miércoles, agosto 08, 2007

¡Me declaro incompetente!

Así de simple, desde hace una semana he llegado a la conclusión más sencilla de todas: simplemente me declaro total y profundamente incompetente para enseñar a mis hijos a comer. Mucho se ha escrito sobre el tema y evidentemente yo no lo he leído y lo poco que he leído no lo he sabido aplicar. Yo que me sentí tan orgullosa y feliz de que comieran chayotes con singular alegría y que prefirieran las verduras a las frutas, ahora no sé qué hacer cuando Diego se frunce y me tuerce la nariz y simplemente se niega a ingerir cualquier cosa molida que le entregue yo con una cuchara.

No, el avioncito no basta, no sirve, no es ni remotamente útil. He intentado con distintos tipos de cucharas. Simplemente el niño me está diciendo algo que me niego a escuchar: "Mami, te quiero mucho, pero soy independiente, un niño grande que quiere comer solito." Bueno, espero que sí diga que me quiere mucho, porque con las muecas que me hace debo aceptar que mi interpretación de sus comentarios es algo libre.

Así pues, Santiago queda embarrado sin deberla ni temerla en una batalla campal donde se enfrentan su Mami y su hermanito. A veces, escoge ser el buen niño, el ejemplo y ceder a la súplica de su Mami, abre su boquita y come con tranquilidad cualquier cosa que le de. En otras, se alínea con el enemigo y juntos reclaman ¡oh, mi Dios, no! ¡FINGER FOOD!

¿Y qué hago yo? ¿Qué hago yo, señores, en una batalla que tengo de por sí perdida? Le gano tiempo al tiempo y cedo entregando una galletita mientras pienso y pienso... ¿Qué les podré dar hoy? De pronto y sin querer, me he vuelto ESO, eso, eso que no quería yo ser: la madre-aprehensiva-con-miedo-que-no-quiere-que-su-hijo-se-ensarte-la-cuchara-en-el-ojo. También, debo admitirlo, soy la impaciente que no tolera que Diego quiera compartir TODA su comida con los cuadrúpedos de esta casa. ¿Acaso soy la única que entiende que el perro y el bebé no deben compartir comida? Mi madre parece que no lo entiende, y lo toma con mucha alegría, yo no.

Me desespera terriblemente que todo lo tiren al suelo y que sea yo la que a) se tenga que parar a enjuagarlo, b) se tenga que pelear con los perros para recoger el bocado primero y/o c)tenga que limpiar el mugrero del suelo (el que queda después de que los perros lamieron el piso). Por su puesto ha habido ocasiones en que el servicio canino de limpieza de pisos resulta muy útil, pero no lo es tanto cuando de cada diez galletas sólo dos terminan en la boca de Diego y de las siguientes diez, solo media galleta es comida por Santiago.

Me abruma que para que aprendan a comer plátano tenga yo que pelar seis plátanos porque todos se les resbalan de las manos y entonces los perritos por supuesto quiren reclamar que el que lo encuentra se lo queda. No sirvo para esto. Dos niños y una mami no funciona. Me rindo.

Muy linda mi prima hace unas semanas me dijo "la verdad, prima, solo una mujer que nunca ha sido madre puede planear tener dos hijos a la vez." Quizá tiene razón. Aunque tiene su doble parte de disfrute, pero es la doble joda la que en estos momentos me está volviendo loca y me tiene al borde de un ataque de nervios.


¡A estas alturas mis hijos lo único que quieren comer es sopa Maruchan! Y yo por supuesto, obviamente, como es de esperarse.... ¡Me siento un fracaso! ¡Cómo sopa Maruchan en estas épocas en que el sodio está tan terriblemente vilipendiado! Y además la quieren agarrar del suelo, en esta era en que la limpiea está sobrevalorada, ¡mis hijos quieren comer del suelo! ¡Es porque soy lesbiana, verdad! Dios me ha castigado con dos cavernicolitas incivilizados.

Ni pensar que la del problema soy yo, por supuesto. Ni pensar que ellos no tienen la culpa de que en esta casa el refrigerador se haya tomado unas vacaciones en pleno verano y que por lo tanto no puede haber comida fresca. Ni pensar que esto es tan similar a vivir en un camping que todo tiene que venir enlatado, envasado y en tetrabrick y por ende con altos contenidos de sodio.

