martes, febrero 24, 2009

Receta contra las angustias

Ingredientes:
  • Rebanadas/lonchas de jamón (de york/virginia/americano)
  • Rebanadas/lonchas de quso tipo americano (cheddar, amarillo o singles de kraft)
  • Verduritas congeladas

Preparación:

En una mañana en que la vida parece haber cambiado su curso, una mañana en que estés segura que tu vida o la de tus hijos nunca volverá a ser la misma que antes, una mañana en que las angustias de la vida no le permitan a tus habitualmente sonrientes hijos emitir ni siquiera una mueca con las comisuras levantadas, prepárate para sacar la sartén porque obviamente una de las nuevas aventuras es que ya no hay microondas.

Precalentar la sartén un minutito y poner una rebanada de jamón a calentar, luego volteralo y poner sobre este una rebanada de quesito. Mientras tanto en una olla, desongelar las verduras y sazonarlas al gusto. Recomendación de la chef, los nuevo daditos de knor, sabor ajo y cebolla.

Cuando el quesito esté derretido poner las rebanadas sobre el platito y echarle encima una pequeña dosis al gusto de verduritas, en este caso, a petición del angustiado hijo Diego, iban elotitos amarillos. Luego enrollar hasta formar taquitos. No hay que poner palillo ni nada porque el quesito sirve de pegamento y queda todo en su lugar.

Servir amorosamente en platos de "iaiou", o sea con dibujos de la granja que los hijos asumen que es de Old Mac Donald. Obviamente como no hay micro y se tiene que ir preparando de a poquito, advertir al comenzal que el asunto va a llevar tiempo y que se los vas a ir sirviendo según va terminando.

Como opción, servir de intermedio o final, según se acomode el tiempo de cocción, una frutita, un poquito de cereal seco o ambas cositas. Eso ya es al gusto de la Mami y los hijos.

Motivación:
Resulta que el día de ayer, mientras Diego desayunaba huevito, ricamente preparado en microhondas, del cuál luego les daré la receta que también es muy buena, se cayó de su sillita y esta se rompió. Dicho evento no podía sino pronosticar un mal día. Un pésimo día. Un día lleno de extraños eventos inexplicables cuyas raíces se venían germinando semanas e incluso meses atrás y que ayer no hicieron más que estallar.
Mi papá está loco. Eso ya lo sabemos, y aunque parezca irrelevante en esta conversación, todos los caminos conducen a Roma, a Sa Nicolás y evidentemente también a mi padre. Excepto por la silla, que eso no más era un presagio doloroso que le todó a Diego, pobrecito...
En fin, pues mi adorado trabajo, es decir el que paga, tuvo a mal dejarme salir a las doce la semana pasada. Ergo, me enfrié, ergo me enfermé, y bueno terminé amaneciendo ayer afónica. Ni bip, ni pío, ni ná.
Pues bueno, no fui a la escuela a dar clases, pero tampoco pude resicitar sino como hasta las once. Mi padre me dijo: "me llevo a tu madre y regresa a las 10 para ayudarte." Sobra decir que llegó como a las 12:20, hora en que ya todo era muy tarde.
Pero no crean que soy una atenida, no. Para esa hora yo ya tenía a mis hijos desayunados, bañados y semivestidos, es decir, uno vestido y el otro aún en la tinita de baño sin querer salir porque estaba "nadando". Y a todo esto, ¿dónde andaban mis padres?
Pues bueno, sin pudores, yo pensaba que estaban empeñando unas cadenitas y crucitas que ya mi padre había amenazado con empeñar. Creo que pura cosilla que encontró en el fondo de un cajón y que ya ni como pedacería, pero bueno... Y resulta que no, en realidad, doble sinpudor y sinvergüenza mía, estaban en la oficina de Conciliación y Arbitraje, dónde mi padre había sido citado por explotador de menores.
Recordarán las que sean asiduas lectoras, que hace año y medio Myrna y yo empezamos un negocio de entrenamiento canino de que eventualmente mi padre y yo terminamos enojadísimos y así. Pues bien, desde entonce el decidió contratar a un niño de 14 años como mozo de cuadra para limpiar excrementos caninos. Se lo insistimos, rogamos, pedimos de mil formas que no lo hiciera. Le explicamos que prácticamente era ilegal, aunque su padre diera consentimiento. Cuando el señorito cumplió 15 aumentaron sus horas de trabajo y sus responsabilidades. Ahora ya tiene 16, creo. Pero mi padre anda apurado, y el papá de él se quedó sin trabajo.
Elmer, que así se llama el menor, no quería quejarse porque los pagos parciales que le daba mi padre le alcanzaban pa sus chicles, su escuela, su novia y sus camiones. Pero su papá opinaba que no alcanzaba pa'l gasto de la casa y decidió exigirle ami padre todos los pagos atrasados.
Así pues ayer fue la cita. Y mientras el pobre Diego casi se rompe las narices al caerse de la premonitoria silla.
Pues bueno, la abuela llegó y yo ya no tenía tiempo para agarrar un camión, así que tuve que tomar un taxi, lo cual es un extragasto. Ustedes preguntarán: ¿qué fue a hacer una mujer afónica a su trabajo en un call center? Pues a cumplirle el favor al Coach porque ya he llegado tarde mil veces y he faltado como princesa. Quizás exagero, pero bueno.
Llegué al trabajo en un taxi que me cobra prácticamente lo que gano en un día de trabajo, pero está bien. Soy cumplidora.
Allí me agendaron un feedback para que en esa media hora no me cayeran llamadas. Luego me iban a bajar el skill para no contestar el teléfono, pero no entró el asuntoa tiempo y tuve que atender al menos a 3 gringos y 3 hispanos, lo cual me dejó más tirada a la calle con la garganta. Finalmente llamaron a la ambulancia.l EL doctor decidió inyectarme un desinflamante. Obvio a preguntar fecha de la última menstruación y yo en blanco... A lo cual obvio que él asumió que es por riesgo de embarazo. Hasta me salió voz para reírme en su cara. De puro coraje la inyección me la puso a solas el enfermero en la ambulancia y yo empanicada, pero bueno, ni hablar. Y la méndiga inyección dolió como nunca ninguna! Estuve sin poder caminar como media hora y sentada de ladito porque el calambrón estuvo fatal.
Salí 8:45 pm. Obvio el camión se tardó. La cosa no podía ser diferente. Yo moría de hambre y ni un peso para un pan en la Farmacia Guadalajara, caray! Pues llegué a casa a las 10:30 pm. Llego y encuentro TODO a medialuz.
Pues bien, quien me conozca no me dejará mentir: mi padre está loco. Y sí, mucho. Se le ocurrió hace un par de semanas un plan macabro para burlar a la compañía de luz. Iba a cambiar mes con mes los cables de la luz de un medidor a otro para que el recibo fuera bajando. La gente normal pone diablitos, pero mi padre en fin, ya saben... Y ayer fue el día en que echaría a andar el plan maestro. Llegó el electricista. Un amigo de muchos años, porque en estos casos los amigos siempre son mejores que lo profesionales, no? Y bueno que si los niños daban lata, que si mi madre es "turulata," (lo que pasa es que la pobre ya va de depresiva a catatónica con la vida que le da mi padre y a la que ella después de 35 años "no se acostumbra"), que si llévate a los niños al parque, que si tu desconectas, que si yo, que si quién sabe pero ya salte porque estos monstruos pican todo. Mi madre huyó despavorida con los niños el aprque de enfrente. Donde acmpa la policía. Mi padre, se puso a juntar a sus perros y de pronto "squish!" o quizás "clack!" Yo no estuve allí, ¿alguien sabe como suenan dos teles, tres DVD players, un microondas, un convertidor y un DVR cuando se funden? Ah claro, y un par de focos.
En fin, que la angustia de los niños empezó anoche cuando ya no hubo tele. Pero fue peor hoy cuando ya mi padre había removido los aparatos para "llevarlos a componer,
ah y luego te aviso cuánto me salió arreglar tu tele!" :/
Así fue pues, como yo en ánimos de mejorar las cosas, prendí la compu que de milagro se había slavado y les puse a los niños un slideshow con todas las fotos de la familia y un cd con música clásica para niños en un par de loops eternos para que se sigan repitiendo todo el día y madre no tenga que picar nada. Pero bueno, Diego vió a Mamá y su corazoncito hizo crash. Empezó con buen humor a cantar "la mamá-a, la mamá-a, dónde está? Está de viaje, ya se fue, gusto en saludarla ya se vá, y la tele, y la tele, dónde está? Ya no setá, ya se fue, gusto en saludarla aaaaahhhh" y rompió en llanto. Creo que el pobre no supo si reir o llorar con la angustia, obvio no sabe rezar el pobre. Y bueno Sampi no se diga, aunque él si estuvo más feliz de ver a Mamá, no estuvo nada feliz de no encontrar la tele.


