domingo, mayo 10, 2009

Pura madre

Hoy, como todos los 1o de mayo, es Día de las Madres en México, Arabia Saudita, Bahréin, Chile, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, Guatemala, India, Malasia, Omán, Pakistán, Qatar, Singapur y Colombia. Al menos eso dice wikipedia.
Hoy es uno de esos días en que se refuerza la sagrada figura de la madrecita y es un día en que mi madre se olividará de que ella misma es madre y que su hija lo es. Pero hoy es un día en que recibiré el mail de mi amiga Nelia, de la secundaria, en el cual me desea a mí y a todas sus amigas que tienen hijos un muy bonito día. Y yo me sentiré especial por la deferencia, por el detalle de incluirme en su lista de amigas que celebran el Día de las Madres.
Hoy es un 10 de mayo en el que me debato entre analizar la relación entre mi madre y yo, entre analizar el mano a mano en maternidad entre Ana y yo, y entre analizar mi relación de madre a gemelos. Tal vez pueda hacer las tres cosas.

No puedo negar que la fecha me estresa cuando estoy en un contexto tan terrible como lo fue el año pasado en el kinder de los niños. No puedo negar que ahora la distancia y el hecho de que D y S no estén en la escuela cambian por completo la percepción de las cosas, pero lo que no cambia es que hoy es Día de las Madres y hoy tengo a una mujer a la cual felicitar y reconocer por darle la vida a mis hijos. A una mujer que me ha permitido vivir una de las experiencias más intensas de mi vida. A la mujer que decidió cargar con mi bebé Santiago y con mi bebé Diego y con lo cual unió nuestros caminos de manera definitiva.
Y no puedo dejar de pensar en todos aquellos que dicen que "uno comienza a comprender a sus padres, una vez que tiene hijos". Y yo es que no los comprendo, sigo sin comprenderlos, pero sí sé que enfrentarme de pronto a una situación que involucra a un ser humanito me cambió toda la concepción del mundo. Y tal vez con eso pude ver la vida desde otro ángulo que antes no imaginaba.

Yo recuerdo el primer festival del Día de las Madres cuando entré al kinder. No me enteré de mucho, creo. Como que mi mente divagaba y no veía nada porque todos los niños me tapaban la vista, pero sí recuerdo que alguien dijo que si alguien quería decirle algo a su mamá y entonces, creo yo, pedí el micrófono y le empecé a cantar una canción a mi madre. Una canción que aún recuerdo, por cierto. Y una canción que ella aún recuerda porque el día de mi cumpleaños recibí un mail de ella que contenía la letra de tal canción. Y quise llorar. Y quise llorar de recordar tantos pinches años viéndola sufrir con su relación madre-hija, y de recordar que ella nunca se dio importancia en este día y que toda su energía la reservaba para ensayar Hermoso Cariño y llevarle serenata junto con sus hermanos, sobrinos e hijos, a mi abuela para que la muy cabrona saliera cual diva indignada porque ese año no quería Mañanitas la señora, sino que la llevaran a comer cabrito. Y quise llorar nada más de pensar en que somos como eternos niños bailando en el festival del Día de las Madres y nunca alcanzando a comprender muy bien por qué si estamos bailando tan bonito y cantando con mucho sentimiento y haciendo circo y maroma y teatro para agradarle a nuestra mamá, por qué si estamos haciendo todo eso a nuestra mamá nunca le basta. Y solo cuando uno es ya lo bastante grande se da cuenta que su mamá es también como una niña bailando en el festival de la escuela esperando agradarle a su mamá que tampoco le bastan las monerías que su hija hace. Y entonces a su vez, uno puede deducir que la mamá de su mamá y la mamá de la mamá de su mamá, etc, etc., también eran como niñas en el festival buscando entre la gente la figura de su madre.

