lunes, agosto 25, 2008

Manifiesta

En el mes de agosto de 2008, fuimos convocadas por Sandra Cardona para participar en el Día de las Rebeldías Lésbicas propuesto y aprobado como un día de visibilidad política en el VII Encuentro Lésbico Feminista de América Latina y El Caribe celebrado en Chile en 2007. Y aquí subrayamos la intención del Día de las Rebeldías: un día de visibilidad política porque desde la visión lésbico feminista, el lesbianismo es una opción de vida y es una elección política.
Antes de Monterrey, antes de COMALES, antes del Distrito Federal y el VI ELFLAC y todos los grupos de distinta filiación en los que nosotras hemos participado. Antes de todo eso, tenemos un convencimiento personal de nuestras luchas, de nuestra ideología, de nuestro camino, de nuestro activismo y de nuestras necesidades. No enarbolamos más causa que la búsqueda de un mundo mejor para nuestros hijos, para los hijos de las madres lesbianas y para las lesbianas. No tenemos ningún tipo de compromiso político con partidos, con grupos o con personas más que con nosotras mismas y nuestros hijos.
Hemos encontrado a través de nuestra bitácora en la web, http://dosmamis.blogspot.com/ un medio efectivo de visibilidad. Estamos agradecidas con todas aquellas personas que de una u otra manera han creado y abierto espacios para que nuestra voz sea escuchada, para que nuestras necesidades y demandas se pongan en la mesa de diálogo.
Tenemos inspiración de diversas fuentes. Admiramos la lucha de activistas lesbianas como Yan María Castro. Admiramos la valentía de las compañeras que protestan ante sus respectivos gobiernos y participan en marchas con una consigna muy clara.
Nosotras estamos convencidas de que el movimiento lésbico viene del movimiento feminista, y que la manera en que hacemos las cosas no es con la intención de ser excluyentes y sectarias, sino de buscar la autonomía como mujeres y como lesbianas.
También creemos en las alianzas y tenemos fe absoluta de encontrar puntos de encuentro con otras posturas, ya sea de otras mujeres o de otros hombres, lesbianas u homosexuales.
A la última junta que asistimos previa a la celebración de este Día en Monterrey el comité organizativo nos censuró la propuesta de actividades por estar inscritas en la ideología de izquierda, por “politizar un evento que es apolítico” porque en algún punto en que nosotras no estábamos presentes “se acordó que dejáramos fuera la política, que fuera totalmente apartidista”, como si lo uno fuera el sinónimo de lo otro.
La formación dentro del movimiento lésbico feminista implica desestructurar el heteropatriarcado, creer en un nuevo orden social que implica libertades para el ser humano, para hombres y mujeres. Esta misma formación, esta misma intención conlleva buscar nuevas maneras de organización, privilegiando la sororidad, cosa que lamentablemente no encontramos en este comité organizativo, en donde cada una de las participantes no está obligada a cooperar con las demás, porque las propuestas suscritas deben ser llevadas a cabo en su totalidad por la responsable, lo cual de uno u otro modo es una agresión y una hostilidad hacia todas las propuestas diferentes del discurso hegemónico. Es decir, si la propuesta es política y diverge de las expectativas del comité organizador no se puede esperar apoyo ni solidaridad, ni que hablar por el respeto que cada una de las propuestas merece por ser representativas de una necesidad política de un grupo o persona.
En nuestro caso, nuestras propuestas fueron elaboradas con el ánimo de corresponder al espíritu de las Rebeldías Lésbicas, con la congruencia con la cual nos hemos conducido en esta breve pero intensa trayectoria en el activismo. Es por eso que no podemos adscribirmos al que sentimos como una interpretación desde la derecha de un movimiento que debería realizarse para liberarnos de las estructuras heteropatriarcales y no condenarnos a repetirlas.
Atte. Ana de Alejandro y Criseida S

7 comentarios:

Ana de Alejandro dijo...

Ana de Alejandro y Criseida S
manifestamos que nos adherimos a la iniciativa propuesta en el VII Encuentro Lésbico Feminista de América Latina y el Caribe, llevado a cabo en Chile en
2007, donde las lesbianas feministas designaron que cada 13 de octubre se celebrara el Día de las Rebeldías Lésbicas. Y queremos hacer patente que de ninguna manera estamos de acuerdo con el evento convocado por Sandra Cardona, ya que nosotras reconocemos que es un día para
rebelarnos desde la izquierda y cualquier intento de comerciar con el movimiento lésbico feminista traiciona el espíritu de las Rebeldías.

encantada dijo...

Qué buen artículo :)

Creo que muchas veces se confunde lo no-excluyente con lo apolítico, y eso no puede ser así de ninguna manera. Cualquier iniciativa es siempre política, lo cual no implica aherirse a las ideas de un partido en concreto, sino situarse en el espectro político como una forma de estar y actuar en la sociedad. Y desde luego, la lucha de las mujeres y de las lesbianas no puede situarse en la derecha, porque nuestras reivindicaciones son incompatibles con sus principios.

También me gustaría decir que me da muchísima envidia que contéis con movimientos lésbico-feministas a un nivel tan alto. Yo no conozco nada parecido por estos lares (quizá lo haya, mantengo la esperanza), y es algo que me da mucha pena y también mucha vergüenza.

Os felicito por vuestra valentía y por vuestro compromiso.

¡Un abrazo para ambas!

Euge dijo...

Chicas así se hace! siempre fieles a lo ideales! Justamente de esto veniamos hablando nosotras de vivid de acuerdo a nuestros ideales y dejar bien en claro como pensamos.
Bien por ustedes!

AMOR SIN FRONTERAS dijo...

por eso me cae bien!!!!

Anónimo dijo...

Daniela dice:
Es una tristeza que un intento por ser "políticamente correctos" y la mala interpretación del termino "incluyente" ciegue de una manera tan radical a las personas que pretenden abanderar movimientos en el estado.
La necesidad de cámaras y reflectores es grande, recuerdo que hace años nadie quería salir frente a una cámara de TV y ahora se quejan de que les "roben cámara".
Triste muy triste que las mujeres lesbianas nos hagamos eso entre nosotras y peor aún que como mujer y como lesibiana no se entienda el termino REBELDÍA.
Suerte para las personas que abanderan el evento, les deseo éxito y claridad en sus mentes para comprender la diferencia entre "apolítico" y "apartidista"; mientras lo primero es necesario para la inclusión, lo segundo es díficil de pedir a un ser humano.
Es un gusto leerlas defendiendo su postura con argumentos y un debate de altura, esperemos que sus interlocutoras también tengan el mismo tino. Las abrazo siempre

Hester Prynne dijo...

¡Hola!
Os escribo para haceros saber que he cambiado la dirección de mi blog, La Letra Escarlata.
Ahora estoy aquí:
http://la-letra-escarlata.blogspot.com/
Si tenéis algún link, os agradecería mucho que lo cambiaseis.
Por mi parte, seguiré pasándome por aquí a menudo.
Espero veros pronto por La Letra Escarlata.
Un abrazo:
Hester Prynne

Chesend dijo...

Definitivamente se trata de hacer/ser visibles... muy de acuerdo con la postura y agradecida de que cada vez haya más oportunidad de alzar la voz... felicidades y gracias...