martes, octubre 23, 2007

La historia es más rápida que yo...

Me estremece pensar que estuve jodiendo a Crix para que escribiéramos algo juntas sobre la fiestecita de los niños y que luego siempre tuviera ella toda la razón del mundo en que la historia iba a perder vigencia.
Lo que sucedió es que como siempre yo quería dejar asentado mi punto de vista y contrales con lujos de detalles la chinga que fue hacer los sandwichitos de la fiesta, pero como siempre mi padre me abruma de actividades y nunca nunca pude sentarme a escribirlo. Para variara vengo a tener tiempo hoy porque.... NO ESTOY EN MONTERREY!
Resulta que la historia de mi vida es más rápida de lo que yo puedo llegar a escribirla. No hace ni una semana yo estaba enferma, tirada en la cama muriéndome y convaleciendo llena de dolor. El mundo se enojó conmigo, principalmente Myrna y mi padre y yo casi renuncio por tercera o cuarta ocasión al infame Instituto de Adiestramiento Canino Can Can.
Y yo seguía mortificada por no poder escaparme para contarles de los sandwichitos. Crix escribió su versión y la tuve enlatada hasta el día de hoy! Soy una manipuladora y mala persona... jaja y finalmente ayer por la noche me disponía a checar correo, meterme al feisbuk y poner esta página al día cuando de pronto un primo del DF me saluda desde el messenger. Era Andrés, el que vive en la misma casa donde tenemos depto en el DF. Me saludó sólo para avisarme que hoy llegaba mi primo de Houston y que tiene toda la inteción de desalojarnos y sacar nuestras cosas a la mala solo porque ya no estamos viviendo allí, así que él quiere rentar el departamento y quedarse con la lana. Acto seguido mi padre corrió al aeropuerto, compró dos boletos únicamente de ida al DF y nos enflautó a mi madre y a mí en el avión. Así es como hoy escribo nostálgicamente desde un cyber de Coyoacán al que veníamos Crix y yo cuando estaba yo embarazada.
Criseida se quedó en Monterrey por el trabajo, y yo estoy acá con los hijos y un frío de la refregada que no me deja ser. Por qué será que a mí todo en la vida me da frío? En fin, creo que ha de ser algún tipo de pago kármico...
Total, hoy cuando efectivamente los sandwichitos han perdido completa vigencia no me queda de otra más que quedarme con la relatoría de la fiestecita del gymboree y también quedarme con las ganas de hacer mi fiesta de cumpleaños de disfraces que tampoco voy a poder hacer porque ya no voy a estar en Monterrey para mi cumpleaños...
En fin...
Crix! Te extrañamos mucho!
Besos!
atte.
Ana

2 comentarios:

Akaotome dijo...

Instituto de Adiestramiento Canino Can Can suena hitleriano... no me había puesto a pensar....

Nosotras (yo y mis otras yo) también te extrañamos... y a Diegui y a Champito...

LIKE A CHAMPIÑON!!!!!!! (Like a rolling stoneeeeeeeee)

Ana de Alejandro dijo...

Ya quiero regresar!