lunes, octubre 11, 2010

Exigen a diputados abrir debate sobre matrimonios gay

Sí sí, yo sé que les debo una crónica hecha y derecha de cómo fue la fiesta de D y S, pero aún estamos reponiéndonos. Sin embargo, esta nota viene a razón de que este sería también un bonito regalo para nuestros hijos... ojalá y sea pronto la realidad de que en Monterrey se haga la reforma del código civil.
Nota de Milenio.

Exigen a diputados abrir debate sobre matrimonios gay


Piden los integrantes del LGBTTT que participen académicos, especialistas y sociedad civil, en un acuerdo que beneficie a todos.

Monterrey, NL.- Integrantes del colectivo LGBTTT en el estado, acudieron ante el Congreso del Estado para solicitar se abra el debate para que se realicen las reformas tendientes a dar certeza jurídica a las uniones del mismo sexo.

El activista Mario Rodríguez Plata señaló que desde el pasado 3 de enero de este año, durante la celebración de una mesa de debate sobre el tema en el programa Cambios que conduce el arquitecto Héctor Benavides, los diputados invitados hicieron el compromiso de ponerse a analizar esta propuesta.

“A nueve meses de este compromiso creemos que ya es tiempo de que trabajemos juntos en la instalación de dicha mesa de diálogo, de la cual surjan los acuerdos mínimos para promover la certeza jurídica de las parejas del mismo sexo en nuestro estado”, dijo.

Rodríguez Platas señaló que más que presentar una propuesta específica desean que el debate se abra para que participen académicos, especialistas y sociedad civil, en un acuerdo que beneficie a todos.

Y aunque dijo estar consciente de lo polémico del tema, destacó que es necesario que el Congreso del estado asuma la responsabilidad de construir una sociedad realmente plena para todos los ciudadanos, independientemente de su orientación sexual.

“La comunidad LGBTT de Nuevo León hemos visto postergados una y otra vez el reconocimiento de nuestros derechos como ciudadanos plenos, por lo que consideramos la pertinencia de saldar esta deuda histórica con nosotros en un ambiente de diálogo respetuoso, que construya un andamiaje legal para darle certeza jurídica a nuestra relación de pareja”, reza el documento entregado en la Oficialía de Partes del Poder Legislativo.

Dentro del grupo solicitante se encuentra Mariaurora Mota de Género, Ética y Salud Sexual, así como Antonio Nevares de la Comunidad Metropolitana y Criseida Santos de la Comunidad de Madres Lesbianas, entre otros.

Antecedentes

El pasado 12 de febrero se informó que la comunidad gay de Nuevo León preparaba una iniciativa de ley para legalizar las uniones entre personas del mismo sexo y las adopciones bajo un esquema similar al implementado en el Distrito Federal.

Mario Rodríguez Plata, integrante del movimiento gay, indicó en esa ocasión que buscan el reconocimiento total de sus relaciones y tener los mismos derechos que las parejas heterosexuales.

“Ya tenemos un avance con algunos diputados para poder hacer una mesa de diálogo abierta al público (…) para crear una ley como ésta, que le dé certeza jurídica a la relación entre parejas del mismo sexo como se le da a la pareja heterosexual”, indicó el activista.

“La idea es tener la misma estructura legal que tiene la pareja heterosexual, porque tenemos que ser menos o más, igualitos, matrimonio con adopción”, exigió.

Contrario al pensamiento generalizado, los regiomontanos no son una sociedad cerrada al tema, aseguraba Rodríguez Plata y, muestra de ello, es que cada año más personas, no necesariamente con tendencias homosexuales, se unen a la marcha por el primer cuadro de la ciudad.

Ana de Alejandro y Criseida Santos forman una familia atípica en la localidad, y son para la comunidad gay local, la muestra más clara de que las cosas pueden cambiar.

No están casadas, pero procrearon un par de gemelos hace tres años en el Distrito Federal: un donador anónimo sirvió para fecundar los óvulos de ambas en un proceso in vitro, aunque por cuestiones legales, sólo la madre biológica, de Alejandro, los pudo registrar.

“Por supuesto (nuestros hijos) como seres sociales van a la escuela, conviven con gente y ellos hablan con toda la felicidad del mundo sobre su familia (…) estamos muy contentas con ellos, lo único que nos falta en este momento es tener una seguridad legal”, refiere de Alejandro.

Daniela Mendoza Luna

1 comentario:

Manuel Tenorio dijo...

er... ¿Cómo que "no están casadas"? ¡Tienen el acta!