Y de pronto veo yo a Diego y a Santiago y veo que no pueden ni podrán ver la vida sin su Mami que los cuida y los saca a pasear. Y de pronto cuento los días que fueron y los días que faltan para estar con ellos y pienso que no me quisiera perder esos momentos de grandísima intimidad que es donde se forman los lazos más estrechos. Pero de pronto también sé que esos lazos se están construyendo así, bajo las circunstancias que nos está dando la vida. Y que en realidad así es todo, una construcción de lazos bajo las circunstancias que nos da la vida. Nada más que con los hijos las personas se dan el permiso de entregarse por completo, de dejar ir las emociones, de abrazar por completo el alma de otra persona, de una, de dos, de los que vengan. Uno puede enfocar todo ese gran amor que sentimos que tenemos para dar. Y no nos protegemos, no nos estamos cuidando las espaldas, no nos reservamos aunque tengamos el miedo de que nos rompan el corazón sino que nos dejamos fluir y fluir hasta el extremo de dar sangre, riñones, hígados y córneas. Hasta el grado de expandir las ambiciones para hacer un proyecto incluyente. Y sí nos da miedo, porque el amor en todas sus expresiones da miedo, pero sentimos que vale la pena, que nos es legítimo, que si no es a nuestros hijos entonces a quién vamos a amar con tanta profundidad, con tanto empeño, con tanta fe, con tanta inocencia y con tanta esperanza de tantas cosas.

Y por eso me eloquecen los comentarios y las burlas de la gente que dice que no soy madre de mis hijos. Que piensa que todo esto para mí fue tan fácil como decir un día "mmm, estos niños me gustan, les voy a decir hijos". Y por eso me emociona tanto cuando Diego y Santiago me dicen Mamá. Y cuando Ana lucha ante todos, ante su familia, sus amigos y la gente en general por mi derecho a ejercer la maternidad, de ejercerla exactamente así como la estoy ejerciendo. Por eso la amo cada día más, porque no hay mujer en el mundo (o casi no hay) que renuncie a este inflado concepto de la maternidad como the ultimate right de la mujer, como el destino divino y biológico, como la legitimación social, como la función en el mundo, como el pilar de la familia, y que comparta y ceda un poquito de todos estos engañosos beneficios del tan mentado dicho "madre solo hay una". Que renuncie porque naturalmente el hecho de haberlos parido la hacen la madre oficial y bien podría aprovecharlo...

Feliz Día de las Madres, Anita.

15 comentarios:

Euge dijo...

Feliz día Cris y Feliz día Anita

daniela dijo...

No entiendes eso de que cuando se tienen hijos uno comprende a sus padres, porque no eres madre, porque tu amor nunca será tan fuerte como el que Ana tiene por esos niños, me imagino que tu amor debe ser así como de tía, o como de padre, y como todos sabemos, los padres no son tan incondicionales al hijo, ellos se van, cambian de pareja, abandonan con facilidad al hijo, y no digo que la madre no lo haga, lo hace, pero con más dolor e impacto.

De verdad te deseo de todo corazón que algún día puedas experimentar la maternidad, tal vez formar una familia con tus hijos y los de Ana, pero para poder decir que amas a a esos niños como madre, primero debes tener uno tú, y apuesto lo que quieras, que a ese hijo que tu tuvieras, lo amarías infinitamente más que a los que decidiste llamar tus hijos. Eso me sucedió cuando mi madre me decía que mi prima era mi hermana, y de verdad lo parecía, vivíamos juntas, íbamos a la misma escuela al mismo salón, yo la creía mi hermana, hasta que por milagro nació mi verdadera hermana, y aunque a mí prima la adoro, mi hermana es amada por mí de una manera cumpletamene distinta e intensa.


Pero pues si insistes, feliz día de las madres.

la gabi dijo...

Feliz día chicas. Y felicidades por esos hijos tan hermosos que tienen que, seguramente, no necesitarán buscarlas entre el público porque saben que siempre estarán ahí para ellos.

Akaotome dijo...

Euge: Gracias, igualmente.
Daniela: Pues igualmente y me saludas a la tuya.
la gabi:esa es la idea...

david dijo...

Es increible como algo tan hermoso como lo que acabas de escribir, Crix, que me llevó hasta las lágrimas... pueda ser tan ultrajado por un comentario tan hiriente de esa mujer.
Eres madre de esos bebes y punto.
Me uno a ti para saludar a la mamá de daniela.
Feliz día.

encantada dijo...

Yo también creo que eso de que cuando tienes hijos entiendes a tus padres es mentira. Puedes entender algunas cosas, que me temo son comprensibles también sin hijos, pero no puedes (o no debes) llegar a justificar los malos tratos, el egoísmo, la ceguera... Y me alegro de que tú, siendo madre, te hayas apartado de eso y no sigas la saga familiar.