Ni pensar en el hecho de que la torta bajo el brazo nunca llegó y por lo tanto no se me prende el coco en como alimentar a mis hijos sino es con una silla encontrada y con un andador regalado.

En fin, como quiera hay unos momentos muy divertidos y tiernos como cuando Santiago se bañó en noodles y se los untó en la cabeza. O como cuando la gente se me quedó viendo feo en el centro comercial porque les di papas de McDonald´s o puré del Kentucky Fried Chicken. Y me siento frustrada porque mi parte consciente sabe que eso es lo mismo que condenarlos a una vida de obesidad y diabetes. De verdad, a veces siento que alguien mal intencinado va a usar este blog para llevarlo ante el DIF y quitarme a mis hijos. Pero lo siento, tengo que desahogarme antes de que me desquite de más con alguno de los 25 perros de la casa.

Hoy finalmente, tuve un tiempito para leer consejos sobre cómo enseñar a comer a lo9s bebés. Para empezar resulta que debían haber empezado a comer solos desde los 7 meses. Allí empezamos mal porque apenas a esa edad la doctora nos dio permiso de empezarles a dar pera y chayote muy bien cocidos. Obvio, lo que terminaron comiendo fue Gerber. Hace dos semanas una consultora nutrióloga de Gerber me dijo que no podían empezar a comer tercera etapa hasta que tuvieran 4 dientes y menos empezar a comer comida solos porque pueden ahogarse.

Por eso me confundo más. El libro dice que ya les de garnachas, pescado y jugo de naranja en taza. Y yo como es de esperarse, me confundo más. Me desespero. Venía una lista llena de frutas frescas y yo sólo pienso en términos de hormigas y cucarachas. Por otro lado me tranquilizó que en el mismo libro dice que no pasa nada si alguna vez se meten una bola de pelos, una cucaracha, unos cuantos insectos o hasta un pañal a la boca. Pero no sé cuánto sea tantito, ni cuanto pase ya el límite de lo salubremente permitido. Bueno, tomaré en cuenta que en otras regiones comer insectos es todo un arte culinario y tienen mucho contenido protéico. ¡Puaj!

Estaba ya muy dispuesta a darles salchichas de pavo y entonces me dijeron que no eran buenas, luego lo leí y luego vi a Diego muy mono lamiéndola hasta que se metió un bocado enorme que me llenó de pánico. Salchichas malas, muy malas. He dicho.

Por otra parte el libro sugiere que toda la repostería que les de sea integral y que no les enseñe a comer azúcar. Una vez más creo que nadie espera tener hijos en condiciones rupestres. Creo que lo más saludable para mis hijos a estas alturas es que los enseñe a cazar su propio alimento. Así al menos podrán cenar venado y reno con nosotros la próxima Navidad.

En fin. que después de darle vueltas y vueltas al asunto no me queda más que pedir ayuda. ¡Alguna sugerencia sobre cómo alimentar a un par de niños con ansias independentistas?



15 comentarios:

Akaotome dijo...

Here's a list of finger food favorites:
• O-shaped toasted oat cereal or other low-sugar cereal

• Lightly toasted bread or bagels (spread with vegetable puree for extra vitamins)

• Small chunks of banana or other very ripe peeled and pitted fruit, like mango, plum, pear, peach, cantaloupe, or seedless watermelon

• Small cubes of tofu

• Well-cooked pasta spirals, cut into pieces

• Very small chunks of cheese

• Chopped hard-boiled egg (after 12 months)

• Cut-up raisins, softened dried apricots, or stewed prunes

• Small pieces of well-cooked vegetables, like carrots, peas, zucchini, potato, or sweet potato

• Small well-cooked broccoli or cauliflower "trees"

• Pea-size pieces of cooked chicken or other soft meat

• Rice cakes or crackers broken into small pieces

Ana de Alejandro dijo...

Bueno, empezaré por los cereales y las galletas de arroz inflado. Sólo cosas secas por lo pronto, en lo que llega el nuevo refri.

Anónimo dijo...

Estás bien idiota. De veras, estás bien idiota.

Anónimo dijo...

