domingo, octubre 05, 2008

Domingo Familiar II


Hoy fuimos al zoológico de La Pastora. No es el lugar favorito de Crix, pero a mí me gustan mucho los animales y yo tenía muchas ganas de que los niños los vieran. A decir verdad es un zoológico bastante feíto y con los animales medio tristones. Pero no quiero entrar en política y polémica sobre el especismo del que hacemos víctimas a nuestros compañeritos animales no humanos en el planeta.
En realidad creo que a Diego le gustan tanto los animales que algo me dice que a él estos temas le van a causar muchas dudas. O a lo mejor es algo que yo siento y nada más me estoy protectando.
Mi padre adora los animales, en especial a los perros, pero es persona de otra época y creo que no se ha puesto a pensar nunca la forma en que los explota. Y bueno, mejor allí le paro con el tema porque es triste y éste fue un día muy feliz para los niños.
El zoo queda más o menos lejos y la verdad que a nosotras no se nos hubiera ocurrido ir, pero unos amigos muy queridos querían hacer algo diferente este fin y nos alborotaron. Teníamos ganas de ir al Bioparque Estrella que es más bien tipo Safari y en el que los animalitos andan libres y se ven mejor, pero es muy lejos y muuuuy caro. Así que optamos por ir a La Pastora, ya que al ser municipal tiene patrocinio gubernamental y por ende es mucho más económico; de hecho, la entrada solo cuesta 10 pesos (menos de un dólar) y así es mucho más accesible para pasar un domingo familiar muy agradable. Éste ha sido un verano muy lluvioso. Ahora ya oficialmente entrados en otoño, sigue haciendo calor, pero con las lluvias que tuvimos, los pastos se ven muy verdes y los árboles frondosos. Así que Crix se llevó una sorpresa muy agradable porque ya no era el parque seco, soleadísimo y semidesértico que ella recordaba. Bueno, soleado sigue siendo, pero se sentía más fresco.
Nos la pasamos padrísimo. Desde que llegamos, los niños pudieron correr libremente y estaban muy animados. Corrieron detrás de las mariposas y se pusieron a cortar flores y hojas. Diego iba repitiendo el nombre de cada cosa nueva que veía y le enseñábamos.
Al final, resultó que la pareja alborotadora no llegó, pero los papás de Mané (así le dicen mis hijos a su amigo del kínder) sí fueron. Así que nuestros hijos andaban felices con Manuelito de aquí para allá. Cuando nos tocó la hora de ir a conocer a los animalitos a Diego se le iluminó la cara. Llevábamos la carriola, pero se rehusó a ir sentado, él quiso ir caminando y recorriendo cada micro hábitat. Se portaron tan bien los dos. Santiago iba haciendo ruido de animales y decía: "guaguá, cuacuá, grrrr, meee". Luego, Diego iba combinando sonidos y nombres y decía: "Lión, grrr!" Les encantaron los felinos. Los favoritos de Sampi fueron esas ovejas peludas de la foto que están detrás de él y el tigre. Los favoritos de Diego fueron el puma al que cachamos en pleno proceso de excreción y al que bautizó como "popó-puma" y el elefante.
De hecho para ir a visitar al elefante tuvimos que pasar por un tramo en remodelación, pero valió la pena porque Diego hasta se puso a "platicar" con él.
Al despedirse del elefante, Diego le mandó besitos soplados con la mano y le pidió que se cuidara y se portara bien. Fue tan tierno.
Como Crix tenía la preocupación de que Sampi no se la hubiera pasado igual de bien que su hermano, él remató con una montada en el caballito mecánico de uno de los puestitos de comida que están en el parque.
En relidad fue un domingo súper agotador, ya que todo el itinerario fue más o menos así:
9:00 am despertar y atender hijos.
9:30 am bañar a los hijos.
10:00 am arreglar malentendidos hormonales (a todas nos pasa, ¿no?).
10:30 am besito, abrazo y arrumaco!
11:00 am arreglar maletas y pañaleras.
11:30 am salir de casa
12:00 pm llegar al zoo
12:30 pm visitar animales
2:30 pm regresar a la civilización
3:00 pm comer
4:00 pm ir a Suburbia
4:30 pm ir a Soriana
5:00 pm regresar a casa
6:00 pm ir a una plaza comercial
7:00 pm cine: Divina Confusión (mañana crítica por Criseida)
9:00 pm volver a casa y poner bodoques semi inconscientes a dormir.
10:00 pm cenar
10:30 venir a redactar y postear esto.
Fue un día agotador!!!! y realmente encantador!

4 comentarios:

evargas dijo...

Qué lindo lo de ustedes.
Primera vez que ingreso y estoy ya interesada en cada detalle.
Felicitaciones. Son un ejemplo!!!

pao dijo...

hay que bellos estan esos mellis que cositas mas hermosass!!!!

nada mas importante que un domingo familiar para los pekes!"

besotes

Anónimo dijo...

...y si por afinidad a los felinos Diego luego le va a los Tigres? (plop!) Ya en serio... ha de ser hermoso ver cómo se multiplican los conocimientos prácticos de los peques... cómo se escuchan nuevas palabras en sus vocecitas. Gracias por compartir todo esto.

H.

Ana de Alejandro dijo...

evargas: Ojalá que te guste mucho nuestro blog! Bienvenida! Y pásdate seguido por acá, gracias por tu comentario!

pao: Ay sí! La verdad es que son tan relindos! Y más cuando hacen "meeeeeeee!!!"

Don H, digo MRH, mis hijos serán felinos, pero se equivocó usted de filiación! Que mis hijos son PUMAS!!! (no popó-pumas, eh!)