jueves, noviembre 08, 2007

El tiempo pasa...

Y sigo varada en esta ciudad! Todo parece indicar que ahora sí ya nos vamos el sábado por la tarde o domingo por la mañana, pero habrá que ver, porque lo que es yo, ya no creo nada. Se suponía que nos íbamos ayer y nada, que no pudimos sacar la carta certificado de residencia. Yo me pregunto, por qué será que piden como comprobante de domicilio para esa carta el recibo del agua, del gas, de la luz o del teléfono. Esos son recibos oficiales. OBVIO si yo tuviera alguno de esos recibos a mi nombre no estaría tratando de sacar una carta de certificación de que vivo en mi casa, DUUUHHH!!!! Ay! Hay veces en que creo que la gente es más tonta que nada, pero luego digo, calma Ana que también eres gente (aunque no parezca).
Es que estoy profundamente molesta, me acuerdo y me vuelvo a enojar. El martes, fuimos mi madre y yo con todo y el par de mis hijos, a la delegación a solicitar la tan mencionada carta. Primero pasamos a la tesorería y pagamos los derechos, como debe ser, primero pagar sin ver y luego a ver si quieren darte lo que buscas. Bendito Gobierno de la Ciudad de México. En fin, que después fuimos ya con todos los requisitos al Ministerio Público. Allí me mandaron a una "ventanilla única" que está dividida en cuatro operarios que resuelven los trámites. Para qué una ventanilla única si como quiera llegando te dividen, no lo sé.... Pues total, que estuve allí sentada dos horas, esperando a que llegara mi turno (que tuvo a bien darme la recepcionista en cuanto llegué) y mientras estuve viendo pasar todo tipo de trámites delante de mí, desde solicitud de manifestación, hasta demiliciones y desde permiso de para podar un árbol, hasta permiso para poner un andamio en la acera y pintar una fachada. Por su puesto TODO cuesta, te lo aprueben o no. Y la respuesta tarda DÍAS!!! La pobre mujer que hizo fila hora y media para podar los árboles del frente de su casa tiene que llamar en una semana para ver qué resolución le dan y ver si sí o si no puede podar sus arbolitos.
Eso sí, a los viejitos y las embarazadas los mandaban a la fila especial, así que por lo menos son considerados. Además hay televisión, lo malo es que estaba puesto en el canal de las estrellas que luego es medio chocante. Pero al menos aprendí a hacer tomates rellenos de surimi en "al sabor del chef".
Cuando finalmente llegó mi turno resultó que a) a una de mis copias le faltaba la parte trasera, donde van el sello y la firma por lo tanto no servía para llevar a cabo el trámite y b) los documentos para comprobar mi domicilio no sirven. Y yo me pregunto, pues para qué creen, para QUÉ CHINGADOS creen que me chuté dos horas para pedir un certificado?!! Pues porque OBVIO no tengo cómo comprobar mi residencia en ese domicilio!!!! ASH! Claro, bien amable la operaria me dijo que trajera yo una carta escrita por la persona a cuyo nombre aparecen los recibos. Y desde entonces estamos pensando a qué medium visitar para pedirle a mi abuela que me haga la carta! Señores, la difunta está remuerta!! OBVIO necesito de SU ayuda, pues para qué sirve el gobierno, yo me pregunto??!
Mi tía no tiene ningún recibo a su nombre como para que sea ella la que me escriba la carta, pero como quiera se me hace medio ridículo llegar y decirle: "oye, tía, tíita del alma, ¿me haces una cartita que diga que yo vivo aquí para que cuando me quieras desalojar no puedas?"
Así pues perdí dos horas de mi vida en lo que lo único que gané fue la receta de los jitomates rellenos.
¡¡¡Y para colmo, ¡porque, oh Dios!, hay un colmo, mi madre perdió una cobijita mía, de cuando yo era bebé, que tenía la friolera de 29 (sólo 29 y no treinta) años!!! La llevaba Santiago en las piernas cuando le dejé los niños a mi mamá y cuando me encontré con ella después de hacer fila por dos horas, la cobijita ya no estaba. Kaput, adiós, gone, c'est fini!!! Y yo lloré y lloré y lloré, y me enojé, vaya por Dios que me enojé. De paso me preocupó la cada vez más evidente demencia senil de mi madre, pero sobre todo me enojé. ¡Por lo menos no les perdió un zapato, o peor aún no me perdió a un hijo y llegó con otro recogido del parque!
Bueno, pues la vida en el DF sigue, y mi vida sigue, y de seguro mi cobijita ahora es la franela de algún lavacoches del Parque de los Venados, pero bueno, lo veré como un paso hacia mi vida Zen sin apegos.
Dentro de las buenas noticias en cambio, está que Santiago ya camina solito, y Diego dice ahora también "Hola" y "Bu!"
creo que eso es todo por el momento. Seguiremos esperando a ver si el abogado se comunica con mi madre y mi tía y aver si podemos volver a Monterrey el sábado o el domingo.
Crix, te mandamos muchos besos, bueno, Santiago no porque salió corriendo :P jajajá!
nos vemos, bye!

3 comentarios:

rosa y clavel dijo...

Que odisea amiga mía, pensé que la burocracia era solo en mi país, aparte del tiempo perdido, también hay que pagar para cubrir con toda las estupideces que piden y el puesto que ocupan, también lamento mucho la perdida de tu mantita de 29 años no de 30 años ya que seria mayor el dolor, pobre de tú mami que tuvo que aguantar el chaparrón tuyo, no he ido a México pero se que la ciudad es una de mas población y contaminación ambiental, no lo digo por criticar, solo que yo vivo en una población retirada de la ciudad de caracas y para nosotras ir a allá es un verdadero desastre, e imaginándote lejos de tu hogar donde esta el amor de tu vida, me imagino lo estresada que puedes estar, es agradable que tu bebe ya pueda dar pasitos, eso quiere decir que mas trabajo, dando traspiés tras ello, uno por aquí, el otro por allá, jejeje que bueno espero lo graben para verlas, desde aquí también estamos en duelo por tu mantita…

saludos

Akaotome dijo...

así es rosa y clavel, parece que compartimos la burocracia... ¿será herencia de aquellos colonizadores tiempos en que tenían que pedirle permiso al rey en largas y pomposas cartas de relación? Jajajajaa perdón, pero es que estoy corrigiendo el capítulo de la fundación de Monterrey, jajajaja...

Duende dijo...

Hola Cris!
Hola Ana!
Como siempre...sigo leyendo su blog, lo veo y digo: "mergas", éstas mujeres cómo escriben,jaja no se crean... pero aún así me lo aviento todito, porque con cada anécdota o "traginovela" que ecriben trato de aprender mucho.
La historia de los trilliz y sus mamis tbmn la he seguido de cerca, qué bueno que hicieron una entrada para ellos.

Respecto a una entrada anterior...
Saben ? mi más grande miedo es que me pase lo que les pasó a uds. mi mamá es lo mejor que dios me pudo haber dado, y una situación así creo que me dolería mucho. Por eso quiero que el tiempo pase más, para poder decirle mi situación.
Me da mucho gusto lo de los pequeños, cada vez más grandes y me imagino : más bellos!
Ojalá pudieras ir Crix, a ver a tus hijos.
La mejor vibra!

Ahh. Crix... por medio de una amiga hallé tu facebook, te agregaré a ver si me aceptas vale?...
Besos