lunes, julio 02, 2007

C'est la vie

Para mí era un tabú
El viernes anduve de antro por Monterrey. Fui a la Noche de Collares del Taboo, ya saben, te dan cuatro collares en la entrada que a lo largo de la noche vas intercambiando por besos. Fui con una querida amiga que a su vez había sido invitada por otra querida amiga. Mucho rato después llegó Ana y se nos sumó en una expedición más por los antros de Monterrey. Yo no conocía el Taboo, tantos años de marquesa y no saber mover el abanico. Según dicen, ahí antes estaba localizada una discoteca llamada ESCENA (o algo así) a la que tampoco fui. Con la noche de collares por fin me cayó el veinte de que la actividad primordial de una disco es ir a ligar, de lo contrario, nunca captas por qué la oscuridad y las bebidas y las canciones. Nosotras nos fuimos al área de Infierno donde estaban tocando música electrónica. De todos modos me fui a dar mis vueltas a donde estaba el show: Una mujer con las tetas de fuera y un hombre bailando provocativamente. Yo no sabía para dónde voltear en mi afán de abarcarlo todo. La mayoría era mucho más joven que yo y que Ana y que esta querida amiga, pero aún así la pasamos bien. El cover fue bastante decente, pues sólo tuvimos que desembolsar 50 pesos por piocha. Me gustó. No bailé ni hice nada extraordinario, pero me divertí. Tal vez por la buena vibra del grupo en el que íbamos.

Más tarde, fuimos a otro que se llama E. En este lugar estaban llevando a cabo un concurso de transgéneros. Ahí también me la pasé bien porque parte de la competencia implicaba que representaran a una cantante. Así, vimos contonearse a Laura León, a Ninel Conde (quedé fascinada con el Bombón Asesino), Maribel Guardia, Talhía, Madona, Shakira y hasta Floricienta.

En el alboroto, una chica nos estuvo sacando plática y convivimos un poco con ella. Bueno, hasta bebida nos ofreció. Estuvo muy chido todo. Y repito, creo que me la pasé bien por la compañía. A las 3:00 de la mañana, decidimos regresar a casa porque un par de bebés podría despertar en la histeria total exigiendo la atención de una de sus mamis. Llegamos y vimos que dormían plácidamente.

Feliz sábado familiar
Sólo descanso un día a la semana. Soy correctora en un periódico que maquila en Monterrey las ediciones de Tamaulipas. El sábado es exclusivo para Ana y mis bebés. Así que con el respiro de la quincena decidimos ir al cine a ver Shrek 3. Diego es un bebé muy bebé. Entrar en la oscuridad de la sala puede causarle un ataque de ansiedad si no lo rescatamos pronto, lo apapachamos y le damos su leche. Medio ve la película y a la mitad de ésta cae perdido en el mundo de los sueños. Santiago no, se comporta más como niño. Se acomoda de tal manera que el biberón no le tape la visión y se concentra, como si en realidad estuviera entendiendo, en la pantalla. Vio completita la película. Sólo al final tuvo un ataque de frío y se puso inquieto.

People, please grow up!!!!
Pero los domingos sí trabajo. Y entonces me entero de la vida. Un amigo me escribió para contarme una de las historias más terribles que he escuchado en mi estancia en Monterrey. El no es de aquí, sin embargo, por cuestiones de trabajo se mudó. Pues resulta que su casera, al enterarse de que es gay, sin disimulo ni tantito despiste le pidió el departamento. A mí me hubiera gustado decirle: "Eso no es posible, esas cosas no pasan en Monterrey". Pero no puedo. Esta ciudad es traicionera. Incluso en áreas donde menos lo imaginas. Sé que hay ciudades violentas como el DF, pero Monterrey es rastrera. La gente se comporta bien buena onda ante la llegada de gente de fuera, se desvive por recomendar, decir y hasta sacar a pasear al pobre incauto turista o recién llegado, si es extranjero, mejor, porque no hay más satisfacción que andar hablando en voz súper alta en otro idioma. Los regios se preocupan por la cultura, cómo no, se preocupan por la tolerancia y la diversidad, pues por eso están organizando un multi saboteado FORUM de las Culturas: Dice en la introducción, en su página en internet que el Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007 busca servir como plataforma para la expresión de propuestas y postulados ciudadanos, el cual quedará establecido en cuatro ejes temáticos: Conocimiento, Diversidad Cultural, Paz y Sustentabilidad; además por medio de éstos, el Fórum tiene el empeño de acercarnos, entendernos, valorar nuestras diferencias y conocer el mundo.
Los ejes conformarán tres programas de contenidos: Diálogos, Exposiciones y Expresiones Culturales. A través de éstos, el Fórum Monterrey 2007 procura cimentar sus posibilidades de participación ciudadana y su compromiso con la generación de una sociedad global sustentable.
El Fórum Universal de las Culturas Monterrey 2007 convoca a la acción y cooperación, exhortando mundialmente a todos los que deseen participar y adquirir nuevas perspectivas y apreciar la diversidad de la riqueza cultural gracias al diálogo intercultural. El Fórum desea contribuir logrando el desarrollo justo y sustentable de la humanidad.

