miércoles, abril 15, 2009

Secretos de alcoba V

Hago fuertes declaraciones en este post, no me dejen de querer, de verdad compréndanme, soy humana. Y bueno es una muestra más de que soy muy sincera en lo que les cuento...
Bueno, antes que nada un disclaimer, ¿Cómo se llama a esas cosas en castellano? ¿Un retiro de culpas? Bueno, lo que sea, que quede claro que no me siento orgullosa de mi infinita cualidad humana que me vuelve impaciente e irascible tras largos periodos de stress, pero a final de cuentas es eso, soy humana y mala madre. Ah y por favor no me manden a las páginas de crianza que terminan recomendando que siga amamantando a mis hijos hasta los 36 meses para estrechar el vínculo y desarrollar la paciencia que no tengo. Una vez superado mi trauma de no poder amamantar a mis hijos, los tres tenemos que mirar hacia adelante.

Entonces pues, que quede claro, sí soy mala madre, pero lo hago con mucho amor. Y soy la peorde las adultistas, y la más injusta con estos querubines que no hacen sino ser asertivos al expresar sus necesidades. Ahora sí va el secreto número 5.


El lunes por la noche, al volver a casa a eso de las 9:30 pm me encontré de camino a mis habitaciones a mi padre, que me acompañó porque quería comentar eventos irrisoriamente trágicos (todo relacionado con la familia) conmigo. Al llegar encontré a mi madre jugando solitario en la compu y mis hijso encerrados a piedra y lodo en la recámara, supuestamente dormidos. Mi padre emocionado comenzó su historia, cuando las voces hicieron reaccionar los pequeños y aguzados oiditos de mis hijos. En menos de un minuto sus manitas arañaban las puertas y pegaban gritos de angustia gritando al unísono Maaaaaami, veeeeeeen!!!

Y fui por ellos abrí la puerta y les aseguré que todo estaba bien, que les pondría la música para que durmieran tranquilitos. Corrí entonces a poner su cd de canciones de cuna con el que les gusta arrullarse y que mi madre no sabe o no quiere ponerles nunca. Apagué las luces necesarias. Encendí las luces necesarias. Prendí el abanico. Dejé abierta la puerta, di besos y me despedí con los correspondientes "tequieros y hastamañanas".

Regresé a "la sala" con mi papá y mi mamá para platicar su anécdota del día. No iba ni bien empezando la primera frase mi padre cuando de la habitación emergió un monstruo insumiso eruptando en llanto chantajista levantando los bracitos cual zombi mientras gritaba Maaaaaaaami, Maaaaami!

Una vez mas, con paciencia dije, "Dieguito, tranquilo, no pasa nada, déjame platicar con El Abuelo"

-Nooooo, Güelito, noooooo!!!! Maaaaami, cama, veeeeeeeeen!

Y lo mandé a dormir.

La escena se repitió tres veces, cada cuál con menos paciencia.

Finalmente la cuarta vez El Abuelo gritó, la abuelo bufó y Mami desesperada gritoneó:

-- ¿Ay, Diego! ¿Ya basta de tanto chantaje, ve y duérmete de una vez por todas y deja de llorar!--- NOOOOOO!!!!! MAMI!!!! MAAAAAAAMI!!!!

-- QUE NO! QUE NO ME GUSTA QUE LLORES! QUE YA NO LLORES O TE VOY A PEGAR!

Obviamente bajó el volumen pero siguió el puchero, los ojos lastimeros llenos de indignación ante la amenaza y la falta de amor de su irresponsable madre que tanto los despreciaba en lugar de dejarlo todo para ir con él. Pero obedientemente se fue al cuarto. Volteó como dándome una última oportunidad y dijo con voz dulce, suave y tierna de niño que nunca hace berrinches:

-- Pero Mami, quieroh ah-guah!

Prometí llevarla más tarde y el niño desapareció unos minutos.

En tres minutos y maratónicamente sin ninguna interrupción El Abuelo logró terminar con su javi-historia del día. Entonces, me levanté, fui a rellenar de agua el biberón y lo llevé al cuarto.

