me pinté las de las manos y me puse unas florecitas. En eso terminó el grado académico de la licenciatura en artes, en poderme hacer florecitas con la mano izquierda sobre la mano derecha y que sigan pareciendo flores.
Las uñas iban de color azul y sobre de ellas con puntitos de diversos colores los pétalos, con esmalte verde los tallos y las hojas. Una monada (he visto muchjas pelis con traducción al castellano últimamente). Las vieron al día siguiente Diego y Santiago y pidieron que la próxima vez se las pintásemos también a ellos.
Este martes Crix decidió que mientras yo trabajaba ella se iba al museo de historia con los niños. El museo de historia es su favorito. Al terminar pasaron por mí y acabamos, otra vez en martes, visitando a Denise. Estaba también Brenda la hermana de Crix que últimamente sale bastante con nosotras. Brenda y yo decidimos que era momento de renovar la manicura, aprovechando los enceres de Chío, la rumi de Denise. Yo recordé la petición de mis hijos y les llamé al cuarto en el que nosotras estábamos decidiendo entre muchos esmaltes cuál usar.
Ellos los vieron emocionados y quisieron pintar sus uñas también. La víctima de Diego fue Denise, mientras que Santiago puso sus manitas en las de Chío. Diego escogió llevar una mano negra, una roja, un pie azul y uno verde. El diseño de Santiago fue más experimental ya que intercaló colores distintos en la misma mano.
Al día siguiente, miércoles por la tarde el abuelo (mi señor padre) descubrió semejante reto al género y flipó. Decidió torturar a mi hijo rascándole las uñas para quitarle el barniz y lo amenazó con ir al s-mart a comprar acetona para removerle el color. Obvio el niño llegó corriendo donde su madre y lloró amrgamente su desventura. Todo esto mientras yo trabajaba.

Me hizo recordar el capítulo del niño al que, justo hace un año, su madre le pintó las uñas de rosa y conmocionó a los Estados Unidos y del cual se habló por semanas en internet. Creo que a veces los estereotipos y roles de género son súmamente estrechos y no permiten el completo desarrollo de las personas en un ser humano integral capaz de ver todas sus posibilidades creativas.
Estoy tan molesta y harta de estas agresiones y faltas de respeto a nuestras desiciones que no sé ni cómo enfrentarlo.
Por lo pronto, aquí está el artículo que les mencioné:

3 comentarios:

Opiniones incorrectas dijo...

Una vez, estaba yo jugando con las nenas de mis primas en Rep Dominicana. Ellas tenían tres años y las peinaba, les ponía coronas de princesa, etc. De pronto, el niño de otra de mis primas, un año menor, quiso unirse y lo peiné también. La criatura estaba feliz con sus moñitos y su corona, pero cuando lo vio su madre, puso el grito en el cielo.
Yo le rebatí con que los niños eran niños, que no había maldad en sus juegos y que tampoco existían cosas de niños ni de niñas. Mi hermano jugó siempre con muñecas y cocinitas porque en mi barrio éramos todo niñas de más ó menos su edad, y es heterosexual. Esta gente prejuiciosa piensa que el gay se hace ¬¬ Además, si lo fuera, ¿qué problema hay? Pero como intentar convencer a una mentalidad tan retrógrada es tiempo perdido, terminé callada mientras miraba con reprobación cómo la madre le quitaba a la pobre criatura, que no entendía nada, la corona y los moñitos.
Un besito!

Ana de Alejandro dijo...

Me parece tan triste que estas cosas se sigan presentando una y otra vez en la vida de tantas personass y los esteretipos de género sigan afectando así nuestras vidas. Para colmo a la mañana siguiente mis padres les quitaron el color completamente con removedor. Y cuándo les pregunté por qué lo hicieron me dijeron que para "protegerlos de la sociedad". ¡¿Cuánta gente de esa sociedad ves aquí adentro?! De los únicos que hay que protegerlos es de sus propios abuelos, qué triste.

Jenny dijo...

aww pobre criatura :/ es verdad son niños y ellos no entienden nada solo son juegos para ellos