lunes, diciembre 03, 2007

Ana la araña

Ya sé que este blog no trata precisamente de arts and crafts, pero estoy tan contenta con mis obras de arte que no podía perder la oportunidad de presumirlas al mundo. El tiempo que mi madre y yo estuvimos en el DF lo medio aprovechamos para empezar a tejerles unos suéteres muy lindos a los niños. Lo dejamos luego por unos días, pero esta semana retomamos el tejido y allí van. Son de colores primarios y como yo no soy ninguna experta, pero quería definitivamente participar en la manufactura, decidimos optar por algo tan simple como jersey, o sea vueltas y vueltas de derecho y revés. El corte lo escogió ella, los colores yo y nos dispusimos a tejer como arañitas con sigular alegría.

Claro, como ya lo dije ella es la que domina la técnica así que las disminuciones y esas cosas raras que se hacen en los tejidos las dicta ella.

No son iguales, aunque sí parecidos. El de Diego que es el que va más avanzado es de frente amarillo y el de Santiago va a ser con frente rojo. Todo lo que en el de Diego va amarillo en el de Sampi va a ir rojo. Son abiertos por el frente y estamos pensando en ponerles zipper para que sea como chaquetita. Los estamos tejiendo con agujas de 3 1/2 y creo que eso de que los hombros entren en diagonal al cuello se llama ranglan. Como pueden notar no soy una experta en esta tecnología tan sofisticada que es el tejido, pero definitivamente me encanta. Soy lentisisisíma, y apenas se oye clack, clack, clack mientras tejo y en cambio mi mamá suena click, click, click rapidísimo. Me siento como viejita en sala de espera, pero es super divertido.

Ya se los enseñaré con los modelos demostrando mis obras de arte en el diseño textil.
Escogí los colores primarios en primer lugar porque me encanta el amarillo y en segundo porque son como las saladitas gamesa, van con todo. También porque tienen unos pantaloncitos rojos muy coqueto y unos jumpers azules que creo que van a combinar super bien con estos suetercitos coquetones. Para todos aquellos que piensen que ahora que renuncié al entrenamiento canino ando de ociosa.
La verdad es que yo tenía ganas desde antes de que nacieran de ponerme a tejerles chambritas y todo eso, sobre todo porque luego una no encuentra nada en colores divertidos para los bebés, todo es rosa, azul y amarillo deslavado. A mí me gustan los colores vibrantes. Pero entre que se adelantaron y mi madre no tuvo chance de darme mis lecciones paticulaes de tejido, lo dejamos pasar. Por eso ahora que ya están más grandecitos y ya me dejan hacer cosas me dispuse a tejerles y a crear con mis propias manos algunos detallitos que ellos puedan usar y presumirle al mundo. Como una pequeña muestra del gran cariño que les tengo a mi par de güercos latosos.
En fin, como sigo compartiendo compu con el cavernícola mayor de la familia y ya llegó y ya reclama su trono en este lugar, me voy a seguir tejiendo para terminar pronto los suetercitos.
Espero más al rato poder subir fotos de nuestro fin de semana y algunas noticias muy agradables con respecto a nuestar posada para madres lesbianas. Nos vemos!


3 comentarios:

Akaotome dijo...

Jajajaa, y luego se los destejes para tejerles algo a sus hijos, nuestros nietos, como tuvo a bien hacerlo tu madre...

Ana de Alejandro dijo...

estás loca?! Con el trabajo que me está costando tejer esto no lo destejo ni aunque les quede chico!

Tengo mejores planes para hacerlos sentir mal cuando sean adultos...

Yeguilú, Champipi los busca una señora con tubos en la entrada....

Helga dijo...

Se van viendo bien lindos los sueters y los colores quedan muy padres :)