martes, enero 10, 2012

Cabezota dura!

Ana insiste en que soy muy necia, que batallo para acoplarme a las nuevas ideas y rutinas y que tardo años en tomar una sugerencia. También insiste en que postee más seguido a lo cual había contestado yo que no me daban ganas puesto que ella lo hacía diario y lo hacía muy bien, lo cual, desde luego, calificó como necedad. Esa es la razón por la cual dedico unos minutos a postear yo también: para demostrarle que no soy una necia cualquiera.
Pero es que a veces hay momentos en los cuales uno tiene realmente pocas cosas que contar. Todo fluye más o menos, las cosas van saliendo, los proyectos, ideas e inquietudes apenas se forman en la mente que se siente una sensación como de dejarse ir con el flujo y vivir así.
En lo personal, siento un alivio profundo de que hayan terminado las festividades de diciembre porque yo no las festejo, las padezco. Y siento que en ninguna otra fecha la cosa se pone tan peluda como en Navidad. Prefiero los días comunes y corrientes.
Me siento relativamente a gusto con mi trabajo, aunque a veces resulta extenuante para mí y para el Q-móvil ir tan lejos pero me gusta la experiencia. Mis compañeros de trabajo son un capítulo en mi vida que no sé si censurar o simplemente omitir de mi memoria.
En cuanto a lo demás, estoy arrastrando a Ana y a mis hijos (ayer hasta a mi hermana incluí en esto) en mi entrenamiento para correr un 5K. Mi madre muy interesada preguntó cuándo era la fecha y Ana le contestó con cierta burla "ah no, Criseida se está entrenando para un virtual 5k que eventualmente encontrará, está esperando ver un anuncio". Me sentí un poco ingenua, pero la verdad no sé qué me picó por querer correr maratones, creo que porque es uno de los deportes más baratos y que se puede seguir haciendo aunque te mudes porque sólo necesitas las piernitas y una distancia que correr.
Por el momento llevamos 5 días de entrenamiento... Diego y Santiago se turnan la bicicleta en lo que Ana y yo nos ejercitamos. A Ana se le nota que no es su hit esto del ejercicio aeróbico y yo le digo que se mentalice a que estamos agarrando condición pa la marcha, pero de cualquier manera se le nota en la cara que preferiría mil veces hacer yoga o algo así.
En fin, ya les seguiré contando cómo va el entrenamiento y cómo va mi programa especial de "EJERCITEMOS A DIEGO Y SANTIAGO" para que se cansen y dejen de dar lata.

1 comentario:

Manuel Tenorio dijo...

Mis compañeros de trabajo son un capítulo en mi vida que no sé si censurar o simplemente omitir de mi memoria. - JAJAJA Priceless.

Y olvida eso de ejercitemos a D y S para que se cansen, Elva y yo lo intentamos a cada rato con Manuel y Emma y los cansados somos nosotros jaja :)