domingo, abril 10, 2011

Lo bueno es que tengo dos hijos

A raíz del episodio electromoderno de Santiago, Diego insistió durante todo el día de ayer en que a él también le tomara un video bailando pero con una canción de Halloween que en realidad nunca entendí cuál era. El caso es que por azares de la vida, terminamos en una fiesta en donde estuvo una imitadora de Lucero. Total, a Diego le fascinó y no sólo eso. Le encantó el Noa Noa. Lo tocaron dos veces y a Diego se le notaba que le había gustado por aplaudía y hacía caritas. Yo pude respirar tranquila, si no es fan de Jorge Negrete, al menos tiene simpatía por el Divo de Juárez y sus intérpretes. No me presionen, estoy trabajando en evitar que se convierta en seguidor de Lucerito y al menos hoy en la mañana lo obligué a escuchar aleatoriamente una dosis de Led Zeppelin, Kiss, Metallica, AC/DC, entre otros (siempre evitando Bon Jovi porque luego me dicen que mi selección de rock es muy fresa).
En fin, a petición de Diego, le tomé el mentado video con el Noa Noa. Ahí me disculpará que sale muy oscuro pero se alcanza a ver a Diego emocionado.
video

1 comentario:

Sol Casdiz dijo...

¡Wow! El Noa Noa, todo un clásico, ¡Genial, Diego sí sabe de música!