lunes, febrero 16, 2009

A lo mejor extrañas...

En este rincón donde por extrañas razones se cruzan San Nicolás, Monterrey y el Infierno, mejor conocido como Nogalar, puede que pienses que no queda mucho por extrañar. Sí, en realidad todo huele igual de feo, o quizás peor de lo que recuerdas. Sigue habiendo 45 perros, quita o pon, según el día de la semana. Ahora que llueve además hay goteras. Hay charcos por toda la sala de mis padres. Los niños están confinados en nuestros aposentos para evitar pisar charcos indistintos. Con la humedad se desarrolla una fauna muy particular, y bueno ya sabes todo lo que dejaste atrás.
Entre las novedades hay cosas que quizás jamás te imaginaste poder llegar a extrañar porque en un grado de conciencia normal, una nunca piensa que a tu suegro se le pueda ocurrir traer un carrito de súper a la casa. Pero en fin, son de esas cosas que hacen la vida de Santiago más amena, ya que ahora se levanta muy feliz preguntando por el "mañón" de la policia estacionado enfrente del parque y por el carrito de "pupe" estacionado en el garage.
Chokoy sigue donde siempre, dando mucha lata. Ahora hace guardia para ver si los niños dejan caer un bombón de su cereal con malvaviscos de camino al cuarto y de regreso poqrue ellos ya exploran la travesía solos. Me imagino que no has de extrañar mucho a un triste perro con cara de zapato que no tiene ni la virtud de ladrar y que cuando se decide a hacer ruido es para aullar a las 4:15 de la madrugada. La verdad creo que yo tampoco lo voy a extrañar mucho.

Pero hay que ser sinceras. Además de las arañas, las goteras, los insectos inetrminables, indescriptibles e inombrables, y el terrible olor a perro, en especial los domingos, dejaste atrás muchas cosas que quizás sí extrañes un poquito más.

Dejaste nuestro nidito de amor. Este que nos quedó tan precioso el año pasado que lo remodelamos juntas. Con todo y la pared que Sampi nos ayudó a decorar. Con las sábanas calientitas de franela a cuadros que estuve buscando en 5 tiendas distintas para que combinaran con la pared color mantequilla. Con las almohadas mulliditas. Con el corazón peludo al que le hace falta un gato rojo. Con la cabecera ruidosa y condenada a hincharse con las goteras. Con las decoraciones de Waldo´s que le dan calidez al asunto. Con mi manía por tender la cama todas las mañanas para que siempre parezca de foto de Bed and Breakfast. Con la calidez de estar juntas abrazaditas a la hora de dormir.

De seguro también extrañas los paseos a la tiendita de la esquina con aires de grandeza que se autodenominaba súper, para comprar tortillas, aguacates, pan o algún antojo. Las hamburguesas enfrente del "otro parque". Las aguas de la Michoacana, los tostitos con elote afuera del Oxxo. Las corridas para alcanzar el camión. El paseo por el mercadito y desayunar tamales o tacos todos los vernes que fuera posible. Las gringas y campechanas a contraesquina del Oxxo, ya muy tarde cuando no quedaba de otra para cenar. Las vueltas a uno y otro parque para entretener a los "mostros". Las subidas al resbaladero, el "más fuerte" del columpio y la odisea de treparlos al subibaja. Sobretodo cuando Diego quere cambiar de color de subibaja apenas después de dos veces de estar arriba.

Pero sobretodo estoy segura de que debes extrañar mucho cada cara, cada ocurrencia, cada frase nueva, cada descubrimiento, cada beso, cada abrazo, cada caricia de estos dos tesoros que la vida nos dio para compartir.

Aquí Sampi está diciendo "hola, mamá" porque piensa que es video. Y Diego está sonriendo a la cámara "click!" Estaban muy contentos de estar vestidos de rosa-pink igual que Mami. Y coincide que es lo mismo que traían puesto el último día que los viste.

Mamá, te queremos mucho y nos haces mucha falta. Espero que tu nos extrañes tanto como nosotros a tí. Y acuérdate de pedirle a tus amigas en Houston tus 5 abrazos diarios para que te sentas mejor!

Te mandamos muchos besos. Y bueno, Sampi te dijo anoche muchas cosas bonitas y te mandó un beso y aunque tu no lo viste sonrió, y se rio y te hizo pestañitas con esos ojazos maravillosos. El León ya estaba dormido.

10 comentarios:

Akaotome dijo...

cualquier intento por definir lo bonito que se siente leer este post sería una ingratitud... mejor guardo silencio, MUCHAS GRACIAS, Anita...

NN dijo...

Ana y griselda, hasta me siento intrusa por dejar un comentario en algo tan intimo tan de ustedes, pero no pude dejar de hacerlo me encantaron tus post, de alguna manera me siento identificada yo tambien tengo una nena de tres años que se me hace tripas corazon cuando tengo que venir a trabajar, y no me imagino que estuviesemos separados nosotros tres, mi nena mi muñequito y yo, seria muy dificil.
saludos de corazon. quepronto puedan estar juntos los 4.

V dijo...

Caray, yo al igual que NN me siento una intrusa al dejar un comentario en algo tan "personal" pero es que de verdad estoy al borde de las lágrimas...

De verdad les admiro un buen y ojalá pronto esten juntos los 4.

Saludos y besos

marga dijo...

bellísimo y emocionante post

Aqua dijo...

Hay emociones y sentimientos que no se pueden escribir. Un abrazo muy fuerte a los 4 y que el tiempo vuele más que nunca.
Bss

A. Daniela dijo...

Me emocione hasta las lagrimas con este post, es eso lo importante de la vida, los pequeños detalles que vamos construyendo dia a dia.

Suerte chicas para que pronto logren estar juntas.

Un Abrazo

Bereri dijo...

Estar lejos de las personas que mas amamos :( pero saber que estan ahi extrañandonos igual o más es saber que aun siguen unidas por ese lazo tan fuerte como lo es el Amor...

Ojala que el tiempo pase rapido...

Les mando un fuerte abrazo!!

Anónimo dijo...

Soy intrusa lo siento, Ana me hiciste llorar con tu escrito, se lo que se extraña a alguien que quieres cuando se esta lejos, espero que pronto esten juntos los 4.

Saludos y un beso a tus hermosos hijos.
Abogada

AMOR SIN FRONTERAS dijo...

woow!!! como dicen arriba siento que no debería de ver este post es algo tan intimo, ojala que el tiempo pase rápido y estén juntos de nuevo los 4 porque todo esto es para que las cosas sean mejor para su familia

Chesend dijo...

me siento invasora, me quedo callada y se me atoran las lagrimas en los ojos...

felicidades por todo lo que comparten, por su amor tan lindo...

saludos...