miércoles, agosto 11, 2010

Apertura en la Corte no llega hasta el IMSS

La nota de Milenio sobre la resolución del IMSS:

Apertura en la Corte no llega hasta el IMSS


Alega dependencia federal que sería ilegal conceder beneficios a estas parejas. Al menos dos matrimonios pasan por esta situación en Nuevo León.

Monterrey, NL.- En casa de la familia De Alejandro Santos la tarde de este martes transcurría con alegría. Ana y Criseida recibían la noticia de que la Suprema Corte de Justicia (SCJ) falló a favor de la validez de matrimonios homosexuales en toda la República Mexicana.

El gusto le duró poco. Al dar las 17:00 un mensajero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tocó a la puerta de las recién casadas con una noticia: la delegación regional les negaba el derecho a que una inscriba a la otra como beneficiaria.

Ana Elizabet de Alejandro García sostiene en su mano el documento con el membrete del IMSS y la firma de Jorge Luís Hinojosa Moreno, delegado de la institución en Nuevo León.

“Esto nos sorprende porque nos viene una resolución el mismo día que la Suprema Corte de Justicia dice que estos matrimonios (entre personas del mismo género) son válidos en todo el país”, afirma.

El documento con fecha de emisión del seis de agosto del presente año señala que “el registro de beneficiarios derivado de matrimonio o concubinato entre personas del mismo género, no es procedente en el régimen del Seguro Social, al existir un impedimento legal para realizarlo”.

La conclusión que la delegación Nuevo León del IMSS emite a través de la Jefatura de Supervisión de Afiliación y Cobranza explica que ésta deriva del artículo 84 de la Ley del Seguro Social vigente desde 1997, que habla únicamente de “la esposa del asegurado o concubina” o en su caso “el esposo de la asegurada o el concubinario” como beneficiarios.

“En este momento creo que con esta resolución el Instituto Mexicano del Seguro Social está dejando desprotegidas a por lo menos trescientas familias que ya fueron a registrar su acta de matrimonio constitucional (…) para quedar ya suscritos como un matrimonio”, explicó.

En la resolución, la delegación Nuevo León del IMSS advierte que el organismo está plenamente comprometido con cumplir normas que prohíban todo acto de discriminación tales como opiniones, preferencias, estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana, y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

Criseida Santos Guevara, esposa de De Alejandro, rechaza lo anterior.

“Justo cuando se está debatiendo la validez del matrimonio (entre personas del mismo género) en todo el país viene el Instituto Mexicano del Seguro Social y concluye claramente discriminando a nuestras familias; aunque dice aquí en el mismo oficio que no está discriminando, claramente nos esta dejando fuera”.

Esta resolución también llegó a manos de otro matrimonio de lesbianas en Nuevo León, quienes al igual que Ana y Criseida se casaron junto a otras cinco parejas locales durante una boda colectiva celebrada el 21 de marzo de este año en la Ciudad de México.

Tras obtener el acta de matrimonio, ambas parejas de mujeres acudieron el 12 de mayo a la delegación regional del IMSS a solicitar el alta como beneficiario entre sus respectivas parejas, pero este tramite les fue negado por lo que dejaron un escrito a consideración del delegado a fin de conseguir una respuesta favorable que hasta el día de hoy, no ha llegado.

Teressita de Jesús Calderón pasa por una situación similar.

“Mi pareja tiene 15 años pagando impuestos, cotizando en el IMSS; no se me hace justo porque pagamos los mismos impuestos. ¿Cómo no dicen ‘por ser lesbiana no vas a pagar impuestos, no vas a pagar las cuotas del IMSS porque por ser lesbiana no te voy a dar el derecho’? También hay que ser justos, si uno paga los mismos impuestos debemos recibir los mismos derechos”.

Las mujeres piensan insistir. El siguiente paso se dará en el transcurso de las siguientes horas al interponer una queja en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a fin de que bajo el reciente fallo de la SCJ, el IMSS rectifique la solicitud de estas dos familias.

Ambas familias tienen hijos; en el caso de Teressita ella y su esposa cuidan de los hijos biológicos de la primera quien los concibió mediante inseminación artificial, mientras que la familia De Alejandro Santos son madres de Diego y Santiago, dos gemelos de tres años quienes fueron gestados bajo el mismo método que en el caso de Teressita con la variante de que uno de los óvulos en el vientre de Ana era de Criseida.

Ante esto, las dos familias de madres lesbianas consideran de vital interés lograr que las leyes que avalen su unión civil con todos los beneficios jurídicos, para garantizar el bienestar de sus hijos.

Por ello, Ana de Alejandra lanzó un exhorto al delegado regional del IMSS Jorge Luís Hinojosa.

“Yo sí pongo a su consideración que siga mas de cerca estos debates que se están llevando a cabo en la Suprema Corte de Justicia, nuestra familia esta legalmente avalada y por lo tanto, como ciudadanas que somos de este país, de este Estado que se supone nos debe de proteger, yo que estoy aportando tengo derecho a decidir a quién quiero como beneficiario, y en este caso quiero a mi esposa.

Polémica no acaba

Horas después de que la Suprema Corte de Justicia declarara la validez de los matrimonios gay en todo el país, el IMSS ya lo objetaba en los hechos.

La dependencia federal negó que al menos dos mujeres afiliadas registraran a sus parejas como beneficiarias.

El argumento es que dentro de la Ley del Seguro Social sólo se menciona “la esposa del asegurado” o concubina o “el esposo de la asegurada o concubino” en lo referente al acceso a beneficios.

Liliana Cavazos

1 comentario:

Lucesita Rosa dijo...

Y los demás matrimonios de personas del mismo sexo que onda? No han hecho el intento de acceder al IMSS?, y ahora que sigue?