Hay unas cucharas de la marca Chicco que tienen el mango doblado para que los niños no tengan que torcer su mano a la hora de acercársela a la boca.
Gerber tiene finger foods de cereales con sabor a frutas... la ventaja es que se deshacen en la boca y no hay peligro de que se ahoguen.
Dales todo picado (slachichas, garnachas, pescado, etc.)
Tus hijos no decidieron que les gusta la Maruchan, ellos no fueron a comprarla... ahí sí que la cagaste bien y bonito (al igual que con toda la otra basura que les das, pero bueno, eso al parecer ya lo sobes, sólo lo obvias)... todos sabemos que es más rico el puré del KFC, lo mismo pasa con las papas del Mc Donalds, cómo pretendes que quieran de nuevo un insípido chayote?
Sobre todas las cosas te recomiendo que les pongas un horario... coman o no, no les des nada entre comidas y verás que poco a poco van a agarrar onda.
Recuerda, tus hijos no son cavernicolitas, tú los has vuelto y está en ti componerlos.

no me acuerdo dijo...

no tengo palabras para definir vuestro blog.Creo que sólo es comparable a la belleza de vuestros hijos.Espero ser pronto mamá.
Os leo
Un abrazo enorme desde españa a los 4

Ana de Alejandro dijo...

Anónimo 1: Puedo no estar de acuerdo con lo que dices, pero alguien que no seré yo quizá daría su vida por tu derecho a decirlo.

Anónimo 2: Gracias por las sugerencias de Gerber, me dispongo a probarlas. Hasta ahora los elotitos dulces que se disuelven en la boca y las galletitas de plátano ambas de Gerber, no les han gustado, aunque Santiago siempre más dócil se las come por no hacerme sentir mal. En cuanto a lo de las Maruchan, créeme fue un infortunado accidente. Me declaro eso sí culpable del KFC y el McDonald´s. El Chayote les sigue gustando, lo que no les gusta es que se los sirva yo en la boca.

No me acuerdo:
Muchas gracias por tu visita y tus palabras, gracias a eso me dan ganas de seguir contando mis burradas.

Magui dijo...

Maravilloso tu post! Entiendo tu desesperación pero aún así me reí mucho..
No desesperes... por ahí no recuerdo dónde leí que a los bebés debes ofrecerles alrededor de 5 veces un alimento para que al final vayan aceptando el nuevo sabor. Así que de a poquito estaría bueno que vuelvas a insistirles con cosas que te han rechazado antes y seguir armándote de paciencia.
Todo va a salir bien! Ustedes son dos madrazas y no sos ninguna incompetente. Hermosos están los niños.
Besos a los 4!

Anónimo dijo...

Leí este post y me pareció tierno, pero misteriosamente tan pronto terminé tuve que vomitar. Y no, no estoy embarazada.

Gloria O dijo...

Hola Ana. Primero que nada, es de esperarse que te sientas abrumada porque tienes que cuidar y criar además de alimentar a tus DOS bebitos, así que empieza por tomar aire. Mira, para finger foods, dales los cheereo's de cuatro cereales (a Sebastián y a mis sobrinas les han encantado desde chiquitos porque tienen un ligerísimo sabor dulce); si no les puedes dar frutas y verduras frescas, dales Gerber mujer, creo que ya podrán comer etapa 2, y lo que yo hacía (con permiso de mi pediatra) era agregarle tantitita sal a los de ternera, pollo, etc., porque después de haber probado comida normal, los gerbers les pueden saber muy desabridos. Y eso que mencionaron por ahí de darles de comer con horario es muy importante Ana, porque así van a comer con más ganas.
Ah, una cosa más: No sé si les has quitado la leche, pero sobre todo ahorita que no te están comiendo muy balanceado que digamos, es super importante que tomen su leche en cada comida, pero eso sí, primero los sólidos.

Bueno, espero que esto te sirva!

P.D.: Una estrategia que se me olvidaba!!! Puedes ponerles el gerber de fruta en la leche, y hasta una medida de cereal gerber o nestlé también, solo que vas a tener que abrirle al agujero de la mamila. Esta está probada desde mi sobrino Alex.