Por cierto, qué de gilipollas hay por ahí diciendo sandeces. Yo borraría los comentarios, bastante tiene una con lo que tiene como para aguantar energúmenas de gratis. ¿Por qué no se van a otros blogs a vomitar?

Me puse un poco bruta, pero es que me saca de quicio.

Euge dijo...

Chicas les deje otro premio

An dijo...

El amor que siente una madre o un padre por sus hijos es único y excepcional. Pero el ser padres, biológicos o no, es algo que se elige.
Mi padre no me parió, ni siquiera me concibió, ni tenía por qué elegir darme todo el amor que me ha dado, pero ha sido el mejor padre del mundo aunque no tenía por qué.
Felicidades Crix, porque es tu decisión la que te hace ser madre.
Besos!!!

Anónimo dijo...

Pues esa pobre tarada, está traumada, seguramente su padre la maltrató o nunca la quiso. O a lo mejor fue su marido. Feliz día para las dos, Un fuerte abrazo, Merecen mucho amor, admiración y respeto.

Feliz día a las dos mamacitas

Anónimo dijo...

QUE ROLLO NENAS!! MUCHISIMAS FELICIDADES, YO TAMBIEN LLORE POR EL VIDEO DONDE CANTAN LOS CORAZONES LAS MAÑANITAS, MUCHAS FELICIDADES A LAS DOS, SON EXCELENTES MAMA Y MAMI. REALMENTE SON UN GRAN EJEMPLO PARA MI Y CARITO... MUCHAS FELICIDADES!!!... ANIMO!!.. JOANA Y CARO

Mariana dijo...

Durante mucho tiempo me reprocharon el separar en terminos "madres gestantes" y "no gestantes", division que no se me ocurrio a mi, sino al grupo de flias que intentó armarse alla por noviembre del 2007. Hasta hace unos meses, en que empezamos a "hacer la tarea" para que Marina geste, era yo la gestante... ahora soy la madre no gestante de nuestros otros/as hijas/os.
La diferencia era y es para mi en cuanto a la revolucion hormonal que se produce en el cuerpo de la que tiene la dicha de gestar, pero la revolucion emocional-espiritual se produce en las dos por igual, ahora lo vivo en carne propia, pero viendo los comentarios de ciertas personas entiendo el por que tanta resistencia a las etiquetas separadas... HAY GENTE QUE NUNCA ENTIENDE LO QUE SE SIENTE.

Felicidades a las dos!!!

Quedate tranquila Crix, ya te van a compenzar por el esfuerzo y la distancia!!!

V dijo...

Feliz día de las madres a Las Dos Mamis! Crix y Ana.

Saludos

Viridiana dijo...

Ashhh!!!!! en ocaciones me pregunto... Qué hace esa gente si no tolera nada escribiendo aquí... Nah! ella tíene dividido pero el cerebro...

Feliz día mujeres hermosas... que TODO MUNDO SABEMOSSSSSS que no hay más hermosas madres (claro también las de nosotr@s) que USTEDES!!!! ...
´
Pocas an luchado como ustedes... son admirables ...

Mis mejores deseos siempre...

- carla - dijo...

feliz dias de las madres a las dos! que la hayan pasado lindo y que siempre sean una familia muy unida.

Besos

"2 LUNAS 5 ESTRELLAS" dijo...

¡Más vale tarde que nunca! MUCHAS FELICIDADES MADRAZAS "LAS DOS"!!!

La que no entiende soy yo DANIELA... soy madre biológica de una hermosa adolescente y madre por voluntad de 4 hermosos nenes, hijos biológicos de mi pareja... los amo a los 5 como si los hubiera parido yo misma, "HAY HIJOS QUE NACEN DEL VIENTRE Y OTROS DEL CORAZON" y afortunadamente existen MADRES que parieron hijos "DEL CORAZON" que podrían enseñarle muuuucho a MADRES que parieron hijos nacidos de su propio vientre.

Desacreditar a una persona bajo tus primitivas premisas es tan bajo que te sugiero medites siempre antes de publicar estos ataques.

En fin... demasiada mala vibra en una fecha tan especial y en un blog de madres tan admirables.

Saludos a todas en su día.

Maria