viernes, noviembre 23, 2007

Aunque Ud. No Lo Crea!...

VOLVÍ! Sí, señoras y señores, finalmente volví! Estoy nuevamente con mi hermosa mujer viviendo en esta pocilga a la que prefiero tratar de rancho para no deprimirme. Los eventos que han desembocado en mi regreso son simples: llevé ante las autoridades correspondientes original y tres copias de los siguientes documentos: acta de defunción de mi abuela, fe de bautismo de mi madre y sus dos hermanas, anuencia papal otorgada en 1956 a mis abuelos, cartilla de vacunación de Ringo el perro de mi primo, dos estados de cuenta de la Tía Meña, registro dental de mi madre y la última estampita del álbum "Lola érase una vez". Resultó que aún así no creyeron que yo fuera chilanga, así que le llamaron a mi tía para verificar los datos y me pusieron como penitencia asistir a una manifestación en la catedral en favor del Peje, les dije que iría con gusto, así que me dieron la carta de "Certificado de Residencia".
La carta, anyways, resultó ser un fraude ya que en efecto dice que vivo en esa dirección que Criseida ya no quiere que repita por miedo de que alguien un díanos realice un secuestro express cuando vayamos de visita, pero no especifica que yo solita ocupo el depatamento o nivel II o planta baja del inmueble. Así que según mi padre, igual pueden mover mis cosas al cuartito de la entrada y decir "si no la hemos desalojado, ella sigue viviendo en esta casa, allí en ése cuartito". Como quiera mi madre se cansó de la incertidumbre que da vivir en una casa acogedora y limpia y prefirió que nos regresáramos a convivir con los 32 peritos de la casa. ¿Alguien notó el súbito incremento de 26 a 32 perritos?
En fin, resulta que mi padre anduvo invitando a comer gente a diestra y siniestra y hasta se quejan de explotación laboral en su contra. Yo no lo dudo ni tantito, pero el caso es que el niega todos los cargos sin poder explicar el por qué de la merma en la cuenta bancaria familiar... hmmm... Pagó un curso de entrenamiento canino y no sé cuánto más y eso no evitó que hoy finalmente Myrna decidiera renunciar porque ya ni Dios aguanta al hombre. Yo sabiamente me había deslindado del asunto justo una semana antes de irme al DF, pero mi padre insiste en que vaya a darle un curso de "recapacitación" a los perros chiflados e inentrenables que dejamos pendientes hace un mes.
Y yo me pregunto, ¿realmente era tan feo estar en el DF?
Bueno, volví y ahora me toca pelear otra vez para ver cuándo puedo usar la compù, así que esto ya no será tan seguido como solía ser... Como quiera les doy muchas gracias por todos sus comentarios y por no dejar de leernos y apoyarnos en estos 28 laaargos días que estuve lejos de casa (o más bien, cerca de casa, pero lejos de mi mujer).

6 comentarios:

Krimsoniana dijo...

enhorabuena!!!

todos los regresos son igual de favulosos, por lo menos los que me ha tocado vivir!

:P

saludos!

Akaotome dijo...

Ana: No les des ideas... a los parientes pobres del amor

Duende dijo...

Eiiii qu egusto que ya regresaste Ana!!...aunque pues les tocará el frío, pero lo que importa es que ya están otra vez todos juntitos, me da mucho gusto.
Bueno espero que les esté yendo de lo mejor de lo "más mejor".
Cuídense y cuiden a los bebés...
Besos

Daniela dijo...

Por Fiiiiiiiiin!
Loado sea Alá!
Tú mujer no volverá a ser la misma luego de estas semanas de convivencia con tu progenitor jajaja.
Ya en serio, que bueno que están en casa, Crix estaba a punto del colapso de tanto que los extrañaba.

abogada dijo...

me da muchisimo gusto que por fin estes en monterrey ya era hora.

Hernando dijo...

que bueno tenerte de regreso!! cuando nos vemos?

Oye te recomiendo
http://www.fagbug.com