6 comentarios:

Akaotome dijo...

Toritoooooooooo!!!!!!!
Sé lo que debe estar sufriendo ese hijo mío tan García que salió en ese aspecto.
Estaba pensando... quieres que te lleve el micro en Spring Break????? Tele no prometo llevarles...
Ah, y por fin sucedió, siempre le dijimos TOOOODOS que lo de Elmer era una locura.

MrH dijo...

Ana... no sé cómo empezar, ni siquiera qué decir... y cuando eso me sucede por lo general lo único que atino a hacer es dar un gran abrazo a la persona que esté enfrente compartiendo alguna situación difícil... so, un enorme abrazo para tí y para tus pequeñines... y otro igual hasta el gabacho para Crix, que ha de tener el corazón doblemente estrujado.

Akaotome dijo...

estrujado?
sangrante, picante, ardiente, conquistado, estrujado, espinado, quemado, desgarrado, maltratado, picosito.
Fregado, herido, perdido, dormido, mareado,negado, pateado, mordido, licuado, tostado, torteado.
Destrozado, pisoteado, humillado, engañado, adobado, atiborrado, adolorido, reventado, rechazado, revolcado, despatriado, sofocado.
Y además... manoseado.

Aqua dijo...

Chicas en verdad creo queno hay palabras que decir, me da muchisima pena leer todo esto y si yo me siento maslpor tod@s ustedes no quiero ni imaginar como estan ustedes, Dios quiera que ocuura un milagro y todo se resuelva muy rapidamente.
Bss
Aqua

A. Daniela dijo...

Ana, tambien me dejaste sin palabras, que dificil se ve todo, pero admiro tu fuerza para hacer que todo paresca perfecto a los ojos de tus lindos hijos.

Animo chicas que despues de la tormenta viene el sol.

Un abrazo y miles de besos.

marga dijo...

realmente desquiciante, pero... qué es lo que le pasa a tu padre?

si no lo contaras tan cómico me pondría a llorar :]