Bye =)

Paola dijo...

hola chicas, aca en Argentina ha ocurrido un hecho historico... Nacieron los trillis de ella y tilvy.-
solo queria avisarles.-
besos a los cuatro.-

Paola dijo...

vuelvo ante tu pedido de ayuda con respecto a como hacer que esos niños independentistas COMAN!, aunque en verdad no se si sere de ayuda.- Lo primero que se me ocurre es TOMALO CON CALMA! de ser eso posible, relajate y goza... que le hace una mancha mas al piso; (por lo menos los perritos estan bien alimentados, jajajaj).-un chiste.- El incorporar alimentos por si solos no es una adquisicion facil de lograr, ademas de habilidad motriz fina (que los niños no tienen aun), se requiere de paciencia para enseñarles. Por otro lado se me ocurre que alguien que te de una mano vendria mas que bien, se te nota agotada (libre interpretacion).- Un beso enorme y quema los libros, que de incopentente no tenes nada!

Ana de Alejandro dijo...

¡Muchas gracias por todas las sugerencias! Por cierto, los niños sí tienen horario de comidas, desayunan a las 10, comen a las 3 y cenan a las 8. Todos los días es igual. Ayer nos fue mejor porque comieron pan con queso y les gustó mucho. Los mantendré al tanto en los avances nutricionales.
Magui: Garcias por tus palabras. No te sientas mal por reírte de mis penas, si nal menos mis experiencias sirven para divertir ya es un logro! jaja
Anónimo 3: El vómito es una reacción esperada cuando se habla de bebés y sus "delicias".
Gloria O: ¡Qué bueno que te pasas por aquí! Justo me preguntaba si nos seguirías leyendo. Besos a tu bebote y tus sobrinitos. Y voy a buscar los cheerios.
Paola: ¡Gracias por las recomendaciones! Creo que el problema no son los libros sino las interpretaciones que yo hago de ellos :P jajaja! Por cierto, gracias por la noticia, ya me pasé dejarles mi felicitación a las nuevas mamás.

Rossana Vanadía dijo...

Chicas, tengo dos niños de casi 4 y 7 años. El más pequeño aún no come así, bien, un señor. Pero la grande, divinamente, y era un caos. Y la dejé, con las manos, cuando quiera. Lo que guste. Ahora va probando y hasta quiere ser chef. Con el varoncito, me pasa que además es zurdo y la cuchara es todo un rollo. Bueno, lo dejo que haga lo que pueda y sino dedos amigos. Come bien, a veces deja, juega, vuelve. Eso sì, antes que golosinas, frutas y cereales, eso es lo que hay para picar, digamos.
Las felicito, los bebos son hermosos!

joelia dijo...

pues de bebés no tengo ni idea y cada vez me da mas miedito animarme a hacer uno!!! lo que mi experiencia como hija de familia me dice es que siempre hay que hacerle caso a las mamás, o sea, las abuelas de los bebés. creo que ustedes nomás cuentan con una y parece que le da más risa que preocupación las gracias de los niños, jajaja!!! pero al menos en mi gran familia (hablo de tías y primas y abuelas y toda la parentela) siempre las nuevas mamás se guían con las demás y las cosas nunca han fallado. mi mamá siempre le creyó a mis tías o mi abuela cuando decían que estábamos empachadas aunque el médico dijera otra cosa y santo remedio, una sobadita con aceite de algo raro y listo!!!

creo yo que la experiencia familiar es lo más sabio que existe, y si no puede ser familiar, al menos de seres queridos. siempre saben más que los especialistas.

saludos a todos!!!

:)

pd. me gusta mucho su blobbb aunque me asuste, jajaja!!!

Magda dijo...

Hola Ana!!
Supongo que tus bebes ya estan enormes y que este trauma de alimentarnos ya solo te causa risa, y precisamente eso me provocó a mi: una oleada de carcajadas porque me siento desesperada con mi bebe de 6 meses...a pesar de que ya tengo dos hijos grandes, cada bebe es unico y ahora igual que tu, me declaro incompetente, ¿donde quedo todo lo que aprendi con mis otros dos hijos? y es que en aquellos entonces mi rutina era mas relajada y tampoco existian ese mundo de comidas y marcas de bebe (mis otros hijos ya tienen 12 y 15 años) asi que estoy como primeriza...En fin, espero que hayas salido bien librada de todo esto que yo apenas comienzo, Me encantó tu blog y tu manera tan divertida de contar tu experiencia.
Saludos!!