En el marco de la puerta me esperaba, con bracitos cruzados y mirada desaprobatoria Santiago, que en cuanto me vió espetó señalándome con sus manitas:

-- No, Mami! No picá Dodó! Picá dele y Dodó llola. No picá! Tati no guta Mami picá!!

Y remató con un ¡jump! y un resoplido y corrió a la cama indignado.


Se dan cuenta, mi hijo mayor defendió a su hermanito! Traducción: No, Mami! No le pegues a Diego! Pegar duele y Diego llora. No le pegues! A Santiago no le gusta que Mami pegue!

Me dio tanta ternura, me mató de amor. Normalmente Sampi es de pocas palabras afectuosas para otros. Es muy campechano y no se mete en broncas ajenas, pero verlo tan envalentonado defendiendo a su hermanito me llenó de amor. Sobra decir que corrí a abrazarlos y además de darles su agüita me quedé con ellos hasta que se durmieron tranquilos oyendo su musiquita y un cuento. A veces me sobrepasa tanto el llanto de Diego que me olvido de cuánto los quiero. Pero es tan hermoso ver la paciencia y amor que se tienen entre ellos.

Otra nota, hay momentos en que hasta Santiago voltea y le pide a Diego que ya por favor deje de llorar. Ah y no vayan pensando por la vida que soy una madre pegalona, pero sí soy de esas que se hartan y amenazan para ver si con eso se calla Diego. Si alguien tiene un consejo que no sea amamantar le estaré eternamente agradecida. Ah y tengo testigos de que no es por a) falta de atención, ni b) falta ed conversaciones. El niño es de llanto fácil y todo lo frustra. ¡Quién sabe de dónde lo sacó! BUAAAAHHH!!!!

12 comentarios:

Aqua dijo...

Hola Ana, no creo que en absoluto que seas mala madre, el estres puede con cualquiera y todo lo que has estado pasando es entendible, por otra parte el llanto de los bebes en genral esta creado para que les hagamos caso aun cuando estemos en elgo que nos gusta eso ya es genetico e instintivo, ya que si no fuera asi no les atenderiamos cuando es debido, lo de que es lloron, si es su caracter pues de momento lo llevas dificil pero ya que hablas tanto con él por que no tienes una charla de por que le gusta llorar que si te pide las cosas sin llorar le harias igual o mas caso que si llora y bueno puedes empezar dandole pequeñas gratificaciones afectivas cada que te pida algo o pase algo con lo que normalmente lloraria si no lo hace, en fin esto es solo lo que yo intentaria hacer y quiza ya lo has intentado. No resistas su llanto mas bien amalo que dicen por ahi que lo que resistes persite.
Bss

Lu dijo...

SOn hermosos tus hijos!
Consejo?? solo paciencia ! jajajaja (soy mamá de 3 chamacos )
Saludos Ana!

Anónimo dijo...

HOLA.....
OIE MIL DE NO PASAR....DE HECHO EL BLOG DE UNA FAMILIA ESPECIAL LO CERRE,......OUCH!. PERO AQUI SEGUIMOS, EN PIE DE LUCHA JEJEJE...
Y CON RESPECTO A LOS NIÑOS....PACIENCIA MIJA...QUE NO TE TOMEN LA MEDIDA, PUES ESTAS PARA EDUCARLOS Y AMARLOS,...LOS PEQUES SON MUY INTELIGENTES!

MUNDO ASAE....UNA FAMILIA ESPECIAL
ANA CASTAÑO

Duende Austera dijo...

Jaja àndale Ana!! ya sabes que tus hijos se defienden mutuamente, dios nos libre a los 17, 18 años, cuando tengan que mentir: "no mamà, Diego llegò a las 12am, yo lo vì" cuando llegò a las mil8mil...
Pero què increìble amor que se tienen.
Oye y que "YO" no vea, que eres mala madre (segùn tù) , sino capaz y ahorita mismo te manda al DIF.
Saludos y bendiciones.

