lunes, diciembre 01, 2008

Bye bye Miss COMALES pie

El domingo 30 de noviembre, Ana y yo cerramos un capítulo importante en nuestras vidas. El 30 de noviembre marcaba la última fecha de reuniones formales de la Comunidad de Madres Lesbianas de Monterrey y era el día en que formalmente, Ana y yo debíamos despedirnos del grupo con el cual crecimos durante todo este año.
Les hago una breve historia:
Cuando Ana y yo volvimos del DF aquel fin de año de 2006, llegamos con todo el ánimo de encontrar un grupo de madres lesbianas en Monterrey, y particularmente Ana estuvo hostigando a varias de las activistas de la región con este motivo hasta que una de ellas le contestó: “Si quieres un grupo, tienes que hacerlo tú”. Y así fue más o menos como empezó la historia, excepto porque generosamente Vicky y Paty de LesMty convocaron a una posada para hijos de madres lesbianas, misma que se llevó a cabo en CEDUSEX el pasado año de 2007 y bueno, que la idea era reunir a las madres y ver qué sucedía. Ahí, un buen número de mujeres madres lesbianas externaron su inquietud sobre la necesidad de un grupo como éste y su deseo de apoyar esta idea que ya andaba en el aire de muchas pero que, sin ánimo de ser parcial, solo pudo catalizarse ante la gran insistencia y entusiasmo de Ana.
COMALES surgió en un momento muy interesante en Monterrey, mismo que me gustaría que se recordara en este momento crucial para el grupo. COMALES surgió cuando la derecha y los grupos conservadores en el poder golpearon de manera directa a la comunidad LGBT y su familia mediante la irrisoria Ley de la Familia que aunque finalmente vetó el gobernador González Parás provocó una herida profunda en los gays y lesbianas de Monterrey.
COMALES nació, desde un principio, como una necesidad política, aunque esto también molestó y asustó en gran escala a muchas de las integrantes y a otra buena parte de lesbianas que prefirieron ver los toros desde la barrera ante un planteamiento agresivo como en teoría era la Comunidad de Madres.
Y más caló en las filas de la Comunidad, el giro mediático que cobró el grupo gracias a la labor de Ana, que siempre asumió la visibilidad como lesbiana y como madre. Esta presencia en los medios de comunicación atrajo numerosas críticas y fueron interpretadas como arranques protagónicos de Ana y míos, que ni voy a admitir ni voy a desmentir. Lo que sí voy a decir al respecto es que no dejamos de ser granos de arena en la playa, no dejamos de ser, como tanto dice Ana, hormigas obreras cuya existencia bien puede terminar con el pisotón de alguien.
Yo no sé si la presencia de líderes sea necesaria en el mundo, yo no sé si el mundo esté necesitado de líderes. Yo ni siquiera me atrevo a pensarme como líder. Pero lo que me queda claro es que hace falta gente que lleve a cabo acciones para el bienestar social, que en este caso, en el caso de las madres lesbianas, se traduce a acciones que hagan más beneficiosas las vidas de nuestros hijos, nuestras parejas y nosotras mismas. Mi deseo de Navidad es ese: que COMALES sea un semillero de madres lesbianas que lleven a cabo acciones para el bienestar de sus familias, de la manera que sea, del modo en que se les ocurra, pero que al final haya un beneficio.
Ana y yo dimos todo nuestro tiempo, dedicación, empeño y estómago para sacar adelante este proyecto que creímos y concebimos nuestro desde el principio. Pensamos beneficiar a Diego y Santiago, en primera instancia, y a nosotras mismas en segunda, pero siempre quisimos y siempre vamos a querer que de ese beneficio gocen todas y cada una de las personas a nuestro alrededor. A la fecha, hemos logrado impactos importantes, hemos logrado que en las mesas de cada uno de los hogares donde se ve el TELEDIARIO, LAS NOTICIAS; donde se lee EL SOL, Milenio, El Norte, se abra la discusión sobre la maternidad lésbica que muchos ni siquiera se habían percatado que existía. Hemos logrado que el director del kinder al que asisten Santiago y Diego se pregunte, se cuestione, se enfrente a un reto tan importante como es que alguno de los alumnos tenga dos madres.
A mí me gustaría que las madres de COMALES no bajaran la guardia, que tomaran como suyo este compromiso. A partir de este momento COMALES debe asumirlo, aunque se redefina, se reestructure, no debe permitir que la motivación original, la que dio impulso y empuje al grupo sea olvidada.
Y sobre todo, nunca se debe perder de vista que lo importante es la obtención de logros, por muy pequeños que estos sean, para el bienestar de nuestros hijos.
Fue mi compromiso en Monterrey y lo seguirá siendo en cualquier parte del mundo, es lo mínimo que puedo hacer por Santiago y por Diego.

7 comentarios:

V dijo...

Simplemente Felicidades por la labor que hacen, por ser fuertes y decididas a luchar por los derechos Diego y Santiago (y de paso por los de muchos otros niños y mamás de los niños en la misma situación que ustedes).

Euge dijo...

un día de esto les hago un monumento... bueno cuando tenga jardín porque ahora no tengo espacio

Anónimo dijo...

Chicas, no me queda mas que felicitarles por esta gran labor, como lo es COMALES, realmente es de alabarse ese empeño, ganas, esfuerzo, cariño y tiempo que le dedicaron a ese proyecto, esperemos que siga dando grandes frutos esa semilla que sembraron con las madres lesbianas de Mty. Feliciades y todo pa´delante que para atras, ni para agarrar impulso.

Ceci

Anónimo dijo...

La fuerza de un grupo reside en sus integrantes; los líderes encauzan el esfuerzo, espero que en COMALES esto se repita.
Deseo de todo corazón que quienes se quedan se dejen de envidias y añoranzas de reflectores, que no permitan que lideresas de otros grupos (que mas bien parecen partidistas que activistas)tengan injerencia en sus decisiones.
Que al final entiendan que el esfuerzo que hacen es por sus hijos, porque estos tengan cerca a otros como ellos, que se sientan respaldados y comprendidos, que recuerden que el esfuerzo es por ellos...
Daniela

encantada dijo...

Yo me siento muy orgullosa por la visibilidad que habéis aportado a la comunidad, especialmente la de madres lesbianas. Puede que otras personas no estén de acuerdo o prefieran otro tipo de visibilidad o de activismo o simplemente de vida, pero eso no quita para que vuestro granito de arena (más bien "granazo") no sea valiosísimo.

¡Ánimo con la aventura yanqui! ;)

Yezabel dijo...

Hola DOS Mamis:
Les agradezco el esfuerzo,sacrificios, tiempo, dinero, que han invertido en la labor en Comales.
Gracias a su visibilidad por primera vez en mi vida yo entré a un blog, y a un blog LES.
Las he seguido por casi todo este año,muchas veces he estado de acuerdo con Ustedes, otras no tanto, pero siempre he admirado su fortaleza, energía y empuje con que se han tomado esta tarea.
Por primera vez en mi vida fuí a un evento ( Semana de la visibilidad???, en la plática de BUTCHES) y allí conocí a CRIX.
Gracias por estas experiencias.
Les deseo éxito en lo que emprendan, se lo merecen. Dios las ha bendecido con dos hijos, Dios les permita disfrutarlos por muchísimos años.
Yezabel

Chesend dijo...

la labor que hacen es invaluable, a mi me han hecho replentearme muchas cosas, sentirme mas orgullosa optimista y con ganas de trabajar por lo qeu creo...
les mando un abrazo muy fuerte a los cuatro y muchas gracias...