A mí me da igual si Nati se está gastando el dinero en barquitos o no. Me da lo mismo si el narcotráfico sigue dando mala imagen a la ciudad. Bueno, no me da lo mismo, pero no me estresa al grado de querer cerrar los ojos a un escenario de inestabilidad política. A mí lo que sí me da tristeza es la hipocresía de la cual hacen gala todos y cada uno de los involucrados ahí. Me da la impresión de que las culturas para ellos son más un show que una realidad con la cual deben aprender a vivir. Me parece buena idea que se haga, más no creo que los que aquí vivimos (me incluyo) tengamos abierta la mente para no sentir cuestionada nuestra ideología.
Y es eso. La casera de mi amigo se sintió cuestionada en su ideología y ni siquiera tuvo el valor de decir "te corro por gay y soy una homofóbica culera", sino que se la sacó más por la vía de "llegas muy tarde y haces mucho ruido", a una semana de haber firmado el contrato y sospechosamente después de que un amigo se quedó a dormir con él.

¿Qué vas a decir para cambiar el mundo? preguntan en la página. Qué responsabilidad tan fuerte.
Me fui y cuando volví...

El domingo por la mañana, ya casi pasando el mediodía, me fui al periódico (trabajo los domingos). Me fui dejando dos bebés. A los quince minutos recibí un mensaje de Ana: ¿Adivina quién tiene un diente? Yo pensé que Santiago, no sé por qué, parecía que era el más adelantado en eso. Sin embargo mi sorpresa fue grande cuando me sacó de mi error: Diego era el portador de un piquito blanco asomando por la encía.

Llegué tarde a casa, ya casi a la medianoche. Diego dormía en la sala de la abuela, luego de haberse metido debajo de un mueble que sirve de cama para los perros. Tenía el pie lleno de mugre. Santiago estaba sentado, de frente a la puerta. Me vio y aplaudió, me pidió que lo cargara y estaba feliz de la vida en mis brazos. Lo llevé a nuestro lado de la casa y lo dejé acostado en la cama. Se enojó, él no quería estar así. Entonces con una flexibilidad propia de él, se incorporó; no fue accidente, se sienta si quiere y se acuesta si así lo desea.

Me conmoví, miré a Ana y le dije: Dejé un bebé y me recibió un niño.

Corrección: Dejé dos bebés y me recibieron dos niños.

5 comentarios:

MrH dijo...

"Dejé dos bebés y me recibieron dos niños." ...ingrata!!!! me has dejado con el ojito Remy!!!!

besos para los niñotes y sus felices mamás

Tío Ricky dijo...

Es increible que en esta época siga habiendo ese tipo de reacciones hacia los homosexuales. Eso demuestra no sólo una falta de cultura, educación y respeto; sino una falta de identidad propia. Qué se puede inferir de este tipo de actitudes, sino que el miedo a aceptarse a uno mismo es tan grande que nos da miedo a aceptar a los demás.

Sigan escribiendo; poco a poco iremos lograremos provocar un cambio.

abogada dijo...

Que rapido han crecido sus bebes, me acuerdo perfecto cuando lei que habian nacido, tu frase me encanto "Deje dos bebes y me recibieron dos niños".
Tengo meses leyendo su blog y me encanta, sus bebes son hermosos.

Daniela dijo...

Pinche Crix!!
Si eres cursi, y lo peor es que yo también, se me salieron las de cocodrilo con tu post.
Sauldos

Ivan dijo...

yo soy el triste wey, que vivio la intolerancia, ya mande hacer la manta que pondre este 15 que me salga a todo lo largo, la calle es calderon de la barca 2765 en contry la silla. "SOY LA MUJER MAS INTOLERANTE" SI MI NIETO PROXIMO A NACER SALIO GAY MUERO.
jajajaja