Anónimo dijo...

hola anita, gracias por el premio.
Cuando nos vemos canija? bien perdida.

Edea dijo...

Hola,

Yo a veces tb peco de mala madre y le grito y le regaño a mi hijo porque me saca de quicio y luego me da la mala conciencia de pensar que solo tiene 6 años y yo 30 y que debería tener mas paciencia con él y prestarle mas atencion. Así que no puedo darte muchos consejos. Solo me queda el consuelo de ver que le pasa a mas gente y que no lo hacemos por malas madres y no pq no los queramos sino porque a veces te desesperas por no tener tiempo para ti.

en fin, que yo tb acepto los consejos que te den

pd- los niños estan precisos

Akaotome dijo...

Mi vida, Santiago!!!!! Los quiero abrazar a los dos...

Anónimo dijo...

Ana: es que aunque no hagas lo que te piden, si ganan con el chantaje por que te angustias, te deseperas, amenazas, rompes el ritmo de lo que hacias, logran que te ocupes de ellos aun uqe sea para gritar o sufrir.Yo no soy pedagoga, pero te comparto lo que a mi me funcionó: Que yo recuerde, Ori sólo hizo tres berrinches de pequeña, (Mega berrinches) cuando tenia como dos años, durante una cena formal y a los tres, cuando mi expareja no quería darle un dulce.Y seguramente algún otro que no recuerdo. En ambos casos las personas presentes me dijeron aquello de más vale una nalgada a tiempo que mil problemas despues y blablabla. Me costó mucha paciencia hacerles entender a estas opinantes que no creo que ningún niño se merece golpes pase lo que pase, y que no intervinieran ni para bien ni para mal. Lo que hice fue decirle a la niña en ambos casos que no me era posible charlar con ella mientras estuviera en esa actitud y le lleve a un lugar en donde estuviera un poco retirada de los demas ,le dije que cuando estuviera calmada volviera para hablar. Claro que implicó aguantar unos gritos terribles, berridos, pudieron llamar a la policia pensando qu ela mataba durante unos cuarenta minutos, y ver las caras de quienes estaban impacientes con la niña y conmigo, deseando mandarme a mí a un cuarto aparte y meter a la niña en un baño de agua fria (como me sugirieron) pero yo sentía que si cedía, el llanto de Ori no serviría de nada. En efecto, cuando se cansó de llorar, fue hipando a verme y a decir que ya podía hablar. Fueron dos o tres ocasiones, pero se dió cuenta de que ese no era el metodo para negociar y lo dejó a un lado. Yo soy una mala madre por muchas razones, bastante negligente y abandonadora, pero la niña sabe decir lo que quiere directa, serena en vez de chantajear o hacer dramas, a´sí que en ese aspecto, salió bien. Tal vez sea aplicable con Diego y Santiago- Saludos.

Smadraji dijo...

Nice Posting
Gay

Lucky dijo...

Yo que no soy ni madre, ni pedagoga ni tengo hermanos pequeño, te diria solo paciencia y no caigas en sus chantages.

Suerte!!

Euge dijo...

Nosotros somos cuatro hermanos y como es logico a mi madre se le terminaba la paciencia bastante seguido siempre nos amenazaba, pero no le servia de mucho... así que la verdad no sé que se puede hacer

Besos

Gloria dijo...

Hola ANA soy Gloria la chica de la bandera jajja, puedo pasarme horas sentada leyendo sus historias.
No te lo dije pero tú discurso aquel dia en el Tec fue increible, sobre paso por mucho lo que esperaba escuchar, hay tantas cosas que uno puede aprender de los demás, solo es cuestion de ser acertivos.

Realmente deseo que las cosas vayan bien, crix y tú son personas que no tengo el gusto de conocerlas pero con sinceridad son personas a quien admiro.

No tengo consejos para ti, no soy mamá..espero algún dia serlo y más espero que ustedes puedan orientarme.

Cuidate y mi bandera y sombrilla, se que algún dia volveran.

Hasta luego

Lo que necesites.